Candidatos Delgado y Zárrate denuncian delitos electorales de otros aspirantes a la Alcaldía

Hélmer parra - el nuevo día
Según dijeron, en esta campaña se están entregando mercados, comprando votos y presionando a contratistas, sin que las autoridades actúen.

En rueda de prensa, los candidatos a la Alcaldía Camilo Delgado, del partido Liberal, y Hugo Zárrate, de la Convergencia Alternativa, exhortaron a los organismos de control para que investiguen a aspirantes que presuntamente están entregando mercados, compran votos y presionan a contratistas de las administraciones Municipal y Departamental.

En un enérgico llamado, Zárrate llamó la atención de la Fiscalía para que revise casos como el de Rubén Darío Correa, candidato del partido Alianza Democrática Afrocolombiana, a quien acusó de estar entregando mercados a personas humildes.

“Cómo así que un candidato va a los barrios y se le amontona un poco de gente, porque va a rifar 50 mercados. ¿Eso no es compra de votos? ¿Eso no es inducción al elector? ¿Eso no es una mercancía? Y además abusando de la dignidad de los humildes. ¿Acaso a ellos se les resuelve su problema de educación o salud con una libra de manteca?”, cuestionó Zárrate.

El aspirante también dijo que está investigando el origen de los recursos de un candidato que está entregando hasta tres millones de pesos a líderes de barrios para que impulsen sus campañas.

Delgado y Zárrate reafirmaron que continuarán en sus aspiraciones. Y al ser consultados sobre una alianza entre ellos, dijeron ser partidarios de un acuerdo que derrote a las campañas “politiqueras y corruptas”.

Presión a contratistas

En el mismo tono, los aspirantes aseguraron que contratistas de las administraciones Municipal y Departamental están siendo presionados para que acudan a reuniones de carácter político y promuevan las candidaturas de los ‘herederos’ de los actuales mandatarios.

Como se sabe, los ingenieros José Alberto Girón, de los partidos Mais y Aico, y Andrés Fabián Hurtado, del partido Conservador, son vistos como las ‘fichas’ del alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo y el gobernador Óscar Barreto, respectivamente.

“No permitiremos que la ciudadanía siga atemorizada y obligada a guardar silencio por cuenta de la forma cómo se ha manipulado y se ha utilizado sus necesidades para incidir en la intención (...), la ciudad no puede volver a ser oprimida y capturada por esas maquinarias que empleando toda la gasolina y el aceite del Estado están buscando inclinar la balanza de manera descarada”, dijo Delgado.

Por su parte, Zárrate mencionó: “Un gobernador o un alcalde escogen en cuerpo ajeno la continuación de su poder y le entregan a ese candidato contratistas, dinero, empleados, funcionarios, es decir capturan el patrimonio público a favor de otras candidaturas que no representan a la ciudadanía, sino que quieren perpetuar un modelo clientelista politiquero y corrupto”.

EL NUEVO DÍA

Comentarios