“Mi salida evidencia un cerco de lo político frente a lo técnico”, Alberto Montoya

Alberto Montoya renunció a la dirección de la Comisión Regional de Competitividad e Innovación porque, según él, la Gobernación no tenía interés en trabajar con él y fue desconocido en espacios. Para él, se impuso un criterio político sobre un ejercicio técnico.
PUBLICIDAD

¿Por qué cree que hubo factores de tipo político en el hecho de que no le renovaran el contrato?

La Cámara de Comercio decide no hacer la renovación argumentando no tener recursos. A mí se me había acabado la relación del pago del contrato laboral, pero yo seguía en funciones porque ni el Comité Ejecutivo de la Comisión Regional de Competitividad me había pedido la renuncia ni yo la había presentado. Este Comité lo preside el Gobernador y tiene como miembros al Alcalde, la Cámara, los gremios y la academia.

La decisión de mi continuidad depende exclusivamente de una mayoría decisoria de ese Comité, pero el hecho de que me hayan cerrado espacios en la socialización y el análisis de los proyectos que hacen parte de la agenda me hizo evidente que lo que siempre ha sido un tema técnico se estaba convirtiendo en un hecho político de los nuevos mandatarios. Mi salida fue una evidencia de que había un cerco de lo político frente a lo técnico.

¿O sea que no hubo entendimiento con los mandatarios?

Las cosas fueron así: la Comisión presentó una propuesta de un pacto por la productividad y el empleo, sabiendo que este año arrancó Ibagué ocupando la segunda posición en desempleo. Como era una iniciativa de la Comisión, no hubo espacio ni siquiera de socializarla o concertarla con los mandatarios, entonces empezamos a sentir que a pesar de la necesidad, ellos estaban poniendo en evidencia que yo no hacía parte de ese equipo y los espacios no se daban.

Luego, la semana pasada, por petición de la vicepresidenta de la República (Marta Lucía Ramírez) se debía escoger un proyecto de la agenda departamental de competitividad para ser cofinanciado por el Gobierno nacional, con contrapartida del Gobierno departamental. No tuve espacios para hablar. Entiendo que los gobiernos llegan, pero esto es un tema técnico. Cabe recordar que llegué al cargo a través de un concurso, no como una cuota política. Vi que eso no lo estaban respetando y los intereses de la Gobernación eran no trabajar conmigo y di un paso al costado.

¿Se podría decir que ignoraron su presencia y acciones, esperando que se marginara de la Dirección de la Comisión?

Lo que puedo decir es que la Vicepresidente iba a estar este viernes en la ciudad a hacerle seguimiento a los proyectos de la agenda y consolidar el pacto de productividad y el empleo, pero decidieron que no podía participar. Además, en el momento que escogieron el proyecto les dije que el Centro de Desarrollo Tecnológico del Tolima, el más importarte para el departamento, se podía financiar a través del Ocad de ciencia y tecnología y, más bien, los recursos que ofrece el Gobierno nacional se podrían destinar para otros proyectos de la agenda como el plan de vías terciarias. Eso se sometió a votación y el proyecto fue seleccionado por el Comité.

¿Que la Dirección quede acéfala puede interrumpir los procesos?

Pienso que la Cámara tiene la infraestructura y la capacidad para hacer esa transición. Así lo ha hecho en momentos que no ha habido esa Dirección. Ahí están los proyectos de la agenda de competitividad, que fueron propuestos en articulación con 32 instituciones del departamento y que son la base del plan de desarrollo para temas de productividad, competitividad e innovación. Esos proyectos fueron definidos por esas instituciones en unas mesas técnicas.

¿Cree que en su reemplazo llegará a la Dirección alguien por recomendación política?

Aspiraría a que no llegue una recomendación política. Es lo peor que puede pasar al departamento, porque hay cosas que son eminentemente técnicas. En el departamento hay muchas personas con condiciones especiales y la capacidad de manejar la Comisión. Lo que debe mantenerse y no permitir la institucionalidad es que se seleccione simplemente por referencias políticas. Creo que debe hacerse una convocatoria, pero la Cámara dice que no hay recursos. Se aspira a que haga un convenio con la Alcaldía y la Gobernación, que puede tomar no menos de tres meses. Entonces, difícilmente la Comisión antes de mitad de año va a tener un director.

¿Ese desconocimiento hacia usted fue compartido por los miembros del Comité?

Los otros miembros del Comité manifestaron no conocer cuál era la motivación de la no renovación del contrato y, con algo de preocupación, quedaron realmente sorprendidos con el tema.

EL NUEVO DÍA

Comentarios