Siete investigados por contrato del estadio no aceptaron delitos imputados

Crédito: Archivo/EL NUEVO DÍAEl proceso contractual del estadio tuvo varias irregularidades que son investigadas.
A cinco particulares y dos servidores públicos le endilgaron varios delitos contra la administración pública por irregularidades en el contrato de remodelación del estadio Manuel Murillo Toro.
PUBLICIDAD

La Fiscalía General de la Nación imputó a siete personas por múltiples delitos contra la administración pública cometidos en 2015, en el marco del contrato de remodelación y adecuación del estadio Manuel Murillo Toro, para la celebración de los Juegos Nacionales que tuvieron sede en Ibagué.

Los delitos imputados fueron contrato sin cumplimiento de los requisitos legales, interés indebido en la celebración de contratos, cohecho por dar u ofrecer, falsedad en documento público, falsedad en documento privado, fraude procesal, cohecho propio y peculado por apropiación. Ninguno asumió responsabilidad alguna.

Los procesados son Mario Fernando Espitia Sánchez, representante legal de la Unión temporal Murillo Toro; Jesús Octavio Acosta, representante legal Constructora A&C S.A.; Luis Jorge Cortés Franco, director de interventoría de la Constructora A&C S.A; y Fernando Aljure Naranjo, representante legal principal de la Unión temporal Murillo Toro. 

Además, también fueron imputados Leonardo Alexánder Valero y Mauricio Campos del Cairo, exasesores del Imdri, quienes están privados de la libertad por otros hechos dentro de esta misma investigación. El grupo lo completa Federico Cardona Pabón, representante de Río Arquitectura y socio de la Unión temporal Murillo Toro. 

El delegado del ente acusador solicitó medida de aseguramiento privativa de la libertad para Espitia Sánchez, y no privativa para Cortés Franco, las cuales serán resueltas el próximo 24 de agosto, día en que también se harán dos imputaciones más por estos mismos hechos. Los demás continúan vinculados a la investigación.

 

DATO

El contrato de ampliación, adecuación y remodelación del estadio Manuel Murillo Toro por el que están siendo investigados tuvo un valor de $13.308 millones.

EL NUEVO DÍA

Comentarios