“Debemos llegar a una consulta de centro con liberales, La U y Cambio Radical”

Crédito: Colprensa - EL NUEVO DÍA
El representante a la Cámara, Alejandro Chacón, asegura que en medio de la polarización que pasa el país, llegó el momento para que el centro desplace a la izquierda y derecha, y por eso debe llegar a elecciones presidenciales de 2022 con candidato único de esta vertiente.
PUBLICIDAD

¿Llegó la hora para un candidato presidencial de centro? Al menos así lo piensa uno de los dirigentes liberales que desde ya le apuesta a esa posibilidad, el representante a la Cámara Alejandro Carlos Chacón, quien sostiene que para las elecciones de Congreso de la República de 2022 se debe llegar a una consulta interpartidista para escoger a un candidato de centro.

A la misma, deben confluir el liberalismo, Cambio Radical, el Partido de la U, incluso hasta el Partido Conservador, más no el Centro Democrático y menos la izquierda, para que no pase lo de 2018, en donde considera que esos partidos fueron mayoritarios en el Congreso, pero no tuvieron candidato fuerte a la Presidencia de la República, por lo que sus electores se fueron para la izquierda o derecha.

Chacón, quien fue el presidente de la Cámara en la primera legislatura de este Congreso, sostiene que en la actualidad el gobierno de Iván Duque ha mejorado su relacionamiento con el Congreso. Habla de que por ahora, de acá a diciembre, no se vislumbra una gran agenda legislativa.

El dirigente político, en entrevista con COLPRENSA, habla de cómo salió el Partido Liberal de la Convención, que se realizó la semana pasada en la que se reeligió a César Gaviria como su jefe único.

- Criticaron la Octava Convención Liberal porque fue muy silenciosa y no con todos los sectores, ¿fue cierto?

Fuimos el primer partido que cumplió con su obligación legal de realizar su convención después de haber hecho la convención en medio de esta pandemia. El Consejo Nacional Electoral había autorizado que era viable hacerlo de manera virtual, cumplimos con esa convención. La virtualidad hizo que no fuera tan conocida la convención, pero participaron las personas que tenían que hacerlo, como si fuera presencial, y fueron los delegados que ordena el estatuto del partido.

- Pero fue una convención sin los pesos pesados del partido, no estuvieron los Serpa y otros sectores. ¿Fueron los que tenían que estar?

La gente tiene que acostumbrarse a que haya nuevas caras en el liberalismo, se acostumbraron a las mismas caras que llevan 20 o 30 años. El balance es que el partido se está renovando, en el Congreso de la República la renovación es más notoria que en elecciones anteriores. La participación de los jóvenes y el acompañamiento de los jóvenes congresistas fue decisivo, la nuevas generaciones van desplazando a las viejas generaciones en el partido, eso se está viendo. En algún momento quienes llevamos diez años en el Congreso tendremos que ser reemplazados.

- ¿Por qué mantuvieron entonces de jefe del partido a César Gaviria y no tuvieron una dirección colegiada?

Los estatutos y la convención se hicieron con base a unas reglas para no violar las posibilidades y participación de la gente. Todos fueron invitados, todos en esa convención somos iguales, y se dejaron unos términos para abrir la inscripción de aquellos que querían participar para hacer parte de la dirección del partido. El único postulado e inscrito fue el expresidente César Gaviria, si alguien hubiera querido estar en una codirección se debió inscribir y nadie lo hizo.

- El discurso de César Gaviria fue muy crítico al presidente Iván Duque. ¿Si representa la posición de ustedes como congresistas?

Hay muchos congresistas que aún hoy se muestran críticos, que tienen relación con el gobierno y que tienen un trato cordial con el gobierno, tanto así que se ve reflejado en la actividad legislativa. La independencia en la que el partido está, hace que nosotros podamos estar en proyectos que consideremos que está bien votarlos o no. En su gran mayoría, creo que el Partido Liberal ha venido acompañando al gobierno. Lo que le ha incomodado al presidente Gaviria, más en lo personal que en lo del partido, es que en la opinión pública se ha manifestado que él ha sido una persona que ha venido solicitando participaciones burocráticas, especialmente ministerios.

- ¿Será que Duque, como lo dice Gaviria, está buscando uno a uno a los congresistas liberales para ofrecerles favores?

No podría decir que está haciendo ofrecimientos de algún tipo, porque no me lo han hecho. Lo que sí es claro es que ellos menudean sí el trato congresional, cada ministerio va teniendo trato con los parlamentarios que le corresponde en las comisiones, más no lo hace con la institucionalidad de los partidos. Eso es real y es una forma de este gobierno de manejar sus relaciones políticas. Lo que es cierto es que se ha mejorado mucho la relación y muestra de eso es que la votación le ha ido mejorando al Gobierno en materia legislativa.

- Les cuestionaron a ustedes que critican a Duque pero que apoyaron a sus candidatos a defensor y procurador, ¿es así esa situación?

Mire, Camargo por el hecho de ser ternado por el presidente Iván Duque no necesariamente es del presidente. Es una persona amiga del Congreso, de la clase política, es un representante de hace muchos años del Partido Conservador, lo que hizo el presidente fue saber ternar a una persona cercana a él, pero no es amigo exclusivo de él. En el caso del procurador me parece que es una señora con mucho reconocimiento institucional y judicial, que ha pasado por toda la carrera judicial hasta llegar a la Corte Suprema de Justicia a su presidencia y no me parece que sea más amiga del presidente.

- ¿Cree que va a mejorar la gobernabilidad del presidente en estos dos últimos años?

No puedo decir que vaya a mejorar, pero lo que sí es claro es que en los últimos seis meses ha mejorado mucho la gobernabilidad del Presidente. De la misma manera me parece que lo que le ha pasado al expresidente Uribe ha reagrupado las huestes uribistas y el Congreso de la República, en los últimos seis meses, lo del manejo de la pandemia le ha funcionado muy bien para el trato con el Congreso.

- ¿Pero reagrupandose el uribismo si le ayuda a Duque con el resto de los partidos?

La no presencia de la actividad legislativa en el Congreso y la llegada de una persona como la ministra del Interior, Alicia Arango, que ha tenido mucho mejor trato para con el Congreso y lo mismo que el viceministro Daniel Palacio, sin duda mejoró el respeto y el relacionamiento. Eso le ha servido a Duque y se ha notado ese cambio institucional del gobierno hacia el Congreso.

- ¿Pero la agenda legislativa sigue quieta?

Pero quieta no por nosotros, porque el gobierno no ha tenido una agenda fuerte legislativa. Duque casi desde su posesión manifestó que iba a utilizar poco el Congreso, porque él considera que hay suficientes leyes para poder gobernar y eso lo ha venido aplicando. Las dificultades del primer año con proyectos que a él le interesaban de algún tipo no las ha tenido en los últimos seis meses.

- ¿Entonces no cree que las grandes reformas vayan a llegar en lo que queda de gobierno?

Entiendo que vienen como seis proyectos que lideraba la saliente ministra de Justicia, también ya votamos la depuración normativa y está sólo para conciliación, era algo que se aplicará en todo el país. La reforma a la Justicia si no es una estatutaria, y además en estas dificultades, muchos partidos no lo harán para que no se vea como un revanchismo a la justicia frente a la decisión del expresidente Duque. Es difícil una reforma a la justicia en estas circunstancias.

-¿Y la reforma política la ve andando?

Ojalá la agilicemos, pero esa no se ha concertado y no se ha presentado, creería que el Congreso está dispuesto a ayudar en eso y porque el ejercicio propio de la política quedó desfigurado, la gente ha tomado unos temores frente al ejercicio de la política. Lo del transfuguismo podría terminar acompañando, lo mismo que la reforma que está proponiendo el registrador y que se está concertando, es una necesidad urgente. En esto se reducirá la agenda de acá a diciembre.

- ¿Le preocupa una tercera emergencia económica, en el sentido de que el Congreso perdería más espacio en sus funciones?

Esa ha sido una preocupación de hace rato, me parece que el Congreso debe volver a la actividad presencial, mirar como hacerlo con los protocolos de bioseguridad, no es lo mismo el ejercicio virtual como se está haciendo y en la medida que el Congreso no vuelva hace muy difícil el equilibrio democrático en el país. Si el gobierno vuelve a hacer esto sobre una emergencia va ser un error, porque ya la gente se está cansando de estas formas de llevar el gobierno, de sus salidas todos los días.

- ¿Pero los congresistas de oposición han tomado como caballito de batalla que estas sesiones virtuales no han funcionado y que no se trabaja?

Trabajamos mucho más, tenemos jornadas hasta de 16 horas, en los momentos en que no se sesiona las comisiones o la plenaria estamos haciendo reuniones con la gente en los departamentos, en los municipios, conectado al Gobierno Nacional con los territorios. Eso es falso lo que ellos dicen.

- ¿El liberalismo va a llegar con candidato presidencial propio en 2022?

El Partido Liberal, Cambio Radical y la U, incluso hasta los conservadores, debemos tener en las consultas, que se hacen para las elecciones de Congreso de la República, una elección entre nosotros para el candidato presidencial, en donde dejemos la derecha a un lado y no permitamos que aquí se meta la izquierda tampoco, que la izquierda luche por su lado para ver si logra el beneplácito de la gente y la derecha haga lo propio y nosotros los partidos que consideramos somos de centro, terminemos haciendo una consulta presidencial en las elecciones de Congreso, así podemos llevar unos candidatos únicos. No considero que el Partido Liberal pueda llevar un candidato sin esa consulta porque iríamos a la derrota nuevamente. Debemos llegar a una consulta del centro con liberales, la U y Cambio Radical y ojalá estén los conservadores.

- ¿El exministro Alejandro Gaviria sería ese candidato que identificaría al centro?

Para ser sincero algunos como yo creemos en Alejandro Gaviria y estamos luchando para que acepte, para que pueda representar a los liberales en esa consulta en las elecciones de marzo. Lo que no podemos hacer estos partidos es que vamos a las elecciones de Congreso donde elegimos el 80 % del Congreso y terminemos dejando que nuestros electores como no llevamos consultas como pasó en el 2018 terminen votando por los extremos.

COLPRENSA

Comentarios