Ferro renunció a la Comisión de Acusaciones tras nombramiento de su esposa en la Fiscalía

Crédito: Archivo / EL NUEVO DÍARicardo Ferro, representante a la Cámara por el Centro Democrático.
Aunque el congresista dijo que su dimisión obedecía a motivos personales, rápidamente se especuló que era por la vinculación de su esposa a la entidad de control y así evitar un conflicto de intereses.
PUBLICIDAD

De manera sorpresiva, el representante Ricardo Ferro, del Centro Democrático, renunció a la Comisión de Acusaciones con la aprobación de la plenaria de la Cámara. Aunque no explicó las razones de su dimisión, muy pronto se asoció al controvertido nombramiento de su esposa, Patricia Alvira, como fiscal seccional en el Tolima.

Semanas atrás se conoció que el fiscal general Francisco Barbosa vinculó a la abogada a la entidad de control, pero el hecho adquirió resonancia nacional cuando la periodista Cecilia Orozco, en su columna de El Espectador, cuestionó duramente el nombramiento porque –a su juicio– no era ético y se podría configurar un posible conflicto de intereses.

En su texto afirmó que la escogencia de Alvira resultaba conveniente a los intereses del Fiscal General dado que el representante Ferro, como miembro de la Comisión de Acusaciones, llamada jocosamente Comisión de Absoluciones por sus pocos resultados, podría actuar en favor de Barbosa en una eventual investigación en su contra.

“Barbosa puso a cuidar el queso a la ratona Alvira y, de paso, neutralizó a su investigador, el esposo de Alvira y miembro de la Comisión de Acusación”, aseguró la periodista, quien además evidenció que el congresista estudió en la Universidad Sergio Arboleda durante la misma época que lo hizo el Fiscal General y el presidente Iván Duque.

Esas conexiones fueron traídas a colación en la sesión de la Cámara por la representante Ángela María Robledo al señalar que, aunque Ferro no entregó detalles sobre su renuncia, probablemente su decisión tendría que ver con los posibles conflictos que le generaría seguir ocupando uno de los 16 puestos de esa Comisión.

En septiembre pasado, Ferro dijo que no iba a referirse a los cuestionamientos, pero desde su círculo trascendió que no veía complicaciones en ese asunto porque su esposa llegó al cargo por méritos propios y si a él le llegaran a asignar una denuncia contra el Fiscal, simplemente tendría que declararse impedido para conocer el proceso.

Al ser consultado, el congresista se limitó a decir: “renuncié por motivos estrictamente personales”.

 

La jugadita del ‘uribismo’ para la Comisión

Luego de que el representante Ferro renunció a ser miembro de esa comisión, el Centro Democrático, a través de su vocero en la corporación, el representante Edwin Ballesteros, solicitó aprobación a la plenaria de la Cámara para que ingresara a la Comisión el representante Álvaro Hernán Prada.

De inmediato, se armó una gran controversia teniendo en cuenta que el congresista está siendo investigado junto al expresidente de la República, Álvaro Uribe Vélez, en el caso de la presión a testigos. Al respecto, el vocero Centro Democrático dijo que no tiene ningún impedimento ni ético ni moral y mucho menos legal para que pueda entrar a esa comisión.

Pero una cosa distinta piensa el presidente de la Comisión de Acusaciones, el expresidente de la Cámara, Carlos Cuenca, quien aseguró que si bien el Centro Democrático puede postular a quien quiera, en el caso de Prada es mejor que no lo haga. “Hago un llamado a Álvaro Hernán Prada para que decline de esa aspiración, no debemos cuestionar esas posiciones, pero mi consejo es que no aspire”, sostuvo.

El representante a la Cámara, Mauricio Toro, sostuvo que si el ‘uribismo’ insiste en que el nuevo integrante de la Comisión de Acusaciones sea Prada, llevará a que él mismo se tenga que impedir en muchos casos de los que investiga esa célula legislativa.

El representante liberal Juan Carlos Losada, señaló que “aquí no se trata de hacerle un juicio a Prada, lo que se trata es de tomar una decisión por el bien de la plenaria, el asunto es que cualquiera que tenga investigación en la Corte Suprema se debe abstener de estar en la Comisión de Acusaciones. Parece que estuvieran jugando a hacer quedar como un cuero al Congreso”.

Tras la polémica que generó esa petición, el propio Ballesteros pidió a la plenaria aplazar esa elección para otro momento. La plenaria es la encargada de escoger a los miembros de esa comisión.

Redacción Política

Comentarios