Cuatro hechos de violencia contra líderes en Tolima en el primer semestre: MOE

Crédito: Colprensa / EL NUEVO DÍADe los 81 asesinatos que se han cometido en estos seis meses en el país, 52 se presentaron en territorios Pdet.
La Misión de Observación Electoral registró cuatro hechos de violencia en contra de líderes del Tolima durante el primer semestre del año, mientras que durante el mismo periodo del año pasado la cifra fue de diez.
PUBLICIDAD

En concreto, uno de los ataques fue contra un líder comunal en Ibagué, otro se ejecutó contra un líder social en Guamo y dos hechos más se hicieron contra líderes políticos de Ibagué y de Rioblanco. En 2019, se registraron cuatro hechos contra líderes políticos y seis contra dirigentes sociales.

A nivel nacional, según la MOE, de enero a junio de este año se reportaron 248 hechos de violencia contra líderes políticos, sociales y comunales. No obstante, se refleja una reducción del 2% comparada con lo sucedido en el mismo periodo en 2019, pero sigue siendo preocupante, pues muestran que la violencia no cesa ni se ve reducida sustantivamente.

La MOE destaca que si bien en el periodo de confinamiento estricto, que transcurrió entre el 25 de marzo hasta 11 de mayo, equivalente al 25% de la duración total del semestre, la violencia se redujo en un 50%, esa disminución no afectó el total de acciones registradas en el primer semestre de 2020, lo que evidencia que la violencia el resto del tiempo (sin confinamiento) fue mayor que en 2019.

En este primer semestre de 2020, el fenómeno de violencia contra líderes políticos, sociales y comunales sigue la misma tendencia que en años anteriores, concentrándose en los departamentos del Cauca, Arauca, Norte de Santander, Antioquia y Córdoba.

En cuanto a los tipos de liderazgo, los líderes sociales son los que más han sufrido vulneraciones, registrando el 50% de los hechos. Si bien la violencia contra estos ha ido en aumento, lo más preocupante fue la letalidad de las agresiones, pues el número de asesinatos contra ellos se incrementó en un 85%. Caso contrario ocurrió con las amenazas, que disminuyeron en un 24% en estos seis meses.

 

EL NUEVO DÍA

Comentarios