Los más y los menos de las sesiones virtuales del Congreso

Al 15 de mayo en la Cámara se han realizado 78 encuentros virtuales en comisiones y plenarias.
Crédito: COLPRENSA - EL NUEVO DÍA
El seguimiento a las normas expedidas en medio de la pandemia, en virtud de las dos emergencias económicas, es lo que más ha preocupado a varios congresistas, en especial de parte de la oposición y de algunos independientes.
PUBLICIDAD

Desde finales de marzo pasado el Congreso de la República fue habilitado por el presidente de la República, Iván Duque Márquez, para sesionar de forma virtual, esto en el marco de las facultades especiales que tenía tras haber declarado la emergencia económica para adoptar medidas para enfrentar la pandemia del Coronavirus.

Aunque ese aval se tuvo desde ese momento, fue tan solo hasta mitad de abril cuando el Senado y la Cámara de Representantes empezaron a sesionar de manera formal, por vía internet. La demora se dio en particular porque la regulación para operar de forma virtual no era clara, contrario a lo que sí pasó en otras ramas del Estado, en especial la judicial, en donde las altas cortes (Constitucional, Consejo de Estado, Corte Suprema y la JEP) no pararon y siguieron produciendo definiciones.

Con casi ese mes perdido en tener un protocolo de trabajo, las plenarias al fin decidieron sesionar de manera formal, sin embargo, el mayor inconveniente siguió siendo el procedimiento que se tendría para votar las leyes y las reformas constitucionales, en particular por la seguridad que tendría el uso de las plataformas virtuales.

Tras algunas sesiones de ensayo, el Senado de la República se decidió por la plataforma Zoom, mientras que en la Cámara se quedaron con G-Suit. Pese a ya tener claro la plataforma sobre la que iban a trabajar, las decisiones legislativas tan solo se empezaron a dar hasta comienzo de mayo pero no en una plenaria sino por una comisión, la Primera de la Cámara de Representantes, la de asuntos constitucionales, y precisamente lo hizo con dos actos legislativos, el que crea la cadena perpetua en el país para asesinos y violadores de menores de edad y el que crea la región administrativa central para Bogotá y Cundinamarca.

El hecho de que solo hasta ese momento se empezó a votar, no significó que los senadores y representantes hayan estado lejanos de su actividad legislativa, por el contrario en esta ocasión han sesionado más que de costumbre, de lunes a viernes, incluso hasta los fines de semana.

El presidente del Senado, Lidio García, al respecto, señala que se ha “logrado una alta presencia de los senadores al momento de sesionar más de cien y las sesiones se han extendido más de diez horas en muchas ocasiones”. Una opinión similar la expresa el presidente de la Cámara, Carlos Cuenca, quien dice que en la plataforma permanecen conectados en promedio más de 160 representantes de los 172 de la corporación.

Pero si bien hay una actividad alta, el control político de lleno se ha realizado a los ministros. El seguimiento a las normas expedidas en medio de la pandemia en virtud de las dos emergencias económicas, es lo que más ha preocupado a varios congresistas, en especial de parte de la oposición y de algunos independientes.

El representante a la Cámara, Alejandro Carlos Chacón, al respecto asegura que “el Congreso no tiene que perder su facultad constitucional de hacer el control político al gobierno. Los decretos legislativos no se han discutido en el Congreso, porque no se ha definido un mecanismo de sesiones definitivo”.

En la Cámara de Representantes se había aprobado hace dos semanas una proposición en la que se prohibía asistir físicamente al Salón Elíptico, pero esta semana se modificó para que arrancaran desde el viernes las sesiones semipresenciales.

El senador del Centro Democrático, John Harold Suárez, al hacer ese balance de las sesiones virtuales, sostiene que “estamos frente a uno de los mayores desafíos de la historia, pues al principio se pensó que las sesiones virtuales iban en contravía de la normatividad, y aún más grave de la Constitución, pero superando esos debates jurídicos fuimos llamados a sesionar”.

Suárez en cambio sí considera que los debates han sido de control político a los ministros tanto en comisiones como en la plenaria, “la mejor prueba fue el debate de la última sesión de la plenaria, en donde fueron citados por la oposición los ministros de Hacienda, Alberto Carrasquilla, y de Salud, Fernando Ruiz. Desde ese recinto virtual se han presentado propuestas que el gobierno nacional las ha acogido”.

 

El Senado

En esta corporación, su presidente, Lidio García, ha sido un poco formalista y se quiere ajustar a las normatividades de los protocolos de la cuarentena, y por eso le pidió en carta al presidente de la República, Iván Duque, como también al ministro de Salud, Fernando Ruiz, que emitan una normatividad especial para que el Congreso pueda sesionar

El senador lo que busca es levantar las restricciones que hay para reuniones de más de 50 personas en un mismo recinto al mismo tiempo. Esa corporación legislativa tiene 108 integrantes, y aunque varios de ellos no pueden asistir por situaciones médicas y por ser mayores de 70 años, más de la mitad sí podrían ir a la sesión presencial, pero a ellos se debe sumar la asistencia del personal administrativo que opera para ese trabajo, como también los escoltas y hasta los medios de comunicación.

Según el presidente del Senado, “tenemos que cumplir y no podemos violar las medidas sanitarias establecidas. Nosotros queremos hacer nuestras sesiones presenciales, pero no puedo poner en riesgo a los senadores, ni a los empleados del Congreso. No voy a violar lo establecido en el decreto. Sé que hay enemigos de esta decisión, pero podemos contar con el Ministro de Salud para poder continuar haciendo nuestro trabajo”.

Sin embargo, se espera que esta semana el Senado pueda sesionar de manera semipresencial como lo hizo ya el viernes la Cámara.

 

Lo votado hasta ahora

Los proyectos votados hasta ahora solo se han dado por parte de la Cámara de Representantes, en algunas comisiones como en la plenaria. En esta última, las aprobaciones se dieron el viernes cuando además se realizó la primer sesión semipresencial en la historia de esa corporación.

Al Salón Elíptico solo fueron los representantes que se habían acordado por cada bancada, ellos fueron Carlos Cuenca Chaux, presidente de la Cámara; Óscar Villamizar, primer Vicepresidente; María José Pizarro, Segunda vicepresidenta; José Gabriel Amar, Néstor Leonardo Rico, Salim Villamil, de Cambio Radical; John Jairo Hoyos y Jorge Eliécer Tamayo, Partido de la U; Juan Carlos Losada, Harry González, Óscar Sánchez, Henrry Fernando Correal, Partido Liberal.

Inti Asprilla y Katherine Miranda, Alianza Verde; Juan Carlos Wills, Partido Conservador; Edward Rodríguez, Centro Democrático; Carlos Eduardo Acostas, Partido Justa Libres; David Racero,Partido Lista Decentes y Carlos Carreño, Partido Farc.

Lo primero que se aprobó fue el acto legislativo que crea la Región Metropolitana de la Sabana entre Bogotá y Cundinamarca para que sea una realidad, y que busca crear un régimen especial que permite optimizar la planeación e integración de Bogotá con los municipios vecinos, como una región más productiva por el bien de once millones de colombianos que viven en esta zona del país y que mejorarán su competitividad económica y comercial.

El proyecto fue acogido por todas las bancadas, y además busca ser la solución de los múltiples problemas que aquejan a la región con la que se puedan articular temas de transporte, movilidad, vivienda, servicios públicos, medio ambiente, comercio, turismo y ordenamiento territorial, entre otros.

La reforma pasa ahora al Senado de la República para que se surtan los dos últimos debates y así convertirse en enmienda constitucional, pero debe salir antes del 16 de junio.

Al 15 de mayo en la Cámara se han realizado 78 encuentros virtuales en comisiones y plenarias, priorizando los debates de control político al Gobierno nacional, sobre las medidas tomadas frente a la emergencia por el Covid-19. Las sesiones han sido además transmitidas a través de YouTube, garantizando así que la opinión pública tenga acceso a la actividad legislativa que realiza la corporación en época de cuarentena.

En la Comisión Primera Constitucional, fueron votados tres actos legislativos y un proyecto de ley, destacando la cadena perpetua para violadores de menores y el proyecto de borrón y cuenta nueva para quienes están reportados en las centrales de riesgo.

Otra de esas enmiendas constitucionales es la que adiciona al artículo 310 de la Constitución Política Colombiana normas especiales para la organización, funcionamiento, protección cultural, étnica y ambiental para el Departamento de Amazonas, Caquetá, Guaviare, Guainía, Putumayo, Vaupés.

La Comisión Tercera ha aprobado cinco proyectos de ley, entre el que establece incentivos tributarios para la formación y educación de la fuerza pública y la iniciativa que crea oportunidades laborales para los jóvenes del país.

Otro proyecto aprobado es el que amplía los beneficios del fondo de subsidio de la sobretasa a la gasolina para las áreas de resguardos indígenas, para que vayan destinados a financiar proyectos de construcción, mejoramiento, rehabilitación y mantenimiento de la red vial. También se aprobó la renovación de la estampilla Universidad de los Llanos.

La Comisión Séptima aprobó tres proyectos entre ellos, la maternidad compartida y el cambio de régimen pensional, por su parte la Comisión Quinta aprobó el proyecto de ley que busca proteger y desarrollar la producción nacional.

Congreso,

Comentarios