‘Haremos una oposición constructiva a Hurtado’

ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
El concejal liberal Javier Mora dijo que su oposición al gobierno del conservador Andrés Hurtado no será un palo en la rueda, sino un ejercicio de control riguroso en bien de la ciudadanía. A su juicio, en poco tiempo ya hay aspectos en la Alcaldía que merecen ajustes.

En el periodo anterior, la bancada del partido Liberal era una de las más significativas, pero luego de las pasadas elecciones su representación pasó a una sola curul en cabeza suya. Teniendo en cuenta este antecedente y habiéndose declarado en oposición, ¿cree que le asiste una mayor responsabilidad política?

Creemos que en un gobierno como el que se está planteando por parte de Andrés Hurtado, el partido Liberal debe protagonizar una oposición constructiva, propositiva y que de verdad oriente las acciones de la administración a satisfacer las necesidades más urgentes de la ciudadanía. Vamos a actuar con toda la responsabilidad, estudiando los temas con juicio y evidenciando lo que esté mal para que la Administración pueda corregirlo y podamos obtener excelentes resultados en bienestar de los ibaguereños.

Para algunos, puede ser una oposición caprichosa...

Nosotros estamos opuestos a lo que plantea el gobierno de Hurtado, no porque sea conservador o no pertenezca a nuestra tendencia política, sino porque la manera de administrar los recursos públicos por parte de esa casa política ha sido cuestionada gravemente, tienen varias investigaciones y hemos evidenciando problemas en el arranque del Gobierno. De ninguna manera nuestra oposición va a ser un palo en la rueda para el desarrollo de la ciudad. Queremos que al gobierno le vaya bien, pero que se cuiden los recursos públicos, haciéndolos eficientes e invirtiéndolos de manera adecuada.

¿A qué problema se refiere en este inicio del gobierno?

Con un mes en el poder, las ejecutorías para evaluar no son muchas, pero podríamos comenzar a analizar el gabinete, que cuenta con personas que de verdad han demostrado que no tienen las capacidades para desarrollar esas funciones. Y hay casos como el del secretario (Javier) Triana, que a pesar de ser de Desarrollo Rural, parece que fuera el Secretario General. Un funcionario que no está dado a concertar y se le nota muy soberbio. No creo que eso le beneficie mucho a la Administración. Por otro lado, en campaña presentaron un plan de gobierno muy general  en el que no se comprometieron a nada y no aparecen compromisos específicos. Estamos estudiando en detalle ese plan para cotejarlo con el proyecto del plan de desarrollo, y ver cómo se va a materializar. 


¿Cuáles son las iniciativas del gobierno de Guillermo Alfonso Jaramillo a las que se les debe dar continuidad?

Hay unos retos de ciudad importantísimos en los que el gobierno de Guillermo Alfonso venía avanzando como el Acueducto Complementario, los escenarios deportivos, la implementación de la Jornada Única, la recuperación del espacio público para brindar nuevas zonas de recreación y deporte, la oferta en salud y la creación de infraestructura para biciusuarios. Son temas que vienen andando y no pueden quedar tirados. El alcalde tiene la responsabilidad de sacarlos adelante porque no van en beneficio de Guillermo Alfonso o sus funcionarios del momento, sino van en beneficio de los ciudadanos. 

En lo que se sabe hasta ahora, ¿cree que hay falencias en la agenda que propone la Alcaldía?

Me preocupan muchas cosas por lo general y ambiguo. Vamos a estar desde el Concejo muy pendientes en la adaptación al cambio climático, la defensa de los derechos de los animales y la correcta inversión de los recursos públicos. Pienso que todas las secretarías deben tener una línea transversal con lo rural, sector que recibió una inversión importantísima en el gobierno pasado y en el que Andrés Fabián no puede quedarse corto.


Cambiando de tema, ¿está de acuerdo con la idea de cambio de dirigencia liberal de la que viene hablando el excandidato a la Alcaldía Camilo Delgado?

Estoy de acuerdo con Camilo. Dentro del partido hemos estado intentando ganar espacios y adeptos que contribuyan a nuestra causa política y poder, de verdad, generar una opción de poder. Los liderazgos no se imponen sino que se ganan. Eso es cíclico. Muchas veces hemos tenido todos los poderes y ahora el ‘barretismo’, gracias a prácticas ‘non sanctas’, captan los espacios de representación. Vamos a estar juiciosos trabajando para promulgar las ideas del partido y que podamos ser opción de poder. 

Como usted lo dice, por varias épocas el partido Liberal ostentó el poder que hoy tienen los conservadores. ¿Ese viraje no se deberá, en parte, a los desaciertos de los mismos liberales?

Se trata de algo cíclico. Nos preocupa que manejen el poder de manera inadecuada y utilicen los recursos públicos para su beneficio personal y no el interés colectivo. Por nuestra parte, queremos ir renovando los liderazgos en el partido y abanderar las ideas liberales para que la gente nos siga. Un ejemplo de ello fue la candidatura de Camilo, una persona renovadora y con nuevas ideas que interpretó lo que de verdad necesitaba la ciudadanía. 

EL NUEVO DÍA

Comentarios