El barullo que causaron las declaraciones del exalcalde Jaramillo

Crédito: Archivo / EL NUEVO DÍAGuillermo Alfonso Jaramillo, exalcalde de Ibagué.
El haber reconocido que buscó a varios candidatos a la Alcaldía, incluyendo el aspirante del uribismo, para impedir la llegada del barretismo, armó revuelo en el Centro Democrático y sectores de opinión.
PUBLICIDAD

Las declaraciones que el exalcalde Guillermo Alfonso Jaramillo entregó la semana pasada en una extensa entrevista virtual levantaron una polvareda política, sobre todo porque reconoció que en 2019 buscó a varios candidatos a la Alcaldía de Ibagué para consolidar una alianza que pudiera contrarrestar la avanzada barretista en las elecciones.

En su momento se llegó a hablar de la posibilidad de conformar una coalición semejante, pero pocos imaginaron que el exmandatario, en una supuesta violación de las normas disciplinarias, haya promovido ese pacto con un único propósito: evitar la llegada del conservador Andrés Fabián Hurtado, pupilo del exgobernador Óscar Barreto.

No resulta extraño que Jaramillo, un político cercano al movimiento alternativo y que se ha auto reconocido como ‘petrista’, haya tenido encuentros con los candidatos Hugo Zárrate o Camilo Delgado, pero sí llamó la atención que acudiera a la campaña de Leonidas López, el aspirante del Centro Democrático, partido que está en la antípoda ideológica de la izquierda.

Si bien es cierto que López no hace parte del uribismo radical y, de hecho, siempre habló de que su propuesta política era abierta e incluyente, aún hoy –habiendo pasado casi un año desde las elecciones– nadie tenía dentro de sus cuentas que se hubiera explorado una unión entre sectores que están en orillas distintas.

“Yo, a pesar de estar gobernando, preocupado, toqué todas las puertas y dije ‘mire, hagamos algún arreglo, cuadremos esto’. Hablé con casi todos para buscar un entendimiento. Hablé con Camilo en mi edificio, hablé con Hugo Ernesto Zárrate en mi edificio, hablé con el doctor López al lado del doctor Uribe. Entonces queda claro que por encima de cualquier cosa estaba el interés por Ibagué, porque sabía qué iba a suceder y es lo que está sucediendo”, reveló el exalcalde.

De acuerdo con el exmandatario, la coalición estuvo muy cerca de concretarse, incluyendo a José Alberto Girón, quien era visto como el candidato oficialista, pero uno de los aspirantes “dijo que no porque se sentía muy prepotente”. Si ese proceso de convergencia hubiera prosperado, Delgado, Zárrate, López y Girón tendrían que haber escogido entre ellos a un candidato único.

Como sea, el exalcalde Jaramillo actuó de la misma forma como lo hizo meses antes su hermano Mauricio, el exsenador y jefe liberal del Tolima, quien en febrero de 2019, en presencia de la senadora Paloma Valencia, buscó personalmente al expresidente Álvaro Uribe durante una visita a Ibagué para buscar una alianza que impidiera la continuidad del ‘barretismo’ en la Gobernación.

Esta confesión desató una especie de revuelo al interior del Centro Democrático. El representante Ricardo Ferro, duro opositor del Gobierno de Jaramillo Martínez, pidió al excandidato López una explicación en la que confirme o desmienta las declaraciones del exalcalde, pues, de ser ciertas, serían un hecho “lamentable”.

“Quisiera oír a Leonidas hablando al respecto de si esas reuniones se dieron. Muy seguramente me hubiera apartado de la campaña si hubiera sabido que se estaba reuniendo con Jaramillo. Yo fui muy crítico de la administración Jaramillo, no porque tuviera algo en contra de él en sí, sino por lo que fue su nefasto cuatrienio. La falta de resultados habla por sí solos. Lamentable donde se llegue a comprobar esto que dice Jaramillo porque sabemos que le gusta encender polémicas y hablar cosas que no son solamente para ser noticia”, afirmó el congresista en entrevista para Ecos del Combeima.

Hasta ahora, López no se ha pronunciado al respecto, pero dentro de esa colectividad hay voces que reprocharon algunas palabras de Ferro. Por ejemplo, Holman Guevara, militante uribista del Tolima que es cercano a la senadora Valencia, afirmó que el representante abandonó las candidaturas de López y Mauricio Pinto a la Gobernación.

“No entiendo por qué quieren polemizar sobre unos hechos que son reales (…), es que él nunca estuvo con la campaña de Leonidas López, se apareció en un par de ocasiones, pero la constante fue el abandono total de muchos del partido a las campañas. Estoy convencido de que tanto el señor Pinto como el señor Leonidas son personas honorables porque lograron hacer una campaña con las uñas y sometida a la traición de muchas personas que dicen ser leales a Uribe y al Centro Democrático”, dijo.

Pero esas no fueron las únicas reacciones que provocaron las declaraciones a Jaramillo. En la entrevista, el exmandatario dijo que también buscó a Alfredo Bocanegra, pero sobre él dijo que “no se puede confiar nada”.

A través de Twitter, el excandidato respondió en tono satírico: “Me cuentan que anoche como un espanto reencarnó en un añoso cuerpo La Guacharaca, con su mañoso estilo. Unos pocos dicen haberlo visto en un en vivo, que más parecía un en muerto”. Bocanegra hacía referencia a María Tovar, una mujer que se paseaba por el centro de la ciudad y que se caracterizó por el uso recurrente de groserías.

 

Dato

El exalcalde Jaramillo, en referencia al gobernador Ricardo Orozco y el alcalde Andrés Hurtado, dijo que son “manipulados” y manejados “a control remoto.

Redacción Política

Comentarios