Alcaldía de Honda y Cortolima no cumplieron normas de contratación

Colombia Compra Eficiente indicó que en el país se ejecutaron procesos de contratación pública con 50 y 106 proponentes, mientras que en otros solo hubo uno, siendo evidente en varios casos el incumplimiento de la norma.
Crédito: ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
Colombia Compra Eficiente, órgano rector de la contratación pública, reveló que en el periodo anterior estas entidades no aplicaron los pliegos tipo en licitaciones de obras. Entre tanto, las alcaldías de Ibagué, Mariquita, Piedras y Planadas lo han hecho de forma parcial.
PUBLICIDAD

Un informe de Colombia Compra Eficiente en el que fueron revisados 178 procesos de contratación adjudicados entre agosto de 2019 y enero de 2020 reveló que la Alcaldía de Honda y la Corporación Autónoma Regional del Tolima no cumplieron con la aplicación de los pliegos tipo, una herramienta de lucha contra la corrupción en los contratos de obras públicas.

El estudio también señaló que las alcaldías de Ibagué, Mariquita, Piedras y Planadas han dado aplicación parcial a esta condición, que busca acabar con los pliegos diseñados a la medida del contratista, mediante una serie de lineamientos técnicos, jurídicos y financieros que deben adoptar las entidades púbicas.

Andrés O’Meara, director de la Agencia Nacional de Contratación Pública, advirtió que el listado de entidades que no están cumpliendo será remitida a la Procuraduría y la Fiscalía, para que investiguen una presunta celebración de contratos sin el cumplimiento de los requisitos legales.

En total, contando a la Alcaldía de Honda y Cortolima, hay siete entidades en el país que no implementaron los pliegos tipo en procesos de contratación, mientras que hay 148 procesos en los que se aplicaron con alguna modificación y en 23 se adoptaron integralmente.

 

Omitieron la medida

Según el informe de aplicación, durante el pasado gobierno de Juan Guillermo Beltrán, la Alcaldía de Honda no adoptó los pliegos tipo en el proceso de licitación de un contrato por $475 millones para realizar parcheos en vías del municipio, que fue adjudicado en agosto de 2019 al Consorcio Ingeniería Tolima 2018.

Entre tanto, en la dirección de Jorge Enrique Cardoso, Cortolima incumplió la medida en una licitación pública abierta por $514 millones para la construcción de un ‘box culvert’ sobre la quebrada La Espinal a la altura de la calle Novena del barrio Centro de Espinal. El proceso fue adjudicado en septiembre del año pasado a Mario Gabriel Jiménez Martínez.

 

Cumplieron a medias

En la pasada administración de Guillermo Alfonso Jaramillo, la Alcaldía de Ibagué dio aplicación parcial de los pliegos tipo en dos procesos para el mejoramiento y la rehabilitación de la red vial urbana: uno por $4.512 millones que fue adjudicado en agosto del año pasado a Asfaltemos S.A.S., y otro por $2.550 millones que fue entregado en noviembre del mismo año a Medina & Rivera Ingenieros S.A.S. y Consorcio Vial Ocobos.

Por su parte, la Alcaldía de Mariquita, en el gobierno de Alejandro Galindo, ejecutó un proceso de contratación por 1.919 millones, que fue adjudicado a la Unión Temporal Construrex, sin que se adoptaran por completo los documentos tipo exigidos por la ley.

De la misma forma, la Alcaldía de Piedras, hoy dirigida por Julio César Góngora, entregó en enero pasado un contrato por $745 millones para el mejoramiento de vías urbanas a Lamicon Ingenieros S.A.S.

Y, la alcaldía de Planadas, bajo la gestión de José Funnor Dussán, adjudicó el 24 de diciembre del año pasado un contrato por 5.880 millones al Consorcio SCT 2020 para que mejorara un tramo vial en la vereda Monteloro mediante el uso de placa huella.

 

Cortolima asegura que cumple la norma

La corporación, hoy dirigida por Olga Lucía Alfonso, aseguró a través de un comunicado que este año no se ha dado apertura a procesos contractuales y reafirmó su compromiso de cumplir con todos los lineamientos establecidos en las normas que regulan la contratación estatal y los principios que la rigen.

 

Dato

La idea de los pliegos tipo es crear mejores condiciones de negocio para el Estado, fomentar la sana competencia entre proveedores de bienes y servicios del Estado y generar una política de transparencia en materia de contratación pública.

EL NUEVO DÍA

Comentarios