“A Luis H. no se le puede creer nada”, director del Instituto Anticorrupción

Crédito: Archivo / EL NUEVO DÍACamilo Enciso, exsecretario de Transparencia de la Presidencia y actual director del Instituto Anticorrupción.
Camilo Enciso, quien conoció el saqueo de los escenarios deportivos como secretario de Transparencia de la Presidencia, rechazó las declaraciones del exmandatario local, al indicar que el desgreño y la oscuridad caracterizaron su Gobierno.
PUBLICIDAD

Las recientes declaraciones del exalcalde Luis H. Rodríguez en las que aseguró que no participó en los hechos de corrupción que rodearon los fallidos Juegos Nacionales de 2015 no convencieron a la opinión pública, que espera de la justicia y las entidades de control el máximo rigor en las investigaciones relacionadas con el desfalco.

El exmandatario, durante una audiencia de versión libre ante la Procuraduría, soltó algunas frases que fueron vistas con escepticismo: “Nunca jamás facilité favorecer a los contratistas en la búsqueda de intereses particulares”; “jamás actué con dolo frente a mis funciones y responsabilidades como ejecutor del convenio”; “los Juegos Nacionales fueron un éxito”.

Para Camilo Enciso, exsecretario de Transparencia de la Presidencia de la República y actual director del Instituto Anticorrupción (IA), las palabras del exmandatario no gozan de credibilidad por el mero hecho de que en ese Gobierno abundaron irregularidades que terminaron con uno de los peores casos de corrupción regional.

“A estas alturas del partido es evidente para todos los ibaguereños, los tolimenses y los colombianos que al exalcalde no se le puede creer absolutamente nada. La verdad es que bajo su administración ocurrió uno de los peores desfalcos de la historia reciente para un departamento, que llevó al desastre de los Juegos Nacionales, que no se pudieron hacer a tiempo, que no se pudieron hacer en los escenarios previstos y que además generó el descalabro de los elefantes blancos que el país entero ha conocido”, dijo.

Enciso recordó que durante marzo de 2016, cuando se desempeñaba como Secretario de Transparencia, comprobó de primera mano el tamaño del saqueo de los Juegos al recorrer las obras inconclusas en el Parque Deportivo, complejo al que denominó para entonces como el ‘elefante blanco’ más grande del país.

“Recorrí las instalaciones en las cuales supuestamente se iban a ejecutar esos proyectos de construcción y vi con mis propios ojos las consecuencias del desgreño administrativo, de la oscuridad con que esa Administración lideró el proceso de contratación y construcción de los escenarios. Las consecuencias son absolutamente obvias y palpables para todos los que quieran ver lo evidente”, indicó Enciso.

El director de IA concluyó diciendo que “es hora de que la justicia y las autoridades de control disciplinario tomen las medidas de fondo que se requieren para que estas personas jamás tengan la oportunidad nuevamente de administrar recursos públicos en el departamento o en cualquier lugar del territorio nacional”.

 

 

Otras voces se pronunciaron

Veedores y políticos locales también se pronunciaron a raíz de las palabras de Luis H. Por ejemplo, Julián Rodríguez, miembro de la veeduría Más Tolima, dijo que “las declaraciones son indignantes, porque no pueden nuevamente engañar ni afectar el orgullo de los ibaguereños como ya lo hicieron el desfalco de los escenarios deportivos. Si bien está manifestando disculpas públicas, que estas sean recibidas es distinto a que tengamos que decir que lo que hicieron no tiene la gravedad ni el peso de afectar el orgullo de la ciudad”.

El veedor ciudadano Humberto González Saavedra aseguró: “Luis H. es responsable total con el señor Andrés Botero (exdirector de Coldeportes) del fracaso que aconteció con los Juegos. Desde la veeduría requerimos al Alcalde para que hiciera las cosas bien, pero nos ridiculizó diciendo que éramos enemigos de Ibagué. Hubo una negligencia y fuimos pocos los que criticamos constructivamente porque hubo silencio, politiqueros baratos guardaron silencio. Falta más de la mitad para investigarse”.

El diputado liberal Carlos Reyes opinó que “son desafortunadas las declaraciones porque claramente está demostrado que en su periodo no hubo Juegos ni escenarios deportivos, la plata se perdió y los responsables de esos delitos han sido judicializados. Decir que no se dio cuenta es parecido a lo que dijo el presidente Samper: ‘todo sucedió a mis espaldas’”.

Entre tanto, el diputado conservador Giovanny Molina afirmó: “La versión es respetable, pero no creo que tenga concordancia con los hechos que efectivamente pasaron, que es que no se llevaron a cabo las obras y el dinero se esfumó. Independientemente del respeto que uno debe tener al libre proceso, acá está la conciencia del funcionario y la opinión de los tolimenses y los ibaguereños que no ven que haya sucedido lo que dice el exalcalde en el tema de la corrupción”.

EL NUEVO DÍA

Comentarios