Horacio Serpa, el líder liberal que escudó a Samper en su momento más crítico

Crédito: Colprensa / EL NUEVO DÍAHoracio Serpa Uribe, exsenador y exministro, líder del partido Liberal en Colombia, falleció ayer a sus 77 años de edad.
Uno de los líderes más representativos en las últimas tres décadas del país, falleció este sábado 31 de octubre en Santander, tierra que lo vio nacer y brillar en todos los campos de la política nacional.
PUBLICIDAD

A sus 77 años de edad, el dirigente liberal se despidió después de varios años de luchar contra una enfermedad, pero se fue dejando un legado muy importante para muchas generaciones que lo vieron crecer como líder en el país y trasegar por diferentes cargos de la política nacional.

Serpa nació en Bucaramanga el 4 de enero de 1943 y precisamente allí en esa ciudad que lo vio crecer, fue donde pasó sus últimos años de vida. El líder se graduó como abogado en la Universidad del Atlántico y ocupó varios cargos de la rama judicial en el departamento de Santander.

Fue juez civil en Barrancabermeja, juez penal municipal de San Vicente de Chucurí, juez penal del Circuito de Barrancabermeja, además de investigador criminal del departamento y juez superior de Barrancabermeja. Siempre estuvo ligado a la clase liberal colombiana.

Por eso, durante la década de los 60, ingresó al Movimiento Revolucionario Liberal, que lideraba en su momento Alfonso López Michelsen y que rechazaba el Frente Nacional. Cuando este se disolvió, en 1967, Serpa se unió a la fracción del oficialismo del Partido Liberal.

También se desempeñó como Alcalde de Barrancabermeja en 1970, gracias al apoyo brindado por Álvaro Gómez Gómez, entonces gobernador de Santander. En 1971 fue elegido concejal de la ciudad petrolera y tres años más tarde llegó al Congreso de la República por el Partido Liberal.

Fue allí, donde Serpa dio origen al Frente de Izquierda Liberal Auténtico, Fila, junto a Mario Olarte, Rafael Fernández y Arístides Andrade. En 1978, fue elegido como representante, con lo que continuó ocupando la curul liberal en el Congreso.

En 1981, inició su amistad con el expresidente Ernesto Samper, brindándole su apoyo para que llegara a ser parte del Directorio Liberal.

En 1986 Serpa llegó al Senado de la República. Sin embargo, en 1988 renunció a su curul para convertirse en procurador, tras el asesinato de Carlos Mauro Hoyos. Fue allí donde tuvo que hacerle frente al secuestro de Álvaro Gómez Hurtado por parte del M-19, además de la masacre de La Rochela, en Santander.

Posteriormente, en 1990, el presidente Virgilio Barco lo nombró ministro de Gobierno. Poco después, se convirtió en el jefe político de la campaña de Ernesto Samper.

Pese a su reelección en el Congreso de la República, en 1991 renunció a su curul para hacer parte de la Asamblea Nacional Constituyente, junto a Verano de la Rosa y a Guillermo Perry, por la lista de Samper dentro del Partido Liberal.

En 1992, el presidente César Gaviria lo nombró negociador de paz con el EPL y otras guerrillas en Tlaxcala, México. En 1993 se hizo jefe de debate para la campaña de Ernesto Samper. Tras su victoria en 1994, Samper hizo a Serpa ministro de Gobierno. Allí, convirtió a la cartera de gobierno en Ministerio del Interior.

En pleno auge del escándalo conocido como ‘Proceso 8.000’, Serpa fue defensor a ultranza de la Presidencia de la República, argumentando que Samper nunca supo de dineros provenientes del narcotráfico infiltrados en la campaña.

En 1998, Serpa se lanzó por primera vez a la Presidencia de la República. Aunque ganó por pocos votos en primera vuelta, fue derrotado en la segunda por el conservador Andrés Pastrana.

Sin embargo, en el 2000 dio a conocer que quería volver a la contienda presidencial, pero fue derrotado en primera vuelta por Álvaro Uribe Vélez en 2002. Uribe nombró a Serpa embajador ante la OEA, donde estuvo dos años.

En 2005, fue elegido vicepresidente de la Internacional Socialista y, posteriormente, ganó la Consulta Liberal y se lanzó nuevamente a la presidencia, quedando en tercer lugar, detrás de Uribe Vélez y Carlos Gaviria.

En 2014, volvió al Senado, desde donde defendió el Proceso de Paz con las Farc. Serpa venía luchando con un cáncer de colon, enfermedad que terminó con su vida este 31 de octubre de 2020.

 

“La Patria ha perdido a uno de sus grandes caballeros”

El presidente de la República, Iván Duque Márquez, se pronunció este sábado sobre el fallecimiento del líder político Horacio Serpa Uribe, a quien calificó como uno de los grandes caballeros de la política colombiana.

“Hoy he recibido la noticia de su fallecimiento con gran dolor”, resaltó el mandatario colombiano este sábado, al tiempo que resaltó que “sin duda, la patria ha perdido a uno de sus grandes caballeros de la política y le pedimos a la divina providencia que lo tenga en su mejor rincón posible”.

El presidente Duque pidió en medio del diálogo Compromiso por Colombia, en Girón, Santander, un minuto de silencio por el fallecimiento de Horacio Serpa, del que también destacó que fue un colombiano que mostró el amor por este país.

A las reacciones del presidente se unieron varios expresidentes de la República, cargo al que aspiró en tres oportunidades el dirigente liberal.

Uno de los primeros en hacerlo fue el expresidente Álvaro Uribe Vélez, quien manifestó que con su muerte “concluye un ciclo al que nunca le intuí final”. El exmandatario resaltó que siempre lo unió con él “una amistad de mucho tiempo, coincidencias y agudas diferencias”.

Uribe Vélez también resaltó que en el último periodo que compartieron en el Senado de la República siempre le “expresé mi respeto y mi afecto”.

El expresidente Juan Manuel Santos también se pronunció sobre la muerte del político liberal, al que calificó como “un colombiano ejemplar y siempre un noble caballero. Nuestras más sinceras condolencias a su querida familia”.

El expresidente César Gaviria, jefe del Partido Liberal, expresó sus condolencias a la familia del líder político y resaltó las virtudes de Serpa a lo largo de su carrera.

“La muerte de Horacio significa algo que le deja un gran vacío al Partido Liberal, también a Colombia. Un gran luchador, fue un hombre combativo, fue un adalid de nuestras ideas y por eso su partida nos duele tanto”, resaltó Gaviria.

 

Despedida de diferentes sectores políticos

Uno de los primeros en reaccionar fue el procurador General de la Nación, Fernando Carrillo, quien destacó su papel como presidente de la Asamblea Constituyente de 1991 y lo calificó como uno de los grandes artífices del Estado social de derecho que está consolidado en la Constitución colombiana. “Para Rosita, sus hijos, nuestro afecto y dolor por el gran vacío que deja”, agregó.

Por su parte, la alcaldesa de Bogotá, Claudia López le envío un saludo a su familia y amigos, al tiempo que destacó su trayectoria y el legado que le dejó a la historia del país. Resaltó su rol en la Constituyente y el Senado, donde fueron compañeros por casi cuatro años. “Su memoria perdurará”, indicó.

El exnegociador de paz Humberto de la Calle, al igual que el senador Jorge Enrique Robledo expresaron su apoyo a la familia, en especial a su esposa e hijo, el senador Horacio José Serpa.

“Con Horacio Serpa muere uno de los últimos liberales de verdad. La defensa de los derechos individuales que hace el liberalismo es articulable a la defensa de los derechos colectivos que hace el progresismo. Muere un demócrata y un hombre de paz. QEPD”, señaló el senador de la Colombia Humana, Gustavo Petro.

El presidente del Concejo de Bogotá, Carlos Fernando Galán, junto a su hermano Juan Manuel Galán se sumaron a las voces de lamento por la muerte de Serpa y le enviaron un mensaje de solidaridad a su familia.

“Recibo con enorme pesar la partida de Horacio Serpa. Le envío condolencias a su familia, a sus seguidores, a Horacio José Serpa. El país pierde un gran líder”, manifestó por su lado la excandidata presidencial Piedad Córdoba.

El senador Gustavo Bolívar envío un abrazo de solidaridad a su familia y afirmó que alcanzó a ser exonerado por la historia en los episodios de Álvaro Gómez, al tiempo que hizo énfasis en la importancia de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).

El también senador, Roy Barreras, señaló que su muerte es una gran pérdida para la democracia colombiana, a quien calificó como el último gran liberal. Manifestó solidaridad con todos los liberales. “No lo olvidaremos ¡Mamola!”, dijo.

“Muy triste la muerte de Horacio Serpa. Un colombiano ejemplar, comprometido con las causas sociales, la democracia y la paz. Siempre defendió los principios liberales. Un abrazo solidario a Rosita, Horacio José y toda la familia”, indicó Juan Fernando Cristo.

La senadora Aida Avella lamentó la partida de otro constituyente y recordó que hicieron equipo en la Comisión Primera. “Luchamos hombro a hombro por la paz: me lo encontré en varios sitios del país al regreso del exilio. A su esposa, hijos y nietos nuestro abrazo solidario”, agregó.

 
BOGOTÁ, COLPRENSA

Comentarios