Denuncian presuntas irregularidades en elección de Personero de Icononzo

ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
Hace pocos días, la Procuraduría General de la Nación anunció que interpondría tutelas para frenar 122 procesos de selección de personeros en el país, por falta de idoneidad y experiencia de los contratistas seleccionados, entre los cuales estaban las empresas Fedecal, Fenacon, Olted y Creamos Talento.

De los 122, nueve casos correspondían al Tolima. Pero todo indica que en el departamento hay más concursos con inconsistencias. Uno de ellos es el de Icononzo, donde están involucradas dos de las empresas mencionadas y el proceso parece haber estado plagado de irregularidades desde el principio.

Para la selección del nuevo personero, el Concejo suscribió el 21 de junio del año pasado un convenio con la Federación Colombiana de Autoridades Locales (Fedecal) y Creamos Talento, con el objetivo de que hicieran acompañamiento, asesoría y apoyo en este proceso.

El pasado 10 de enero, los nuevos cabildantes aprobaron por unanimidad suspender temporalmente el concurso en razón a un oficio de la Procuraduría en el que ponía de presente tres inconsistencias. La primera es que las empresas contratadas no son idóneas para adelantar ese tipo de convocatorias porque no son universidades ni instituciones de educación superior con experiencia en la materia.

Lo segundo que señaló el Ministerio Público es que, contrario a la normatividad, Creamos Talento fue elegida pese a que está constituida bajo la figura de persona natural y dentro de sus actividades no figura nada relacionado con la selección de personal. Finalmente, la Procuraduría indicó que a estas dos empresas se le estaban trasladando funciones que son inherentes y exclusivas del Concejo.

Según el concejal liberal Andrés García, hay una cadena de irregularidades que se remontan al mismo momento en el que se firmó el convenio. El cabildante explicó que las obligaciones encomendadas a los dos contratistas no son específicas y en ningún lado se refiere que estén obligados a realizar las primeras etapas del concurso, es decir, la recepción de las hojas de vida, la revisión de los requisitos y la prueba de conocimiento.

Luego vinieron instancias judiciales. Por no haber presentado dentro de los términos establecidos el certificado de antecedentes disciplinarios especiales, Fernando Ramírez, actual personero de ese municipio, no fue incluido en la lista de elegibles, pero luego, de forma sorpresiva, apareció como uno de los seleccionados.

Esto llevó a que dos de las aspirantes, Shirley Ramírez y Marysabel Ortiz, interpusieran una tutela ante el Juzgado Promiscuo de Icononzo, que finalmente ordenó al Concejo excluir de la lista de admitidos a Fernando Ramírez por no haber cumplido un requisito exigido para la inscripción. La decisión, aunque fue apelada por el Concejo, fue ratificada por el Juzgado Promiscuo de Familia de Melgar.

De esta manera, Shirley Ramírez se convertía en la virtual ganadora del proceso. Sin embargo, en un hecho inesperado, ella renunció en octubre de 2019 a su aspiración de llegar a la Personería. Así pues, era necesario iniciar un nuevo proceso.

 

“La tapa”

 García dijo que la pasada Presidencia del Concejo, en vez de hacer una nueva convocatoria, suscribió un documento modificatorio que amplió de 45 a 150 días el convenio que se firmó con Fedecal y Creamos Talento. Es decir, se prorrogó un acuerdo administrativo que ya había expirado y solo restaba liquidarlo; por lo tanto, no tendrían efecto las actividades que se realizaran.

Aún así, pese a que el convenio estaba viciado, las dos empresas llevaron a cabo un nuevo proceso y, de forma coincidencial, el personero Ramírez quedó de primero en la lista de elegibles.

Como si fuera poco, dice García, la mesa directiva del Concejo expidió una resolución que reglamenta la aplicación de la entrevista y la ponderación del concurso faltando apenas un día para que terminara 2019. Según explica el cabildante, las modificaciones no se ajustaban a la forma de calificación para este tipo de proceso y, en cualquier caso, eso tenía que haberse establecido al principio del convenio.

EL NUEVO DÍA

Comentarios