Concejal de Espinal con limitación auditiva pide garantías

ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
La exreina Daniela Olivar, actual concejal de Cambio Radical, pide que las sesiones del cabildo se desarrollen hasta tanto se garantice el acompañamiento de un intérprete de señas que le permita comunicarse. Hay reclamos por la posible vulneración a sus derechos.

En 2016, la espinaluna Daniela Andrea Olivar Vallejo marcó historia al convertirse en la primera tolimense con limitaciones auditivas en ganar el Reinado Departamental del Folclor, dejando así un potente mensaje de superación en los colombianos.

Un año después, el mismo carisma y talento que demostró en la concha acústica Garzón y Collazos de Ibagué, le permitieron ser una de las finalistas del Reinado Nacional del Bambuco de Neiva, en representación del Tolima.

Acostumbrada a superar los retos que se propone, en 2019 pasó del folclor a la arena política al lanzarse al Concejo de Espinal con el aval de Cambio Radical. No solo salió elegida sino que obtuvo la mayor votación de toda la corporación: 1.543 apoyos.

El martes pasado, aunque los concejales fueron advertidos de que la intérprete personal de Daniela Olivar renunció y no tendría recursos para comunicarse, la mayoría de los cabildantes no aceptó la propuesta de aplazar la jornada de trabajo y prefirió seguir adelante con la sesión.

Para el concejal Iván Rojas, compañero de bancada de Olivar, se trata de una clara vulneración a las personas con discapacidad auditiva, pues no fue atendida su proposición de aplazar el debate hasta tanto se contara con un profesional idóneo ni se aseguraron los recursos para que se pudiera comunicar en igualdad de condiciones.

“A través de video llamada intentaron buscar un intérprete, pero la comunicación no fue fácil. Se vislumbra la falta de solidaridad por una compañera que tiene voz y voto en el Concejo y que representa una comunidad muy importante. Más que vulnerarle el derecho a ella, están quebrantando el derecho de muchos ciudadanos que no tienen las mismas capacidades que nosotros”, indicó.

De acuerdo con Rojas, algunos de sus compañeros se negaron a aplazar la sesión porque se hacía necesario avanzar en el trámite de iniciativas. “Ellos alegaron que no podíamos generar trabas a la aprobación de los proyectos. Quiero ser claro: aquí no estoy en contra de la Alcaldía, estoy en contra de la discriminación y la desigualdad”, afirmó.

Por otro lado, el cabildante aseguró que las corporaciones públicas están obligadas a contratar un intérprete de lengua de señas a fin de que no se le niegue ni restrinja la posibilidad de ejercer su actividad a uno de sus integrantes. Acotó que la normatividad es expresa en señalar que cualquier discriminación de una persona sorda será sancionada.

Rojas reconoció que el presidente del Concejo, Camilo Duque, había adelantado un acuerdo con la intérprete personal de Olivar, pero su renuncia fue repentina.

“El presidente manifestó que no era fácil conseguir un intérprete de la noche a la mañana y sabemos que está en la tarea de encontrar a alguien, pero queremos que nuestra compañera tenga igualdad de condiciones hasta tanto o buscaremos un mecanismo para que no se inicien las sesiones”, agregó Rojas al ser consultado.

EL NUEVO DÍA

Comentarios