Petro y Cepeda denunciaron ‘entrampamiento’ del exfiscal Martínez en caso de alias ‘Santrich’

Crédito: Colprensa - EL NUEVO DÍA.
Los senadores aseguraron que la Fiscalía y funcionarios de la DEA realizaron un montaje para involucrar a exmiembros de las Farc en un supuesto negocio de drogas.
PUBLICIDAD

Los senadores Gustavo Petro e Iván Cepeda presentaron en la Comisión Primera del Senado evidencias de que hubo un montaje por parte de la Fiscalía en el caso de narcotráfico por el que Estados Unidos pidió en extradición a Jesús Santrich.

“Néstor Humberto Martínez actuó con absoluta premeditación. Aplicó el método de crear los problemas para luego presentarse como quien los intentaba solucionar contra viento y marea”, señaló Cepeda.

Entre las pruebas presentadas por Petro, hay un documento en el que la DEA le pide a la Fiscalía la autorización para utilizar 10 kilos de cocaína y a un agente encubierto para una operación en contra de Santrich. El mismo documento dice que esa misma operación se había hecho en el pasado en otros procesos.

El líder de la Colombia Humana cuenta que la Fiscalía tenía una sala diamante desde la que se ordenaron interceptaciones a miembros de la mesa de negociaciones en La Habana, a Iván Cepeda, a Piedad Córdoba, a Álvaro Leyva Durán, justificadas en la investigación del asesinato de un profesor en el Chocó, a manos del Clan del Golfo.

“Lo que hizo la Fiscalía conjuntamente con funcionarios de la DEA fue un montaje, fue una mentira”, señaló Petro.

“Esto lo que demuestra es que el objeto era sembrar pruebas, con la intención durante meses fracasada de meter gente de las Farc que había hecho la paz en un supuesto negocio de drogas, y finalmente ante el fracaso de la operación montan una operación controlada con droga de la Fiscalía y dinero de la DEA que termina en una reunión en la casa que el Gobierno le puso al señor Santrich, grabada con cámaras del Gobierno, en donde se habla de unos proyectos productivos y traslapan unas frases del agente de la DEA tratando de incriminarlo”, dijo Petro.

Por su parte, el senador Cepeda preguntó: “¿por qué pese a estar prohibido por ordenamiento jurídico el trabajo de agentes extranjeros, Martínez Neira permitió que extranjeros realizaran operaciones en Colombia? y advirtió que “solicitaremos que sea investigado por la presunta comisión del delito de traición a la patria, por cuanto habría realizado actos tendientes a afectar la naturaleza del Estado Soberano de nuestro país”.

Sin embargo, en el derecho de petición que la Fiscalía le respondió a la Comisión Primera del Senado, la vicefiscal Martha Mancera manifestó que “no es cierto que la sustancia estupefaciente provino de la Fiscalía General de la Nación. Esta provino de los presuntos infractores de la ley penal. La actuación se llevó a cabo a la luz de las normas procesales penales sobre agencia encubierta y entrega vigilada, y los estándares convencionales de cooperación judicial internacional acogidos integralmente por Colombia y, por ende, en los procedimientos de la Fiscalía”.

Por su parte, el senador Roy Barreras manifestó que “si cualquier colombiano es sujeto de un entrampamiento, o de una celada para acusarlo de delitos que no cometió, es muy grave. Pero más grave si en esos montajes participan los propios agentes del Estado, la Fiscalía y gravísimo si además, participan agentes extranjeros en la persecución a un ciudadano colombiano. Si esto ocurre frente a negociadores de un Acuerdo de Paz que puso fin a una guerra, el asunto se vuelve de interés nacional”.

Añadió que “todos tenemos derecho a saber si en el caso de Santrich y Márquez, personajes que llevaban medio siglo en la ilegalidad, cometieron nuevos delitos. Si así fue, por supuesto que deben ser juzgados”. “El hecho de que las grabaciones demuestren que se intentó desprestigiar a un colombiano honorable como el general Óscar Naranjo, por ser negociador de Paz, demostraría que lo que hay detrás es la intención de destruir el Acuerdo y sembrar el descrédito a los negociadores. Cosa que lograron cuando Márquez y Santrich mordiendo el anzuelo, se fueron a las disidencias y traicionaron el Acuerdo que firmaron”, argumentó Barreras.

Finalmente se preguntó: “¿Quién está detrás de esos montajes? ¿Eran montajes? ¿Por qué hoy se niega que hubo un entrampamiento cuando fue reconocido en su momento por el propio Fiscal? ¿Por qué hoy se oculta que hubo una entrega controlada de cocaína por parte de la Fiscalía cuando eso fue reconocido por las autoridades?

¿Por qué se dice que las operaciones de la DEA no fueron conocidas por la Fiscalía y que eran independientes? ¿Se utilizó la figura del agente provocador proscrita en Colombia? Si así fue, eran absolutamente ilegales, pero si eran coordinadas, entonces la Fiscalía ocultó el entrampamiento. Muchas preguntas que deben ser resueltas en este debate de Control Político”.

 

Duque habló de las denuncias

Luego del duro debate que se adelantó en la Comisión Primera al exfiscal Martínez por el ‘entrampamiento’ que supuestamente se hizo a ‘Jesús Santrich’ para hacerlo caer en un negocio de venta de cocaína, el presidente Iván Duque aseguró que el desertor del proceso de paz es narcotraficante y se manifestó en contra de las voces que lo defienden.

“He visto en los últimos días algunos debates donde se trata de insinuar que alias Jesús Santrich es una mansa paloma, es un angelito del bien perseguido por la justicia y que había un entramado para deslegitimar su buen nombre de criminal de décadas. Yo quiero ser muy claro en esto: antes de llegar a la Presidencia, alias Jesús Santrich fue capturado con fines de extradición a solicitud de un juez de los Estados Unidos con información concluyente  y contundente como lo anunciaran públicamente el entonces fiscal y el entonces presidente”, aseguró Duque.

Según el mandatario, Santrich también fue denunciado por Marlon Marín, quien está en los Estados Unidos cooperando con la justicia en denuncias contra el narcotráfico. Dijo que alias Jesús Santrich salió de la detención, se presentó como una víctima y días después se había desplazado a territorio venezolano y después terminó encontrándose con sus “compinches del narcoterrorismo y haciendo video amenazantes contra Colombia, protegido además por la dictadura narcocriminal”.

Según el exfiscal Martínez, las acusaciones de senadores como Iván Cepeda, Roy Barreras y Gustavo Petro son un libreto e incluso los señaló de estar defendiendo el tráfico de drogas.

Redacción Política

Comentarios