“Solucionaré los problemas de Ibagué que no fueron promesas de campaña”, Hurtado

Crédito: ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
A modo de balance, el alcalde Andrés Fabián Hurtado habló de los proyectos a los que le apostará durante su gobierno. Aseguró que aunque varios no fueron compromisos de campaña y están rodeados de irregularidades, tiene una responsabilidad en concluirlos.
PUBLICIDAD

Las opiniones entre la anterior y la actual administración sobre el Acueducto Complementario son distintas. ¿Cuál es realmente el estado del proyecto?

Este año se celebraban 25 años de la no terminación del Acueducto Complementario. Por cuenta de eso y otras promesas incumplidas, la gente ha perdido la confianza en lo público. Si fuera un hombre mezquino, como ocurrió con la anterior administración, podría dejar ese proyecto ahí para que siga como un ‘elefante blanco’, porque nunca estuvo dentro de mis compromisos. Pero tengo una responsabilidad como ibaguereño.

Tenemos el gran reto de terminar ese proyecto, que está desfinanciado en $63.000 millones, y al Ibal la endeudaron por $90.000 millones para avanzar en obras que están hoy inconclusas, mientras que las personas de las comunas 1, 2, 6, 7 y 13 siguen consumiendo agua con heces fecales.

¿Y entonces cuál es la salida financiera?

Tenemos un escenario financiero que ya trabajamos y presentamos a la Superintendencia de Servicios Públicos. Vamos a salvar el Ibal y vamos a hacer los esfuerzos financieros que nos toque hacer, pero hay que dejar claro que el Acueducto Complementario nada tiene que ver con el Ibal, que tiene una responsabilidad en su perímetro hidrosanitario, donde tiene 150.000 suscriptores.

En respuesta a un derecho de petición a uno de los sindicatos, la Superintedencia dijo que el Ibal no está en riesgo de intervención o liquidación. Usted insiste en que sí. ¿Por qué?

La Superintendencia dijo que la empresa estaba muy bien porque así se lo contaron siempre, pero acá hay que hablarle de frente a la ciudad. Por eso le pedí a la Superintendencia, como entidad responsable de velar por la salud financiera de las entidades y garantizar su prestación, que la revisara. En pocas semanas, se informará cuál es la realidad y las salidas para poder avanzar.

Endeudaron el Ibal, pero no dirigieron los recursos para culminar el Acueducto Complementario sino para burocratizar la empresa, que pasó de 200 funcionarios en 2015 a tener 500, más 145 contratos de trabajo a término fijo por dos años más.

Debo tomar una decisión muy pronto este año, porque si hay cesación de pagos a la empresa toca intervenirla o liquidarla. Entonces, o le pago a la gente con toda la burocracia que me dejaron de $24.000 millones o le entrego agua potable a los ibaguereños. Pues voy a tomar el camino de potabilizar el agua. No puedo permitir que entre en crisis la ciudad.

Cambiando de tema, la infraestructura educativa de Ibagué ha sido un proyecto de gran inversión, pero ha tenido sucesivos problemas con los contratistas de los colegios. ¿Qué piensa hacer al respecto?

Hoy en día, 27 instituciones educativas de Jornada Única están desfinanciadas en $20.000 millones. Fue un esfuerzo grande que hizo el Departamento, la Nación y el Municipio que tampoco puedo dejar botados, aunque no fue un tema de campaña. Dije que no iba a hacer ni un solo colegio de Jornada Única, porque las finanzas de la Alcaldía no dan para demoler instituciones y seguir dejando nuestros niños al agua y el sol.

He visitado siete instituciones que están en veremos y nos tocó declarar el incumplimiento de las obras en el colegio ambiental Chapetón y el de El Totumo, porque, a pesar de que están muy cerca de entregarse, los contratistas los dejaron abandonados. Hay varios colegios que vamos a iniciar desde cero y otros requieren obras complementarias. Vamos a concentrar nuestros esfuerzos para poder terminar las instituciones.

Hurtado

Y, más allá de inversiones, ¿qué prevé hacer en formación?

Hay algo importante en lo que tenemos que trabajar: la deserción. En 2018, el 10% de los estudiantes abandonaron sus estudios y hubo 9.000 en repitencia. Para reducir esta cifra vamos a incentivar el arraigo, el sentido de pertenencia y el amor por su colegio, pero también vamos a explotar los nuevos talentos en el arte, la música, la pintura, la escultura o la programación, para motivarlos a que estén en clase.

Y, por supuesto, vamos a apoyar a los deportistas desde la etapa formativa hasta la competitiva. Con el Gobernador vamos a trabajar conjuntamente para empezar a motivar los muchachos de todas las instituciones a que salgan adelante.

También hace parte de esta estrategia la doble titulación en los dos últimos grados. Estamos trabajando desde ya en articulación con el Sena para trabajar de acuerdo con los talentos y el mercado laboral que tenemos en nuestra región. En el Inem, por ejemplo, vamos a hacer una modernización de los talleres con los que cuentan.

El tiempo corre y los ibaguereños siguen viendo obras de escenarios sin culminar. ¿Qué encontró en cuanto a la infraestructura deportiva?

Todos conocemos la realidad de los escenarios, pero no sabíamos una cosa: las obras de urbanismo del Parque Deportivo requieren $2.500 millones y las de la calle 42 necesitan $6.000 millones, porque los diseños que le entregaron al contratista están mal.

A parte de eso, requerimos varios miles de millones que debemos buscar para concluir las obras. Es la primera vez que la Alcaldía tiene déficit. Fue manejada con irresponsabilidad. He sido funcionario público 20 años y nunca había visto algo así.

Como secretario de Infraestructura del Tolima del Gobierno anterior me correspondieron las contrapartidas de los escenarios por $17.000 millones, que hacían parte de un convenio tripartita suscrito junto a Coldeportes y el Municipio. Puedo decir que todas las obras, cuando llegué, estaban vivas y tenían plazo de ejecución hasta junio de 2016, pero absolutamente todos los contratos los dejaron vencer.

Yo también podría dejar botadas las obras del Parque Deportivo y de la 42 con los dos contratistas actuales, pero si las dejo como están hoy en día, que requieren recursos para terminarse, ellos van a la cárcel por la irresponsabilidad que cometieron, pero estoy pensando en Ibagué y sus ciudadanos. Vine aquí a solucionar los problemas de la ciudad y que no fueron promesas de mi campaña.

Hay quienes dicen que usted está dejando de lado sus iniciativas propias...

Las promesas de mi campaña son de movilidad, de proyectos en grande. Muchos han salido a atacarme a decir ‘usted prometió esto y lo otro’. No importa, porque tengo la responsabilidad de salvar el Ibal, pero también de concluir proyectos que vienen reclamando ibaguereños por décadas. Vamos a hacer los esfuerzos necesarios y sacrificar lo que nos toca sacrificar.

Hoy ya tenemos un escenario financiero qué plantearle a la ciudad para poder apalancar esos proyectos, también con el apoyo del Gobernador, quien de manera generosa con los ibaguereños va a disponer de $21.000 millones para construir el complejo acuático del Parque Deportivo y de $11.000 millones para el Coliseo Menor. El Gobierno nacional ya hizo la inversión de más de $43.000 millones para el Coliseo Mayor.

Usted fue secretario de Infraestructura del Tolima y prometió nuevas vías. ¿Cuáles se harán?

Hace 27 años no se hace una gran avenida en Ibagué. Tenemos un retraso enorme. Desde noviembre estamos trabajando con todos los expertos en dos grandes vías. La primera es la avenida Trece, que tiene cinco fases y en este gobierno podríamos avanzar en las dos primeras fases, que van desde la calle 19 hasta la calle 60. Valen entre $200.000 millones a $300.000 millones con la compra de predios. Ya estamos haciendo la actualización de los avalúos comerciales y el Gobernador está avanzando a toda marcha en este proyecto.

Nosotros vamos a emprender la calle 103, que empieza donde termina la avenida Ambalá, en el antiguo Progral, hasta la avenida Mirolindo. Vamos a hacer las dos primeras fases, que nos dejaría conectados hasta la avenida del Aeropuerto. Pero también vamos a conectar la calle 93 con un puente hacia la Ciudadela Simón Bolívar primera etapa.

Hurtado

Buscará el apoyo de los gobiernos Nacional y Departamental, pero, en todo caso, ¿queda abierta la posibilidad de adquirir empréstitos?

El techo financiero al cual puede acceder la Alcaldía en un empréstito es de $105.000 millones, sin comprometer la salud financiera del Municipio. Ahora, a la ciudad se le ha prometido por años el Acueducto Complementario, las instituciones educativas, los escenarios deportivos, el Panóptico, las obras para la movilidad.

No estoy hablando de nada nuevo, pero es lo que siempre nos prometieron. Con los recursos que tengo puedo hacer el cable aéreo, pero la ciudad ni yo mismo me perdonaría dejar esos proyectos ahí. Es el punto de partida para que la ciudad vuelva, por lo menos, a confiar en la Administración.

¿Qué tan altas son las probabilidades que el Gobierno nacional cofinancie desde el primer momento la implementación del Sistema Estratégico de Transporte Público?

La administración saliente nunca nos mostró que desde junio de 2019 accedió a un escenario financiero con el Gobierno nacional en el que las inversiones de 2021 hasta 2023 las iba a hacer de manera exclusiva el Municipio por $133.000 millones, y la Nación hacía sus inversiones de 2024 hasta 2030 con alrededor de 50.000 millones anuales para completar 298.000 millones.

Es decir, el gobierno saliente se estaba comprometiendo en su totalidad con recursos que hoy en día no están. Le dije a la Ministra (Ángela María Orozco) que no podía ser esa fórmula, porque no se van a ver recursos del Gobierno nacional y los ibaguereños no vamos a tener qué agradecerle al presidente Iván Duque. Si lo vamos a hacer solos, pues nada tenemos que hacer acá.

¿Y cuál es la posición del ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla?

Al Ministro de Hacienda, en conjunto con la bancada de congresistas del Tolima, le planteamos seguir con la financiación del Setp en un 70% del Gobierno y 30% el Municipio, pero con inversiones de la Nación desde el primer año. Le dijimos al Ministro que lo hablara con el Presidente, porque nosotros no podemos hacer esto solos. El Ministro manifestó en la reunión que sí y confiamos en su palabra.

Una de las principales quejas de los ciudadanos tiene que ver con la movilidad. Al margen del Setp, ¿habrá alguna apuesta adicional?

Vamos a apostarle a un proyecto muy novedoso: el sistema de transporte masivo para Ibagué con tren elevado, una iniciativa que radicaron en la Alcaldía el ingeniero Pedro Niño y el arquitecto Jaime Fajardo. Es una Alianza Público Privada, pero toda la inversión viene del privado.

Son dos líneas elevadas, con 24 estaciones, que recorrerían la ciudad desde El Salado hasta el Centro. Los constructores son colombianos, pero los inversionistas son chinos. Ellos hablan de que se podría construir en un año y medio. Que arranquen con la fase factibilidad. Vale decir que este proyecto no reemplazaría el Setp, el cual integra los sistemas como metros, tranvías, cables aéreos.

En términos concretos, en materia de seguridad, ¿qué piensa ejecutar?

En esa materia, al tiempo que arrecíamos los operativos y las acciones con todas las autoridades, vamos a avanzar en la implementación de tecnologías con la ampliación de las cámaras de seguridad de la mano de nuestro Gobernador. Hoy el mundo es vigilado con cámaras mientras el pie de fuerza ha disminuido. En Londres, por ejemplo, con cada cámara se vigilan a 10 habitantes. En Ibagué, cada dispositivo vigila a 2600 personas.

Ya me reuní con el Embajador de Israel (Christian Cantor) y con la compañía Olimpia, que están trabajando de la mano del Gobierno nacional para hacer las ciudades inteligentes y seguras. Ibagué y Bucaramanga están en el piloto. Vamos a hacer esfuerzos enormes por la tecnología, la innovación y la ciencia en los proyectos de seguridad de la ciudad.

Hurtado

Ibagué continúa rezagada en competitividad, según el ranking Doing Business. Salir de la cola de ese escalafón fue una de sus propuestas. ¿Cómo lo va a hacer?

Antes de invertir, un constructor evalúa varios temas, pero lo primero es que la ciudad tenga una seguridad jurídica y que los permisos sean rápidos. Actualmente en Ibagué nos demoramos 565 días en hacer un trámite de construcción, mientras que en Manizales y Pereira se demoran 97 días. Por razones como esa, en el gobierno saliente perdimos 24.000 empleos en ese sector y estamos rezagados en competitividad.

Pero tenemos un gran potencial y ya los constructores me dijeron que si desde acá les ayudamos en esos aspectos, vienen a invertir en la ciudad. Ya estamos confluyendo las secretarías de Gobierno y Planeación, y las empresas de servicios públicos como el Ibal para que entreguen la disponibilidad de manera responsable y no de manera caprichosa. Así que espero que la construcción, como motor de la economía, pueda disparar la generación de oportunidades.

Finalmente, siempre se habla del potencial turístico de la ciudad, pero parece que nos quedamos cortos en eso. ¿Usted qué proyecta?

Ya nos reunimos con Procolombia y vamos a participar de ExpoDubai, una feria de seis meses, la más grande del mundo, para vender a Ibagué. Y avanzaremos con la agencia de promoción e inversión de Ibagué, que nos va a permitir atraer inversión extranjera y nacional.

 

Sobre la salud en Ibagué

Aunque muchos aún no lo conozcan, el sector rural representa la mayor parte de la jurisdicción de Ibagué. ¿Cuál será el apoyo al campo?

En Ibagué podemos sembrar lo que se nos antoje, porque tenemos todos los suelos. Sin embargo, nueve de cada diez habitantes del sector rural se están viniendo a la ciudad, porque ha faltado apoyo, tecnificación y asociatividad. Por eso estamos haciendo la especialización de los corregimientos, para que cada uno adquiera su vocación.

Por ejemplo, a Tapias lo vamos a especializar en la producción de gulupa, granadilla y uchuva, mientras que San Juan de la China y China Alta tiene una gran vocación por el café especial. Sin abrirnos a tantos productos, vamos a acompañar a nuestros campesinos desde la semilla hasta la producción. Todo esto debe ir acompañado de mejoramiento de vivienda, suministro de servicios, educación, salud y buenas vías.

Las quejas de salud siguen siendo muchas. ¿Qué acciones tomará para mejorar la atención?

Vamos a especializar las unidades de Salud de Ibagué. La Unidad del San Francisco se va a concentrar de manera exclusiva en el tema materno, la Unidad del sur la estamos especializando en todo el tema de salud mental, la del Jordán Octava Etapa en la atención del adulto mayor y la de El Salado en todo el tema de la niñez y discapacidad. Cada una concentrada y volviéndose fuerte.

Al tiempo, nuestros auditores médicos estarán encima de las EPS, vamos a fortalecer los 19 puestos de salud rural y, en materia de prevención, vamos a actuar a través del Modelo de Acción Integral Territorial (Maite), el cual reemplazó del Modelo de Atención Integral en Salud (Mias). También implementamos la estrategia ‘El especialista a tu alcance’ y el programa ‘Médico en casa’.

¿Cuál es su relación con la bancada tolimense en el Congreso?

Uno por uno, me reuní con los representantes a la Cámara. Les dije a ellos: ayúdenme a sacar adelante la ciudad. Acá no vine a protagonizar escenas de egos, que le hacen mucho daño a la ciudad. Quiero que en realidad nos unamos en sacar adelante a Ibagué.

Cortolima, la Gobernación, la Alcaldía, la Universidad del Tolima, todas las entidades públicas que están a cargo de la organización política que representamos tenemos un reto enorme para decir que a donde llegamos, lo hicimos para transformar. Por eso nos tenemos que rodear de los mejores y ser personas incansables.

 

Frase

"Yo no puedo ser mezquino. Si dejara los escenarios deportivos como están hoy en día, que requieren recursos para terminarse, ellos van a la cárcel por la irresponsabilidad que cometieron, pero estoy pensando en Ibagué y sus ciudadanos".

 

Frase

"Acá no vine a protagonizar escenas de egos, que le hacen mucho daño a la ciudad. Quiero que nos unamos".

EL NUEVO DÍA

Comentarios