Los desafíos del próximo Alcalde de Ibagué

ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
La renovación del alcantarillado, el Setp, sumado a la terminación de los escenarios deportivos y los colegios de la Jornada Única, son algunos de los principales desafíos que tendrá el nuevo Alcalde para con Ibagué.

El próximo Alcalde de los ibaguereños tendrá varias obras por culminar que actualmente se encuentran en ejecución, como son las 26 infraestructuras escolares de las cuales aún no se ha entregado ninguna, mas los escenarios deportivos pendientes, el plan maestro de alcantarillado y la implementación el Sistema Estratégico de Transporte Público (Setp).

Tanto la terminación de los escenarios deportivos como el Setp son proyectos para los que el Municipio necesita del aporte del Gobierno, mientras la terminación de las obras de la Jornada Única y el plan maestro de alcantarillado son construcciones las cuales el nuevo Alcalde deberá gestionar en su mandato.

 

Jornada única, obras por terminar

De acuerdo con el último balance entregado por la secretaria de Educación, Tatiana Aguilar, de las 26 infraestructuras educativas que se deben construir en el marco del convenio firmado entre el Ministerio de Educación y la Administración Municipal en 2016, donde Ibagué entró a ser parte del Fondo de Financiación de la Infraestructura Educativa (Ffie), solo 11 instituciones se encuentran en ejecución. De las 15 restantes dos estarían en fase preliminar para iniciar tala de árboles y demolición, y los otros 13 están en trámites de curadurías.

Pero el dolor de cabeza para la Administración y lo que ha representado el retraso en las obras es que los contratistas Unión Temporal MEN y Mota Engil no mostraron avances en 13 obras, lo que significó que se hayan cancelado estos contratos y reasignado el mismo número de colegios por parte del Ffie a otros empresas.

A la fecha se han invertido $196 mil millones entre el Ffie y el Municipio.

En este sentido, el reto del nuevo Alcalde es dar celeridad, supervisar y cumplir con la terminación de estas obras que comprenden 913 aulas, 26 colegios, de los cuales solo se entregaría uno en 2019.

 

Escenarios deportivos, un convenio

Desde abril del presente año se ha venido anunciando a la opinión pública la firma del convenio entre la Alcaldía y el Ministerio del Deporte para culminar los escenarios deportivos entre los cuales están: complejo acuático, coliseo menor, coliseo mayor, tejódromo y raquetas.

Pero por un lado el gobierno Municipal dice que es el Mindeporte el que ha puesto trabas a la firma, mientras la dependencia nacional informó en agosto que los diseños presentados por el Municipio no estaban listos.

En la última reunión entre la Alcaldía, la Gobernación del Tolima, y los Ministerios de Deporte y Hacienda, se ratificó el compromiso del Gobierno Nacional de invertir $45 mil millones para el convenio de $90 mil millones que se anunció en abril.

Pese a que la evaluación y viabilización de las obras pendientes a través del Ministerio del Deporte se pretendía estuviera lista el 7 de octubre para posterior firma, aún no hay acuerdo ni una fecha para llevarse a cabo el trámite.

Entre tanto, de no darse la firma este año, la gestión de la nueva Administración iría en dirección de buscar la firma de este convenio en 2020, porque la única solución que le quedaría al Municipio sería tramitar un empréstito.

 

El Setp, ¿habrá o no recursos?

La construcción del acueducto complementario ha estado siempre en discusión, debido a que la obra no se entregó en diciembre de 2018 como estaba previsto, asimismo, el contrato ha tenido tres prórrogas. Según el Ibal los retrasos se dieron por las lluvias, deslizamientos y plantones de la comunidad.

De acuerdo con la última información entregada por el Ibal la fase II del acueducto tendría un avance del 88%. En este sentido, es un hecho que el próximo mandatario recibirá un acueducto en construcción el cual entregará el suministro de agua a los habitantes del sur, así, la terminación de la obra y el funcionamiento de la misma será una de la principales competencias del alcalde electo.

Otra de las necesidades que tiene el Municipio es tratar sus aguas residuales, para lo que se necesita una consultoría para la elaboración y actualización del plan maestro de alcantarillado sanitario, proceso que revelaría el plan de obras e inversiones.

Según el Edat las dificultades con las que cuenta el Municipio en la operación de la red de alcantarillado se deben a la existencia de tubería obsoleta y en mal estado, por lo que la construcción de redes del sistema en colectores principales serían una prioridad para Ibagué.

 

Acueducto complementario y red de

alcantarillado

El Sistema Estratégico de Transporte Público de Ibagué (Setp), es el otro proyecto que está en ‘veremos’, debido a que el Gobierno Nacional aún no ha aprobado el Confis y Conpes; este último comprometería a la Nación a destinar un aporte del 70% de los recursos para la realización del proyecto. Implementar el Setp cuesta $430 mil millones, así, $300.000 millones correrían por cuenta del Gobierno, mientras que el Municipio aportaría el 30% restante, es decir, $130.000 millones.

Aunque el proyecto cuenta con Plan Maestro de Movilidad y Espacio Público, más el Estudio Técnico, Legal y Financiero, y diseños, el Ministerio de Hacienda aún no ha firmado el Confis ante la solicitud del Ministerio de Transporte.

Cabe destacar que en su visita a la ciudad el mes pasado el presidente de la República, Iván Duque, afirmó que su gabinete tenía la intención de avanzar en el Setp de Ibagué.

Aún así, la implementación del sistema sigue siendo una incertidumbre, de esta manera, si los recursos se logran en esta Administración, el próximo mandatario tendrá la obligación de ejecutarlos. Si los recursos no quedan comprometidos, el próximo Alcalde tendrá que evaluar si realiza nuevos estudios, continúa solicitando financiación del Gobierno o apuesta a otro sistema de transporte.

 

Desempleo

Aunque la tasa de desempleo de Ibagué en los últimos meses se ha reducido y la capital descendió al puesto siete en el ranking de ciudades con más desocupados, respecto al año anterior la tasa aún registra un aumento del 1%.

Además la urbe supera el promedio nacional por 3,4 puntos porcentuales.

Este es uno de los temas que cada cuatro años se discute porque históricamente la ciudad ha ocupado los primeros puestos en desempleo, y el panorama actual no ha cambiado respecto a ese historial.

Es así que la generación de nuevos empleos, combatir la informalidad y fomentar un mejor clima para los negocios, es uno de los principales retos que tendrá la Alcaldía los próximos cuatro años.

Igualmente, la tasa de desempleo juvenil al cierre de junio era de 24,9%, es decir, la inclusión laboral de los jóvenes es aún más reducida. De esta manera, las acciones del próximo gobierno deberán estar orientadas a suplir unas necesidades de empleo en todas sus dimensiones.

EL NUEVO DÍA

Comentarios