Elección del procurador: el turno ahora es para la clase política

Crédito: Colprensa - EL NUEVO DÍA
Luego de que el Consejo de Estado escogió a Juan Carlos Cortés, la Corte Suprema a Wilson Ruiz y el presidente Iván Duque a su ministra de Justicia, Margarita Cabello, está todo listo para la elección que se dará en el Senado.
PUBLICIDAD

El llamado primer tiempo para la elección del nuevo procurador general de la Nación relativamente ya terminó. Con los candidatos definidos por la Corte Suprema, el Consejo de Estado y el presidente de la República, el balón pasó ahora a cancha del Senado de la República, en donde se jugará el segundo y definitivo tiempo.

Hace cuatro años el proceso de elección para el hoy procurador Fernando Carrillo fue un poco más demorado. Las cortes, Consejo de Estado y Corte Suprema, tan sólo dieron a conocer a inicios de septiembre a sus postulados, Carrillo y Jorge Fernando Perdomo, respectivamente y una semana después, mitad de mes, el entonces presidente Juan Manuel Santos, anunció que su postulada era la exmagistrada y abogada María Mercedes López.

Y aunque la terna se formalizó en septiembre, sólo fue casi hasta finales de octubre, que se hizo la elección en la plenaria del Senado. Es decir que en esa oportunidad se escogió dos meses y medio antes de que asumiera funciones a mediados de enero de 2017.

Eso permitió que la campaña política para ganarse los votos de los senadores fuera relativamente rápida. En esa ocasión arrancó con una amplia ventaja la candidata del gobierno, María Mercedes López, quien era en sí la postulada del Partido Conservador. Con el paso de los días se fue desinflando.

Los otros dos aspirantes en competencia, Carrillo y Perdomo, empezaron a repuntar, pero el hoy procurador fue quien mejor se movió entre los partidos. Arrancó con el apoyo del liberalismo, luego sumó a Cambio Radical, y faltando dos días para la elección consolidó al Centro Democrático y a los conservadores que dejaron sola a López.

 

Una campaña rápida

Para el analista Luis Estrada esta es una campaña que debe ser muy rápida, eso porque los favores políticos pueden ir cambiando muy rápidamente, en especial dependiendo del momento que viva el país en donde afecta o beneficia al gobierno.

“Si el presidente de la República no terna un candidato más fuerte que los postulados por el Consejo de Estado y la Corte Suprema es más fácil derrotarlo, esto porque  no se puede olvidar que la Procuraduría es un fortín burocrático de mucho interés para todos los partidos, incluso los de la oposición que podrían llegar a inclinar la elección de forma definitiva en caso que haya una definición muy apretada”, sostuvo Estrada.

Aunque no había un plazo determinado para postular su candidato, Duque lo hizo muy rápido y corroboró lo que se decía en los mentideros políticos, la ministra de Justicia, Margarita Cabello Blanco. De esa forma Duque no le dio ventaja a Juan Carlos Cortés y Wilson Ruiz de lograr alianzas en el Senado.

El también analista Fernando Sanín, recuerda que en el 2016 si bien Santos postuló a López, en realidad su candidato era Carrillo, quien había sido ministro del Interior y embajador en España en su gobierno, por lo cual designó a la exmagistrada más como un compromiso con el conservatismo y nada más.

“En esta oportunidad podría pasar lo mismo. Aunque la ministra Cabello pareciera ser la candidata que recogería a varios sectores, no se debe olvidar que desde el mismo Centro Democrático se ha criticado que ella en vez de hacer lobby en la Corte Constitucional en favor del expresidente Álvaro Uribe, se dedicó a mover su aspiración, esto en el sentido de que se dilatara la selección de los dos postulados”, plantea Sanín.

 

Así van las fuerzas políticas

Es claro que el presidente Duque quiere ganar con su candidato la Procuraduría, y eso se evidenció esta semana cuando desde el gobierno se presionó a algunos sectores políticos de la Cámara de Representantes para que se inclinaran por escoger como defensor del Pueblo a Carlos Camargo.

Camargo, actual director de la Federación Nacional de Departamentos, además de ser amigo cercano al jefe del Estado, es la cuota del Partido Conservador, colectividad que en la actualidad no tiene ningún órgano de control. En el gobierno de Álvaro Uribe había postulado al conservador Volmar Pérez, a quien de manera crítica se le identificó como el ‘Defensor del puesto’ por su pobre gestión en materia de derechos humanos.

Con Camargo ya en la Defensoría, Duque estaría logrando que el conservatismo dé un paso al costado en la carrera por la Procuraduría, y así apoyar a la ministra Cabello.

 

Wilson Ruiz

El exmagistrado del Consejo Superior de la Judicatura, Wilson Ruiz, el candidato de la Corte Suprema, es el otro aspirante que arranca la competencia con una relativa fuerza. El primero sería el de su partido, el Conservador, que pese a tener Defensoría del Pueblo no renunciaría a lograr también la Procuraduría.

Ante la descabezada del exministro de Vivienda Luis Felipe Henao, quien no fue ternado por el Consejo de Estado, Cambio Radical, o al menos los senadores más cercanos al exvicepresidente Germán Vargas Lleras, también estarían cerrando filas con Ruiz.

Incluso se dice que para el expresidente Álvaro Uribe el candidato que más le representaría es el exmagistrado Ruiz. Uribe ha expresado reconocimiento a su gestión en distintos momentos, como cuando desde su cuenta de Twitter comentaba las columnas de opinión de Ruiz. Las cuentas con las que sale Ruiz son las de la mitad de los conservadores, la mitad de Cambio Radical,  y parte de los partidos Liberal y de la U.

 

Juan Carlos Cortés

Realmente fue la sorpresa en la terna, que ya esté entre los candidatos ha sido considerado como un golpe de mano que dio el actual procurador Fernando Carrillo, quien logró imponer a su candidato. Hasta hace menos de tres meses Cortés era el viceprocurador General de la Nación.

Cortes desde antes de ser elegido por el Consejo de Estado se había empezado a mover entre los partidos, recogiendo apoyos incluso hasta de sectores de la oposición. También se dice que por ahora él sería el candidato de la casa Gaviria, es decir de parte del Partido Liberal. Hace cuatro años el expresidente César Gaviria fue muy influyente para que Fernando Carrillo ganara el Ministerio Público.

Los partidos de oposición Alianza Verde, Polo Democrático, Farc, Decentes y otros de minorías, podrían llegar a ser definitivos si con el paso de los días la puja entre los candidatos es muy pareja. De irse en bloque serían 25 votos con los que podría inclinar la balanza.

El segundo tiempo para escoger al nuevo Procurador General de la Nación apenas está por arrancar.

 

Margarita Cabello

La Fundación Paz y Reconciliación, en un análisis que hizo sobre el nombre de Cabello Blanco recordó que ella es cercana a David Name, el hermano de José Name Terán, el otrora jefe liberal del Atlántico, a quien se le recuerda por varios actos de corrupción y tener mucha burocracia a su favor. Incluso en ese análisis se dice que Cabello es hermana de María Elvira Cabello, compañera de lista del exsenador Mauricio Pimiento, condenado por parapolítica.

A Cabello desde la oposición también se le señala de haber sido la responsable, en marzo pasado, de que se permitiera una masacre al interior de la Cárcel La Modelo, cuando en una revuelta murieron al menos 23 internos, luego de que se tomara la decisión de parte del Minjusticia de enfrentar con armas de fuego a los presos.

Tras su designación en la terna, el senador Gustavo Bolívar, en crítica al presidente Duque sostuvo que: “Ya tiene Fiscal de bolsillo. Ahora, con Margarita Cabello, Duque quiere tener procuradora de bolsillo. Esto es grave. Cada vez más parecido a Maduro. La señora que celebró la masacre de La Modelo, llegará por la oposición, uno a uno, para despejar el camino a la dictadura”.

Por su parte el periodista Daniel Coronell, recordó el escándalo del senador del Partido de la U, Eduardo Pulgar, quien ofreció una coima de 200 millones de pesos a un juez de Usiacurí, Atlántico. A Pulgar precisamente la Procuraduría General lo llamó a juicio disciplinario por ese hecho, y señala que “probablemente ese juicio será decidido por Margarita Cabello, nominada hoy por el presidente para ser procuradora”.

En su trino Coronell publicó una foto en que el senador Pulgar aparece abrazado en una fiesta con su esposa y la hoy candidata a Procuradora General.

Un comentario más que hacen sobre Cabello Blanco, es su cercanía con la casa política Char, de la cual se asegura que ya le habría dado el apoyo con al menos 10 senadores para su aspiración.

“Aunque en este tipo de elecciones no se definen por lo que digan las redes sociales, los senadores sí se mueven hacia donde vean que los acuerdos políticos le den un mejor juego”, considera el analista Luis Estrada.

Sin ser nada definitivo, el candidato del gobierno tendría el apoyo del Centro Democrático, el Partido Conservador y los seis senadores de los partidos cristianos Mira y Colombia Justa Libres, como también algunos senadores de Cambio Radical.

 

EL NUEVO DÍA

Comentarios