“No van a amilanar a Fecode, seguiremos luchando”, Carlos Rivas

SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
Luego del reciente atentado con disparos en zona rural de Guamo, el expresidente y ejecutivo de la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación exhortó al Gobierno nacional a brindar garantías de seguridad y ejercicio de la protesta.
PUBLICIDAD

¿A quiénes atribuye el atentado en su contra?

Este es un ataque sistemático de las Águilas Negras, que a través de panfletos ha declarado como objetivo militar a Fecode, porque, según manifiestan, somos comunistas, apoyamos a la guerrilla y financiamos todos los eventos del paro, cuando solo hacemos parte de la lucha social por la defensa de la vida, la paz y la democracia.

Particularmente he sido objeto de señalamientos por parte de las Águilas Negras, al tiempo que los asesinatos de líderes sociales y políticos en este país ya son de casi de uno por semana. Nos quieren amordazar y negarnos el derecho legítimo a la protesta, el paro y la huelga.

Aunque las muertes y amenazas a líderes ya se cuentan por cientos, no paran. En su caso, ¿cuál ha sido la respuesta del Gobierno y las autoridades?

El Gobierno, que es de corte fascista, no escucha a la gente. No ha cumplido los acuerdos de paz, tampoco está cumpliendo los acuerdos suscritos con Fecode en mayo del año pasado y hoy existen 104 puntos planteados por el paro, que no han querido discutir. Al Gobierno nacional no le interesa asistir la voluntad popular ni desarrollar una conversación clara con quienes hoy asumimos la defensa de la vida, la paz y la democracia.

En cuanto a las respuestas de las autoridades, uno tiene que ser muy sensato y serio. De verdad, los coroneles de la Policía y el Ejército actuaron de manera rápida y diligente. La Fiscalía y el CTI ha estado encima del proceso y esperamos que se pueda esclarecer y encontrar a los responsables de estos hechos. Le estamos pidiendo al presidente que nos agende una cita y nos proteja la vida.

Ahora que se viven nuevos fenómenos de violencia, hay quienes desestiman la existencia de las Águilas Negras. ¿Qué piensa al respecto?

He leído a muchos columnistas, importantes como (Ramiro) Bejarano, que indican que son miembros retirados y activos de la fuerza militar. Tenemos un respeto por las fuerzas militares, pero también hay que depurar. Aquí no se puede decir que no se sabe quién es quién. Si no existen, ¿por qué asesinan dirigentes sindicales y sociales? Si no existen, entonces no deberían existir las amenazas y los muertos. Diría que hay una cortina de humo que el Gobierno no quiere correr; se sentiría un poco lastimado el estado social de derecho.

¿Se siente amilanado?

Fuimos objeto de varios disparos de los cuales tres impactaron de manera contundente en el carro. Son tiros de carácter mortal. Creo que el coronel de la Policía tiene una confusión porque sí creemos que es un atentado que se ajusta a la sistematicidad que se viene dando y no un atraco.

Ni a mí ni a los ejecutivos de Fecode nos van a amilanar. Soy sujeto social y, como tal, un sujeto político que voy a seguir luchando por una mejor Colombia, por la defensa de la educación pública, por la dignificación de la protesta social y porque en este país se respete el derecho a disentir y confrontar las políticas del Estado sin que sigan asesinando.

¿Cuántos maestros amenazados y asesinados hay?

Son 1.200 maestros asesinados desde hace 25 años. El año pasado fueron 27 y en este llevamos cinco compañeros. Y entre el año pasado y este van alrededor de 750 amenazados. Hay una ausencia del Estado en la protección de sus vidas, siendo la situación más grave la de los compañeros de El Catatumbo, a quienes no les permiten la movilidad por sus sitios de trabajo y están presos de la guerra.

Por este panorama, acaban de convocar paro nacional de 48 horas...

Así es. El Comité Ejecutivo de Fecode convoca a un paro nacional el 20 y 21 de febrero, por la vida, la paz y la democracia. Aquí quieren impedir el uso legítimo de los mecanismos de participación ciudadana y acallar la protesta social, el primer derecho de los ciudadanos que se debe proteger, pero seguiremos en la lucha por este y otros temas.

No puede ser que en Colombia millones todavía no cuenten con agua potable, haya semejante índice de desempleo, el salario mínimo no satisface las necesidades, la educación se esté convirtiendo en un privilegio, la salud es un negocio y ahora los ciudadanos no podamos decirle al Estado cuáles son nuestras inconformidades.

¿Qué tanto aliento y proyección cree que tendrá la movilización social este año?

Va a ser un año movido si el Estado no atiende a la gente. Esperamos que la respuesta no sea bélica, sino que haya una sana confrontación de las ideas y la posibilidad de buscar acuerdos para cumplirlos y no para mentirle a la gente. Hemos ido perdiendo la confianza legítima en este Gobierno y acá hay nuevas ciudadanías que reaccionan cuando no encuentran oportunidades para sus hijos y sus familiares. De modo que seguiremos con la lucha y el Gobierno tiene la obligación constitucional de sentarse a solucionar los problemas de los ciudadanos.

 

Autoridades toman medidas

El secretario del Interior del Tolima, Alexánder Tovar, aseguró que en consejo de seguridad se evaluó el atentado de Rivas y se activó una ruta de atención a su caso.

“La Gobernación tan pronto tuvo noticias en relación con esos hechos, de manera inmediata articuló con la fuerza pública las acciones y la reacción fue rápida. Articulamos todas las entidades que tenemos para garantizar la seguridad a todos los líderes sociales. (Rivas) Siente el respaldo de la Gobernación y de los organismos de seguridad”, aseguró el funcionario sobre el caso.

EL NUEVO DÍA

Comentarios