Mayorías liberales del Tolima respaldan a César Gaviria

Crédito: Archivo/EL NUEVO DÍALa dirección liberal del Tolima acompañó en su mayoría la reelección de Gaviria.
El haber marcado distancia del presidente Iván Duque y reafirmar los postulados liberales de cara a las próximas elecciones llevó a que miembros de la colectividad roja le dieran su apoyo en la VIII Convención Nacional del Partido.
PUBLICIDAD

Confiando en que el partido Liberal no se plegará al gobierno del presidente Iván Duque, abrirá espacios para la renovación y no traicionará los ideales históricos, las mayorías de la dirección roja en el Tolima apoyaron la reelección del expresidente César Gaviria como jefe único de la colectividad para los próximos dos años.

En el pasado, los liberales del Tolima se han apartado de algunas decisiones de Gaviria, como su apoyo a la candidatura de Duque en 2018, pero esta vez le dieron un espaldarazo durante la VIII Convención Nacional del Partido en la que el expresidente pronunció un duro discurso contra el Presidente por temas como la paz y su manejo a la pandemia, y su ataque a la justicia.

El representante Ángel María Gaitán aseguró que él y otros pocos congresistas como Luis Fernando Velasco y Juan Carlos Losada sentaron una posición crítica frente a la Dirección Nacional Liberal, pero decidió darle su voto al expresidente porque se comprometió a dirigir el partido con base en la filosofía y los postulados liberales.

“Tiene que recoger la posición de muchos militantes que esperamos que el liberalismo abra espacios para que muchos miembros importantes que se han ido puedan regresar y, obviamente, tengamos una plataforma ideológica y programática totalmente distinta, alejándonos de la polarización que vive el país”, afirmó el congresista.

Para el representante, en concordancia con sus principios, el partido debe ser una opción de centroizquierda que, entre otras, defienda la paz, el sector rural y el medioambiente. “Queremos que se marque un derrotero y un destino distinto porque el partido Liberal en nada se parece al partido de Gobierno (Centro Democrático) y al presidente Duque”, anotó.

Por su parte, Olga Beatriz González, presidenta del Directorio Liberal en Ibagué, afirmó que más allá de apoyar a Gaviria, cuyo discurso consideró pertinente, la colectividad ratificó sus bases ideológicas y reafirmó su compromiso con la búsqueda de transformaciones sociales, económicas y políticas.

“Esta convención deja un nuevo rumbo. El partido tiene unas bases fundamentadas en la igualdad, la justicia social, el respeto por todos los derechos, la paz, la reconciliación y la construcción de ese tejido económico y social que permita desarrollar una sociedad moderna, civilizada, más humana y que genere bienestar para todos”, indicó.

Frente a las elecciones al Congreso y Presidente de 2022, la dirigente dijo que el partido debe hacer parte de un gran acuerdo nacional. “Estamos interesados en una alianza de centroizquierda que rompa la polarización y que aquellos que nos asemejamos en defender los intereses del pueblo, seamos una opción de poder”, comentó.

Y agregó: “Colombia merece un gobierno progresista, moderno y civilizado y no un gobierno de ultraderecha que lo único que hace es cortarle los derechos y las reivindicaciones que el pueblo ha conseguido”, dijo González, quien además apuntó que en Tolima pretenden hacer un proceso de reorganización y de mayor vínculo con las luchas sociales.

El diputado Carlos Reyes resaltó como positivo que Gaviria haya marcado distancia del Gobierno nacional, se haya propuesto reagrupar la colectividad y construya una alternativa para 2022. “He sido crítico de Gaviria por su apoyo a Duque, pero con su discurso se está rectificando, acogiendo la propuesta programática del partido y alejándonos de Duque. Es un camino diferente”.

 

 

Una voz diferente

Al igual que los demás liberales del Tolima, Camilo Delgado, excandidato a la Alcaldía de Ibagué, consideró necesario distanciarse del Gobierno y regresar a la bases del partido, pero se diferenció de ellos en una cosa: piensa que Gaviria debe dar un paso al costado y permitir una nueva dirección.

“Tenemos que empezar a promover una transición. El expresidente tiene que entender que todos en política cumplimos unos ciclos y creo que el de él ha llegado a su fin. Es momento de entregarle las banderas a personas que no estén interesadas en altos cargos sino en volver a recuperar la dignidad y los principios que han caracterizado al partido”, apuntó.

En todo caso, como su permanencia se va extender por dos años más, hizo un llamado para que el expresidente le abra la puerta a nuevos liderazgos “que no estén antecedidos de un apellido o de una casa política sino de gente buena que hay en las provincias y en las que quizás no hemos visibilizado por la forma cerrada cómo se ha dirigido en los últimos años la colectividad”.

Finalmente, también estuvo de acuerdo con intentar llegar a una coalición centroizquierda de cara a las próximas elecciones presidenciales “y no simplemente convertirse en un apéndice del Gobierno para poder beneficiarse con puestos, contratos o nombramientos”.

 

EL NUEVO DÍA

Comentarios