César Gaviria compareció ante la Comisión de la Verdad

Crédito: Colprensa - EL NUEVO DÍA
El expresidente César Gaviria Trujillo compareció la tarde de este miércoles ante la Comisión de la Verdad en una sesión privada, representada por el presidente de la CEV, Francisco De Roux, las comisionadas Marta Ruiz, Lucía González y el comisionado Saúl Franco.
PUBLICIDAD

A la salida de esta reunión, el expresidente expresó su satisfacción de haber tenido la oportunidad de hablar con integrantes de la Comisión de la Verdad, a los que considera muy importantes para el proceso de paz.

“El éxito de la comisión en gran medida depende que el proceso se pueda fortalecer y se puede adoptar. Esto no es un proceso de corto tiempo, este es un proceso de mediano y de largo tiempo que no se va a agotar aquí y todavía hay mucho camino por recorrer”, resaltó.

El presidente de la corporación le agradeció a Gaviria por haber asistido a esta reunión, en especial por haber compartido su experiencia, su historia y porque mediante esta se puede tener una mejor visión que contribuye a esclarecer qué es lo que nos ha pasado a los colombianos en el conflicto armado interno.

Gaviria es el segundo expresidente que acude a este llamado. Recordemos que ya lo había hecho el expresidente Ernesto Samper, quien en su momento habló del asesinato del exdirigente conservador Álvaro Gómez Hurtado, el proceso 8000 y otros episodios suscitados durante su gobierno.

Sobre el magnicidio, el expresidente dijo que Gómez Hurtado era su amigo y recordó que en el momento del crimen, el 2 de noviembre de 1995, en su gabinete había tres ministros ‘alvaristas’.

Sobre los grupos conspiradores dijo que estaban concentrados en tres niveles: sociales, ideológicos y los de sangre. De los primeros dijo que eran los que asistían a cócteles y almuerzos, “y de ellos hacían parte periodistas y algunos académicos”.

Sobre los que llamó conspiradores ideológicos señaló que buscaron a Frechette para proponerle lo del golpe de Estado, pero tuvieron una negativa del entonces embajador, quien les habría dicho que “Estados Unidos no participaba de un hecho así en contra de un gobierno elegido democráticamente”.

Del tercer grupo dijo que fueron los encargados del intento de secuestro de su abogado, Antonio José Cancino, “en septiembre de 1995, del que participaron militares activos y retirados”.

COLPRENSA

Comentarios