“Es urgente propiciar acciones en la cuenca del río Combeima”

Crédito: Suministrada - EL NUEVO DÍA
Olga Lucía Alfonso, directora de Cortolima, explicó que se realizará un estudio para definir las inversiones y esquema de gobernanza del proyecto Siembrazul, el fondo de agua creado entre entidades de los sectores público y privado en pro de la seguridad hídrica.
PUBLICIDAD

¿Qué busca Siembrazul y cuáles acciones están contemplando?

Es el fondo de agua para Ibagué. Se trata de una plataforma colaborativa donde públicos y privados aportan recursos, gestión y articulación en un esquema de gobernanza y financiero para mejorar las condiciones de la cuenca del río Combeima, la subzona geográfica del río Coello. Queremos hacer inversiones verdes como reforestación, mantenimiento, compra de predios, pago por servicios ambientales a las comunidades, reconversión de actividades productivas. Se requieren entre $2.000 y $3.000 millones por año para que en el mediano y largo plazo la cuenca vea los efectos de estas inversiones, recuperándola, preservándola y conservándola ya que está en una situación crítica. El equilibrio hídrico de la cuenca está afectado.

 

¿Cuál será el rol de cada entidad y eventualmente se podrán sumar más?

Los promotores o socios fundadores de esta maravillosa iniciativa somos, desde el sector público, la Gobernación, la Alcaldía de Ibagué, el Ibal y Cortolima. Del sector privado son Celsia, Cemex, Avícola Triple A, Grupo Diana y Guillermo Laserna y Cia. Lo primero que vamos a hacer es un diagnóstico que nos permita definir la situación específica de la cuenca, pero que también nos permita establecer el sistema de gobernanza y el esquema financiero de Siembrazul. Están invitados todos los actores públicos y privados que deseen vincularse a esta iniciativa.

 

¿Para cuándo estará listo ese diagnóstico? ¿Y a cuánto asciende la partida inicial?

Vamos a desarrollar un estudio en el que se hace un diseño de este fondo de agua, el cual esperamos tener listo en enero y nos va a decir qué tipo de inversiones se requieren, esquema de gobernanza y altura de financiación. Ahora, frente a los aportes, la Gobernación, la Alcaldía y Cortolima ya pusieron alrededor de $800 millones para iniciar este diseño. El aporte de los privados resultará del estudio y las posibilidades de las empresas.

 

¿Qué tan apremiante es ejecutar las acciones?

Esta cuenca abastece el 86% de los usuarios de Ibagué y tiene una situación de desequilibrio hídrico porque tiene una oferta de más o menos 9.3 metros cúbicos por segundo en situaciones normales mientras que la demanda supera los 15 metros cúbicos. Es muy urgente propiciar iniciativas como esta para cuidar y preservar la cuenca. Por lo tanto debemos garantizar con acciones de mediano y largo que se produzca más agua para tener posibilidades de acceder a ella. Y la calidad, el agua brota en perfectas condiciones, pero en el tránsito de la cuenta la vamos contaminando con vertimientos.

 

DATO

La cuenta tiene problemáticas asociadas a la deforestación de los bosques, las malas prácticas agrícolas y el aumento de los asentamientos urbanos y rurales, lo que produce una pérdida en su capacidad de regulación que genera escasez en verano y deslizamientos en invierno, haciéndola insostenible en pocos años.

 

FRASE

“Todas las acciones que desarrollemos públicos y privados en posibilitar la preservación y conservación de la cuenca son respuestas a decisiones como la del Consejo de Estado”.

EL NUEVO DÍA

Comentarios