Gobierno y contratista se enfrentan por incumplimiento en megacolegios

ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
La firma portuguesa Mota-Engil responsabilizó al Fondo de Financiamiento de la Infraestructura Educativa, adscrito al Ministerio de Educación, por el retraso en la construcción de colegios.

La multinacional portuguesa Mota-Engil expresó que ellos no abandonaron los proyectos, como se ha venido asegurando desde el Gobierno nacional, sino que fue el Fondo de Financiamiento de la Infraestructura Educativa (Ffie), adscrito al Ministerio de Educación, el responsable por la interrupción del contrato.

“Se ha dicho que hemos abandonado las obras, eso no es cierto, eso es falso. Mota Engil no fue quien abandonó las obras de infraestructura educativa, quien las abandonó fue el Ffie, ya que sobre ellos recaen las siguientes circunstancias: 56 incumplimientos graves en las órdenes de inicio de la construcción de los colegios que a hoy no se recibieron, otras 56 obras donde las interventorías del Ffie no contaron con el personal mínimo necesario, retrasando toda la ejecución”.

Pero el Gobierno nacional respondió a la afirmación de la compañía, asegurando que el Ffie “no ha abandonado las obras, debido a que no es el ejecutor de estas, por el contrario, hace seguimiento permanente a los proyectos, razón por la cual alertó sobre esta grave situación”.

Así mismo, Mota Engil que recibió el contrato para el desarrollo de 248 obras de infraestructura educativa en zonas rurales de departamentos como Caldas y Chocó, aseveró que el Ffie canceló de manera unilateral más de 60 obras que se encontraban en “cerca del 80% de su ejecución, obligándonos así a frenar la finalización de las obras”.

Frente a esto, Mineducación resaltó que le fueron encomendados 248 acuerdos de obra pertenecientes a tres contratos Marco de Obra para la ejecución de proyectos de infraestructura educativa desde su fase de diseño y ejecución de obra en 18 de los 32 departamentos del país.

“Lo anterior equivale al 45% de la totalidad de los proyectos en ejecución. De estos, 118 se encuentran en etapa de diseño, 113 en etapa de obra y 17 terminados. En el marco de los citados procesos se publicaron los Términos de Condiciones Contractuales, en donde se establecían las reglas a las cuales se obligarían los proponentes al momento de suscribir los correspondientes contratos”, señaló el Gobierno.

 

Terminación

El Ministerio dijo que la terminación anticipada por incumplimiento se encuentra establecida en los contratos suscritos por las partes. En virtud de lo anterior, se ha garantizado el debido proceso en cada uno de los procedimientos adelantados a la fecha, sustentados en los informes de las interventorías. “Con relación a la supuesta indebida aplicación de los Acuerdos de Niveles de Servicio, el Ffie ha dado estricto cumplimiento a lo pactado por las partes en los contratos suscritos durante 2015-2016. En este sentido, cualquier dificultad económica del contratista es consecuencia de sus actuaciones durante la ejecución de los contratos”, afirmó el Ministerio de Educación.

La compañía también aseguró que “ha tomado la decisión de proponer un arreglo directo para no continuar con la construcción de los contratos marco que estábamos adelantando”, por lo que presentó una solución para llegar a un feliz término, “sin que hasta la fecha hayamos recibido respuesta alguna” de parte del Fondo de Financiamiento.

Pero, para el Gobierno, “no es cierta la afirmación del contratista, relacionada con la ausencia de disposición del Ffie para reunirse con el contratista, debido a que no solamente el Ffie ha estado dispuesto a ello, sino que adicionalmente se han tenido múltiples reuniones con este propósito que están debidamente soportadas”.

EL NUEVO DÍA

Comentarios