‘No hemos permitido la compra de votos’, representante José Élver Hernández

Crédito: Suministrada - EL NUEVO DÍA Hernández dijo que no hay fractura con el barretismo.
Por primera vez, el congresista conservador habló sobre el caso de corrupción al sufragante en Valle de San Juan, donde su equipo político ha gobernado por años. Sin entrar en detalles, dijo que se cometió una injusticia con el condenado Daniel García y negó que tenga responsabilidad en ese escándalo.
PUBLICIDAD

El candidato Henry Lugo está avalado por la U, pero todos saben que su fuerza electoral proviene del partido Conservador, cuya credibilidad está golpeada por el sonado caso de corrupción electoral. ¿Esa es una estrategia para desmarcarse de esa mala imagen?

Para nada. Es por respeto al electorado y como el partido tiene una investigación en el Consejo Nacional Electoral, quisimos evitar que se instauraran demandas bajo el argumento de que la colectividad estaba inhabilitada para presentar un candidato. Pero Henry Lugo lleva el aval principal de la U y está coavalado por el Directorio Nacional Conservador, por lo tanto puede llevar los dos logos. Henry es un hombre preparado, de familia y principios que va a representar muy bien al Valle de San Juan.

 

¿Cómo están haciendo para convencer a los electores de que voten por un candidato que, de alguna manera, quieran o no, representa a un sector tachado por corrupción?

Pienso que aquí se cometió una injusticia con un joven (Daniel García) por odios, envidias y ansias de poder, pero no quiero meterme en ese debate. Prefiero hablar del debate del desarrollo. Usted le puede preguntar a cualquier persona del Valle de San Juan si he ayudado a conseguir recursos para obras y encontrará que he sido el único congresista que ha llevado desarrollo a ese municipio: vías, parques, acueducto, vivienda, biblioteca, polideportivos. Las inversiones están a la vista y quiero que las obras no se trunquen en el camino.

 

¿Por qué dice que fue una injusticia?

Cómo a un joven de 28 años como Daniel Ricardo García, que sale de la universidad y se presenta como candidato, le condenan y dañan su vida por temas politiqueros. Pero, repito, ese debate ya pasó y somos respetuosos de la justicia. No me voy a prestar para esa discusión. Me quiero prestar para la reconciliación y seguir llevando las obras.

 

¿Cree que la gente va a apoyarlos después de ese escándalo?

Usted puede acompañarme a Valle de San Juan para que compruebe el fervor de las personas que reconocen un trabajo por el desarrollo del municipio. El cariño de la gente sigue intacto. Es más, siento que hemos ganado más adeptos y han llegado sectores que nos quieren acompañar como el representante Jaime Yepes y el senador Miguel Ángel Barreto. Estamos fortalecidos y sin pelear con nadie, porque se vienen tres años en los que no podemos estar divididos.

 

Esta opinión contrasta con la de quienes piensan que no hay un mínimo de vergüenza para pedir votos cuando hay tres personas que reconocieron y están condenadas por corrupción al sufragante…

Los que estamos haciendo la campaña somos Henry Lugo y yo.

 

Pero usted también está siendo investigado por ese caso en la Corte Suprema de Justicia.

Eso está en investigación y por reserva no me pronunciaré. Ni siquiera me han notificado, por lo tanto no voy a decir nada. Mi abogado hablará en su momento.

 

Con semejante antecedente, ¿cómo controvierte a la campaña del otro candidato en su bandera de lucha contra la corrupción? ¿Qué responden a quienes dicen que se podría repetir la entrega de materiales de construcción para comprar votos?

Esa es una causa de todos, pero cuando no hay nada que mostrar, todo el mundo se pega de esa bandera de la lucha contra la corrupción. Ahora, no lo estamos permitiendo (compra de votos) ni lo hemos permitido. Yo hago política a pie y caminando con la gente y por eso las investigaciones en la Corte me las han cerrado tranquilamente porque no encuentran nada contra mí. Estamos trabajando con la verdad. A nadie se le está dando nada, no es nuestro estilo y seguimos avanzando con una persona buena, sana y decente.

 

¿Con la condena de Gonzalo García ahora la única cabeza del gomezgallismo es usted?

Siempre he sido la máxima cabeza del equipo.

 

Tenía la impresión de que había una especie de codirección con él…

Muy mala impresión. Es un amigo, como lo son muchos en el Tolima, al que aprecio y espero que salga de este problema, pero aquí el que toma las decisiones, acompañado de los amigos que me asesoran, es José Élver Hernández Casas.

 

¿Y como líder no asume una responsabilidad política? ¿No amerita un acto de contrición?

Repito: ese es un debate en el que no me quiero meter. La Fiscalía y la justicia ya se pronunciaron. Ellos están cumpliendo las penas. Como jefe de una organización tengo la responsabilidad de apoyar a Henry Lugo para seguir llevando obras, pero en materia penal las responsabilidades son personales e individuales. El Valle de San Juan hace parte de la organización, pero este equipo es departamental.

 

¿Qué tan cierto es que la relación con el barretismo se ha debilitado?

Para nada. Estamos más unidos que nunca. No tenemos por qué pelear. El Gobernador me va a acompañar este domingo (hoy) en Murillo para arrancar con el centro deportivo de integración del norte del Tolima y con el Alcalde de Ibagué estamos avanzando en Bogotá en temas como Sistema Estratégico de Transporte Público. El Gobernador y el Alcalde están aprovechando esta credencial que ostento como presidente de las comisiones económicas para que salga favorecido el Tolima.

 

Alguna vez, en una charla informal, dijo que ya no aspiraría más al Congreso porque le gustaría ser el próximo Gobernador. ¿Se mantiene en esa idea?

Me debo a un equipo juicioso y trabajador, lleno de hombres y mujeres importantes, al que respeto. Actuaré donde la convención choquista lo dicte. Si ellos me dicen que vuelva a la Cámara, lo haré. Si me dicen que me postule al Senado, lo haré. Si me piden que vaya a la Gobernación, lo haré. Y si me piden no vaya más, también lo hago. Estaré donde le pueda servirle a la gente.
 

EL NUEVO DÍA

Comentarios