Concejal Correa denuncia que políticos pretenderían asesinarlo

Crédito: Archivo / EL NUEVO DÍARubén Darío Correa, concejal de oposición del partido ADA.
El concejal y excandidato a la Alcaldía de Ibagué por el partido ADA, Rubén Darío Correa, denunció ante la Fiscalía General de la Nación que sectores políticos incómodos con sus denuncias estarían urdiendo un plan para asesinarlo.
PUBLICIDAD

De acuerdo con el cabildante, un coronel retirado de las Fuerzas Militares le hizo saber un comentario que escuchó de un exalcalde Ibagué en el que advertía el riego que corría su vida porque su labor de control de político ha generado escozor en sectores de poder.

“Lo que me pareció más grave de todo esto es la posible vinculación al entorno de algunos dirigentes del departamento de personas vinculadas a grupos al margen de la ley o que en el pasado pertenecieron a esas organizaciones”, contó el concejal.

Además de la Fiscalía, la denuncia fue presentada a la Defensoría del Pueblo y la Unidad Nacional de Protección, entidad que desde febrero de 2018 le otorgó un esquema de seguridad. Además, la Secretaría de Gobierno de Ibagué ya está enterada del asunto.

“El oficial está dispuesto a declarar los hechos, por lo tanto esperamos que las autoridades tomen atenta nota y se nos garantice el ejercicio de la oposición política por parte del Estado colombiano y alertar a la ciudadanía de lo que está ocurriendo”, aseveró.

Correa dijo que por ahora no se ha establecido relación entre este presunto plan de asesinato y las amenazas de muerte que recibió en mayo pasado, cuando un sicario le confesó que fue contratado por un funcionario público del Huila y un dirigente político del Tolima para matarlo.

“Hasta ahora no tenemos indicio de que guarden relación ambos hechos, pero sí me genera inquietud que fue un exmiembro de las Fuerzas Militares de ese rango que me ponga sobre aviso”, expresó.

Según indicó Correa, estas circunstancias son parecidas a las que vivió el veedor ciudadano Félix Eduardo Martínez meses antes de que fuera asesinado en 2003. “No queremos que se vuelva a repetir un episodio como ese. Yo fui parte del equipo de prensa cuando Félix aspiró al Senado de la República meses antes de que lo balearon, bajándose de un taxi frente a su residencia cuando había denunciado muchos episodios de amenazas en virtud de su labor de veeduría”, dijo.

Finalizó diciendo que seguirá denunciando irregularidades. “Nosotros juramos cumplir un papel el 2 de enero y lo seguiremos haciendo. Estamos cuidando los intereses de la ciudad y hemos velado porque las cosas se hagan bien. Aquí seguiremos firmes”, concluyó.

 

Frase

"El excoronel me dijo tajantemente ‘Rubén, usted ha pisado callos muy poderosos este año y creo que su vida está en peligro’".

EL NUEVO DÍA

Comentarios