¿Retornará el congreso a las sesiones presenciales de lleno?

Crédito: Colprensa - EL NUEVO DÍAEl salón plenario sólo albergará 32 personas al tiempo.
Octubre parecería ser el mes en el cual el Congreso de la República entraría de lleno a retornar a su actividad legislativa normal, es decir con la presencialidad de senadores y representantes en el Capitolio Nacional.
PUBLICIDAD

Si bien la Cámara de Representantes está sesionando en su plenaria con la asistencia de máximo 26 de sus integrantes que se escogieron de acuerdo a las bancadas, su actividad legislativa no se desarrolla de lleno en las Comisiones Constitucionales. Tan sólo ha sesionado de forma presencial la Comisión Primera, la cual ha sido convocada de esa manera por su presidente, Alfredo de Luque.

Ahora el turno le corresponde al Senado de la República, en donde y según una resolución firmada por su presidente Arturo Char, la plenaria y las comisiones podrán trabajar de forma presente con un modelo mixto, es decir similar al de la Cámara en donde no podrán estar todos.

Según dice la resolución, para habilitar ese trabajo en el Capitolio Nacional se tuvo en cuenta la distancia entre las curules, la ventilación natural, las puertas de acceso a los espacios, la amplitud de los pasillos, la distribución de los puestos de trabajo, el proceso productivo, las tareas, los procedimientos, los equipos de trabajo, el tiempo de exposición de jornadas o turnos de trabajo, y la característica del personal que labora en la entidad.

“De igual manera, se consideró que en una jornada laboral en el Capitolio Nacional, Edificio Nuevo del Congreso y en otros centros de trabajo del Senado en donde se realizan las sesiones de plenarias y comisiones Constitucionales, Legales, Especiales y Accidentales en donde se efectúa control político, y se debaten y aprueban Proyectos de Ley, laboran 108 senadores, 298 servidores públicos de planta, 991 servidores públicos de las Unidades de Trabajo Legislativo, aproximadamente 400 contratistas, 100 personas entre pasantes, Policía Nacional asignada al Congreso, servicios generales, entre otros”, indicó la corporación en un pronunciamiento.

Por ahora se disputo prohibir el ingreso de visitantes, debido a que esto incrementa la carga ocupacional de los edificios, restringir el uso del sótano, por la no circulación adecuada de ventilación natural, restringir el uso de los ascensores solo y exclusivamente, para personas en condición de discapacidad.

En ese orden, el salón plenario sólo albergará 32 personas con puestos de trabajo fijo entre Senadores, Secretario General, Subsecretario, Jefe de Leyes, Jefe de Relatoría, citados, y 7 personas de apoyo para un total de 39.

El aforo máximo del recinto permite la presencia de 26 senadores más los tres que integran la Mesa Directiva, pero para efectos de facilitar que todos los congresistas que deseen asistir a las sesiones de manera presencial puedan hacerlo, la Sede Social y el Salón de la Constitución estarán habilitados para que desde allí participen en las sesiones de la Plenaria del Senado.

Para las comisiones Constitucionales, Legales, Especiales y Accidentales del Senado de la República, se autorizará a que convoquen a sesiones mixtas. La Comisión Primera, solo pueden tener 10 personas con disponibilidad, en la Comisión Segunda, podrán asistir presencialmente 6 personas, en la Tercera el aforo sería de 7 personas, la Comisión Cuarta permitirá 9 personas con disponibilidad, la Comisión Sexta sólo estarían 6 personas y la Séptima también 6 personas con disponibilidad en su puesto de trabajo.

El senador del Centro Democrático, Jhon Harold Suárez, respecto a las sesiones mixtas indicó que “es importante el regreso a su escenario natural, siguiendo todos los protocolos y restricciones de bioseguridad, y los presidentes Lidio García (anterior) y Arturo Char, han sido prudentes en la protección de la salud de cada uno de los senadores, sus equipos y empleados del Congreso”.

Expresó además el senador que “ojalá quienes del primer día de la pandemia insistían con las sesiones presenciales, no aumente el ausentismo y utilicen esta presencialidad no para hacer demostraciones histriónicas, sino para legislar y tramitar los proyectos que tanto necesitan los colombianos. Estoy con toda la disposición y voluntad para estar presente desde el próximo 13 de octubre, si el partido así lo determina”.

El expresidente de la Cámara, Alejandro Chacón sostuvo que da apoyo total y si es presencial mejor, pero advirtió que “desde los micrófonos del Elíptico y con sus cámaras, sino sería un café internet y eso si nunca lo apoyaría.

Colprensa

Comentarios