“Somos una alternativa pacífica y resuelta a darle a este país esperanza”

Crédito: Colprensa / EL NUEVO DÍA.Iván Marulanda Gómez, precandidato presidencial por Alianza Verde.
Las generaciones más recientes le identifican por ser un político íntegro, lejano de las ‘lentejas’ de la burocracia. En julio pasado recibió el apoyo en la opinión pública para que ganara la presidencia del Senado de la República.
PUBLICIDAD

Su nombre se le relaciona con el Nuevo Liberalismo cuando en los años 80 hizo política junto al inmolado Luis Carlos Galán, luego por haber sido uno de los constituyentes que redactó la nueva Constitución Política del país.

Es el veterano senador de la Alianza Verde, Iván Marulanda Gómez, quien, seguro de que tiene una amplia experiencia de conocer el país y el Estado, se decidió a llevar más allá su carrera política, quiere ser Presidente de la República en representación de la Alianza Verde y de un sector de partidos y movimientos que no estén ni en la extrema izquierda ni en la extrema derecha.

Ya en su condición de precandidato, Marulanda habla de lo que considera ha sido el fracaso del gobierno de Iván Duque, de los riesgos que el país seguirá viviendo hasta 2022, cuando termine su gobierno. También se refiere a las coaliciones que estaría dispuesto a hacer y con quiénes definitivamente no las  hará. De estos temas diálogo con Colprensa.

Iván Marulanda.

¿Por qué decidió aspirar a ser candidato presidencial?

Yo tengo ya 50 años de vida pública, conozco el Estado, he estado en las administraciones municipales, departamentales, nacionales, he sido embajador, he pertenecido a las corporaciones de elección popular, miembro de la asamblea nacional constituyente. Conozco de cerca al país, entonces sé cuáles son las realidades regionales, las oportunidades, las mentalidades de la gente. Además, siempre he estado en una línea política de un pensamiento democrático. Con Luis Carlos Galán fundamos el Nuevo Liberalismo, y con Rodrigo Lara hicimos una jornada histórica.

En este momento tan crítico de la vida nacional, porque no hay un momento más difícil en la historia de Colombia que este, se me presenta un escenario que se me dice que hay que tomar unas decisiones, hay que elegir una persona que se candidatice para la Presidencia de la República por el Partido Alianza Verde, vamos a hacer una consulta.

 

¿Por qué no presentó su aspiración en ‘Compromiso Ciudadano’, el partido de Sergio Fajardo con quién usted llegó al Senado en 2018?

En el año 2018 estábamos unidos ‘Compromiso Ciudadano’, con quien yo venía trabajando ya hacía varios años, con el Polo Democrático y la Alianza Verde. En ese momento se presentó entonces la pregunta de si seguía o no en la carrera por el Senado y tomé la decisión que sí y solo podía ser por la Alianza Verde, porque Compromiso Ciudadano no tiene personería jurídica y no tenía como presentar listas. Eso implicó entonces una ruptura inicial con Compromiso Ciudadano, entonces al estar ya el Partido Verde este es mi camino político definitivo y aquí tengo que tramitar este proceso.

 

¿Recoge también entonces las banderas de Luis Carlos Galán, del Nuevo Liberalismo, en esta aspiración?

Claro que sí, esas banderas las construimos juntos, esas banderas nos emocionaron juntos y las usamos hasta que los compañeros dieron la vida por ellas, pero son banderas que le pertenecen al país, a un sector de la opinión nacional y no me puedo sentir el único dueño de sus ideales y de esa historia, pero sí estoy comprometido con esos ideales que ayudé a construir. Esas son mis convicciones, mi visión de país.

 

¿Cree que llegaremos a las elecciones de 2022 con la misma polarización de 2018, similar a lo que se vive hoy?

La polarización es una frustración para esta sociedad, nos tiene cansados a los colombianos, precisamente uno de los intereses mayores que tengo en esta agenda es decirle al país que aquí hay otra opción que no tienen que ver con esa pelea de esas fuerzas enfrentadas a muerte. Aquí hay un pensamiento que considera y le interesa sembrar la esperanza en los colombianos. Estar en cualquiera de los extremos es estar en la polarización, esta es una propuesta social demócrata, de centro izquierda, pero ideológicamente es lo que se llama la social democracia. Un pensamiento liberal social.

 

¿Pero no cree que a la Alianza Verde, y a muchos de sus militantes, se les identifica como esa izquierda extrema y no la de centro izquierda que la consolidó en 2018?

Hemos sido muy críticos desde la Alianza Verde porque el gobierno es muy malo. Acá estamos sufriendo mucho los colombianos, sobre todo la gente del pueblo, los que no tienen trabajo, que no tienen ingresos, de nueve millones de hogares, de 30 millones de colombianos. Un Estado que está en manos de un presidente que no tiene la sensibilidad de la realidad tan dura y tan cruel, y de unas mayorías en el Congreso que son cómplices en esa apatía.

También hemos sido críticos de la aptitud del gobierno de desconocer a las instituciones, desconocer a la justicia, tomarse las calles con la fuerza pública, entre otras arbitrariedades, al igual que cooptando todos los organismos de control, y ahora también se quieren tomar el Banco de la República, eso es una visión de estado que no compartimos, pero no quiere decir que seamos de una extrema izquierda, ni que tampoco hacemos concesiones con la extrema derecha. Somos una alternativa pacífica y resuelta a darle a este país esperanza.

 

¿Cree que a esta altura del gobierno de Iván Duque es más radical que lo que fueron los ocho años del gobierno de Álvaro Uribe?

Son igualmente radicales, aunque de una manera distinta. El presidente Duque vive con mucha autoridad política, porque tenía un liderazgo y prestigio y era autoritario con el poder que tenía en sus manos, ahora es autoritario con poder, eso es peligroso porque no sabe hasta dónde llega su capacidad política, entonces avanza en el abuso y en la arbitrariedad.

 

¿Será que en lo que resta del gobierno el presidente Duque seguirá siendo tan radical y abusando de ese poder, como usted lo expresa?

Es lo que yo creo que desafortunadamente irá a suceder, porque no hay una interlocución, no es un gobierno capaz de discutir, incluso ni internamente con sus propios amigos, no tiene un sentido crítico, no tiene una capacidad de rectificar. Creo que se nos irán estos cuatro años en esta situación tan riesgosa, de tanta incertidumbre y de tanto avance en la debilidad institucional y democrática.

 

Pero ese radicalismo también se ve en dirigentes de la izquierda. ¿Es Gustavo Petro uno de esos radicales de izquierda?

Esa actitud de Gustavo Petro exaltando los ánimos, aplaudiendo el desmadre de la situación de orden público y siendo casi tan ácido como sus contradictores políticos, le quita autoridad para representar una opción democrática. Siento que él está en un extremo beligerante que no es propicio a una construcción de paz, una construcción de democracia. Él está en una pelea, lo mismo que la extrema derecha, esas mayorías del presidente en el Congreso son igualmente groseras, pugnaces, agresivas, entonces esos dos polos se parecen en su capacidad de exaltar los ánimos de la nación, de desesperar al país.

 

¿Los verdes irán con su candidato hasta la primera vuelta o buscarán la consulta interpartidista?

No tengo la menor duda de que hay una estación intermedia, en que debe haber una consulta interpartidista en las elecciones de marzo de 2022 entre distintas fuerzas políticas alternativas que planteen una opción de gobierno para el cambio democrático, una coalición esperanzadora. Acá estamos hace muchos años en gobierno de coalición y no va ser distinto en 2022.

Vamos a hacer una coalición que se conforma y se consolida cuando encuentre el candidato en las elecciones de marzo, en la consulta entre los y las candidatas alternativos. Quiénes van a ser, no lo sé, el camino de la política apenas se está empezando a demarcar, hay que ver quiénes terminan presentando sus nombres para la contienda presidencial. En un año ya está claro el panorama.

 

Si usted es el candidato de los verdes, ¿con quién no buscará acercamiento para una coalición?

Yo no decido eso, eso lo decide el partido, hay que esperar a que se llegue el momento, a que se conozcan todas las opciones que estarán en juego para saber cuáles son esas opciones para la coalición, pero descarto totalmente una coalición con la derecha que encarna este gobierno y con cualquier persona que lo represente.

Colprensa

Comentarios