“El centro hay que llenarlo de contenido, no puede ser tibio”, Juan Manuel Galán

Crédito: Archivo - EL NUEVO DÍA
Aunque exsenador Juan Manuel Galán es visto desde ya como un precandidato para las elecciones presidenciales, él mismo aseguró, en entrevista con Guillermo Pérez, que no ha decidido si aspirará a ese cargo en 2022, pero sí dijo que es necesario avanzar en un proceso de unidad que represente propuestas e ideas de cambio.
PUBLICIDAD

Algunos lo sitúan, junto a un grupo de líderes y dirigentes nacionales, en el llamado centro político, el cual dijo debe nutrirse con propuestas que atiendan las necesidades de la población y no represente una mera opción que se caracterice por la tibieza.

“Creo que lo que debemos buscar es un camino de unidad para muchas fuerzas que no estamos de acuerdo con los extremos. Creo que el centro hay que llenarlo de contenido, sustancia, no puede ser un centro tibio, insulso en color o en sabor y poco emocionante. Tiene que ser un espectro con propuestas o ideas concretas que le generen a la población y los colombianos una confianza”, afirmó el exsenador.

Galán espera que en marzo de 2022 se concrete una consulta popular, como mecanismo de elección de un candidato único, pero más allá del nombre, ese proceso debe ser “muy fuerte, emocionante, atractivo para la gente, con propuestas, programas e ideas que de verdad representen a la gente en esta polarización”.

Para el excongresista, la tarea más urgente de ese proceso de unidad es romper con la polarización, pero no aquella que ha sido entendida como la agresión entre dos sectores, sino la división real que existe entre la élite política que se ha mantenido en el poder y la ciudadanía que ha expresado su inconformismo en la calles con la clase dirigente y sus decisiones.

“La polarización real que tenemos de fondo es entre una élite política corrupta que se ha mantenido en el poder a toda costa, que no ha querido abrir espacio para la paz y las transformaciones que el país necesita y una ciudadanía cada vez más frustrada, indignada, triste y resentida que se ha lanzado a las calles a protestar y alzar su voz. El gran causante de esa frustración son los partidos políticos, que se dedicaron a estar preocupados por la mecánica, las cuotas, la partición en el poder y la contratación pública y se olvidaron de interpretar a la gente. Esa es la polarización de fondo y la queremos disfrazar diciendo que esta es una pelea de personajes políticos que se agreden”, afirmó.

Sobre la definición de una eventual candidatura, afirmó que por ahora está concentrado en que al Nuevo Liberalismo, el partido que fundó su padre, el desaparecido Luis Carlos Galán, recupere la personería jurídica. Hasta ahora, el Consejo Nacional Electoral y el Consejo de Estado rechazaron esa solicitud, pero confían que la Corte Constitucional, en la revisión de una tutela, por fin les conceda ese derecho.

“Ha habido interferencias políticas de todo tipo en este proceso. Los políticos que hoy encabezan los partidos tradicionales no solo no están interesados en esto, sino que le tienen pánico y miedo a que resurja el Nuevo Liberalismo porque saben que puede ser opción de cambio, esperanza y modernidad para Colombia, de una nueva manera de hacer política. Saben que tendría un gran apoyo y respaldo popular en las urnas, pero además que volvería a ser la casa del liberalismo, esas ideas que andan por ahí huérfanas, errantes, tratando de buscar un sitio para defenderlas”, comentó.

EL NUEVO DÍA

Comentarios