“Un gobierno no puede basarse en populismo”, Camilo Delgado

ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
Camilo Delgado, candidato Liberal a la Alcaldía, remarcó que su candidatura está lejos de las maquinarias y los engaños que emplean otras campañas.

El ambiente electoral en los últimos días ha estado plagado de denuncias que van y vienen. En medio de todo esto y faltando tan poco para las elecciones, ¿cuál es su principal mensaje a la ciudadanía?

Que para poder votar hay que tener cédula y memoria. Las denuncias y las advertencias que hemos hecho muestran una clara desventaja desde el punto de vista económico y político de esas candidaturas que están usando dineros del Estado o recursos que no han sido reportados. Son ríos de dinero que están circulando en efectivo por diferentes barrios y sectores, algo que afecta la transparencia y la legalidad de las elecciones.

Las medidas tardías tomadas por las autoridades son un avance, que podrán mitigar, pero no contrarrestar lo que se viene viviendo hace varios meses. Acá también hay que dejar un poco la doble moral: la Gobernación no puede seguir haciéndose los oídos sordos frente a hechos fehacientes de participación en política y la Alcaldía no puede seguir expectante, reclamándole a las autoridades judiciales y administrativas, cuando también tiene denuncias.

Ustedes han señalado a los candidatos Andrés Hurtado y Rubén Darío Correa, quienes son quienes han liderado las encuestas. ¿Qué lectura hace de eso?

Ha tenido resultado la forma como ellos han desarrollado el trabajo, haciéndole creer a la opinión pública que van a ser los adalides de la moral y la lucha contra la corrupción. Han logrado posicionar sus nombres, pero a través de engaños, mentiras, falsas propuestas y aprovechando sus condiciones particulares como exservidores públicos o periodistas para manipular la opinión pública.

Pero hoy la responsabilidad de lo que vaya a pasar el domingo es del ciudadano. La corrupción no se da, sino hay una persona que se preste para hacerlo. Si como ciudadano recibo la plata o el mercado, y voto con base en ese regalo, soy corrupto. Pero si me tomo el trabajo de leer las propuestas de los candidatos, analizar sus hojas de vida y conocer su experiencia en lo público, pues voy a votar de manera limpia, transparente e informada.

Las encuestas han mostrado un crecimiento de su candidatura. ¿Estas mediciones son un elemento de análisis o lo tienen sin cuidado?

Decir que me tiene sin cuidado es negar una realidad. Las encuestas son la foto del momento, pero finalmente nos muestra una tendencia que, repito, nos preocupa por el posicionamiento de una manera poco clara de otras candidaturas. Pero también nos ha generado un amplio entusiasmo, alegría y optimismo ver cómo venimos de menos a más y hemos logrado llamar la atención de muchos que están indecisos, inconformes o no se sienten identificados en lo que representan otros candidatos como personas y sus propuestas.

Entonces ve una oportunidad de conquistar a esos ciudadanos indecisos...

Hoy la elección del Alcalde, pese a las encuestas, no está para nadie. Hoy es más el voto indeciso o en blanco que el que está orientado a X o Y candidatura, algo que abre una oportunidad muy grande a las tercerías. Luego del maremoto político que ocurrió luego de la renuncia reprochable de José Barreto, hemos logrado unir muchos de esos sectores que no se sienten identificados con quien fue el principal promotor de este engaño a la ciudad.

También hemos unido a quienes han entendido que un gobierno no puede basarse simplemente en el populismo o en el poder de un micrófono para consolidarse como el candidato más popular. Podemos mejorar el rumbo de la ciudad si entendemos que a esto hay que involucrarle mucho más que maquinaria política, recursos económicos o promesas irrealizables. Hay que aportarle contenido.

¿Cuál es el principal problema de Ibagué en el que se piensa concentrar?

El tema más importante es la generación de oportunidades a través de la implementación de una estrategia que nos permita aumentar el empleo, haciendo un proceso de dosificación y reducción de las tarifas que hoy son unas de las más altas que se cobran en Colombia, apostándole a incentivos para que los empresarios y los emprendedores crezcan, pero también brindándole estímulos a las empresas que están buscando invertir.

Esta política tributaria va a estar orientada con el turismo, la agroindustria, las operaciones logísticas y la industria creativa. Ibagué tiene que modernizar su aparato productivo local si quiere realmente generar oportunidades. Ese es el eje central y gravitacional de esta propuesta. La competitividad va a ser nuestro derrotero.

En materia ambiental, ¿qué opina del desarrollo de proyectos mineros en Ibagué?

La sostenibilidad, que es otro de los pilares de nuestra propuesta, está orientado a la protección de la vida y los recursos naturales. Hoy existe una amenaza de un licenciamiento de exploración de petróleos en la meseta de Ibagué. La sostenibilidad parte de un reconocimiento que representa para un alcalde la protección de sus activos ambientales y la forma cómo vamos a avanzar en la construcción de una Ibagué que esperamos para 2023 sea una ciudad verde a través de acciones que esperamos emprender en la defensa de la soberanía territorial, el ambiente, la protección y recuperación de las cuencas, y del fortalecimiento de la vocación agrícola.

Además de terminar la infraestructura educativa de la ciudad, ¿cuál será su apuesta por la educación?

Culminar todas las instituciones educativas es un reto que nos deja esta Administración para implementar la Jornada Única. Al politiquero le conviene más tener al pueblo ignorante y mantenerlo cautivo con regalos, fiestas, papayeras y promesas de trabajo, pero nosotros nos concentraremos en una educación de calidad, pertinente y de cobertura. Este va a ser un gobierno que le apuesta al mejoramiento de la educación, trabajando de la mano entre la academia, el Municipio y los sectores productivos para definir los programas académicos que están demandando Ibagué y el Tolima, permitiendo la inclusión laboral de aquellas personas que se están formando.

 

El más joven de los candidatos

Usted el rostro más joven que va a aparecer en el tarjetón. ¿Qué decirle a las personas que asocian juventud con inexperiencia?

 Ese es el sofisma que han usado otras candidaturas para plantear acuerdos o alianzas políticas basadas en edad. Que como tengo mucho futuro por ser el más joven tengo que cederle el presente a quienes tengan más experiencia. Tengo igual o mucha más experiencia que varios de los otros candidatos.

Usted va a elegir a un buen alcalde, no a un buen periodista o un buen cuentacuentos. Va a elegir un alcalde que tenga experiencia en lo público, lo académico y que sabe articular muy bien esas dos cosas con los sectores productivos. He demostrado carácter, coherencia y contundencia al momento de ejercer las labores que me han sido encomendadas. 

EL NUEVO DÍA

Comentarios