‘Es absurdo decir que Barco ordenó crímenes contra la UP’

Crédito: Suministrada / EL NUEVO DÍA
El exministro Alfonso Gómez Méndez dijo que el expresidente Virgilio Barco, contrario a lo que señala la columna del periodista Alberto Donadío, no alentó el exterminio de la Unión Patriótica sino que apoyó a la izquierda política y luchó contra el paramilitarismo.
PUBLICIDAD

Por cuenta de la publicación de Donadío, el expresidente Barco pasó de ser demócrata a supuesto determinador del genocidio de la UP. ¿Qué sabe de esa versión?

Respeto a Alberto Donadío por sus publicaciones anteriores, pero me parece que esta vez o se le fueron las luces o se dejó manipular, porque veo aquí un defecto muy grave desde el punto de vista periodístico: a partir de una fuente que no revela y aludiendo a personas que ya están muertas y no pueden contestar, lanza semejante infundio. No tengo otra manera de calificar eso. Estuve muy cerca de Virgilio Barco desde el punto de vista funcional y me consta su preocupación por el paramilitarismo.

Primero, derogó una ley de la época de Guillermo León Valencia que, de alguna manera, facilitaba la existencia de grupos de autodefensa y creó como delito el paramilitarismo; segundo, creó el grupo especial armado dirigido exclusivamente a combatir el paramilitarismo; tercero, apoyó al gran tolimense Carlos Eduardo Lozano, director de Instrucción Criminal, en las investigaciones en las que se alcanzaron a mencionar militares en situaciones de esa naturaleza; cuarto, nombró por lo menos 15 alcaldes de la Unión Patriótica teniendo en cuenta que en las elecciones de 1986 esa organización sacó una votación alta para su candidato Jaime Pardo, asesinado después en una alianza entre narcotraficantes y paramilitares, y quinto, nombró a personas que de alguna manera habían tenido que ver con la UP, como Guillermo Plazas Alcid en el Ministerio de Justicia y a mí en la Procuraduría General a sabiendas de que en 1986 fui elegido representante a la Cámara en 1986 por un movimiento llamado Tolima Libre que, entre otros, estaba conformado por la UP. La hipótesis de Donadío me parece estrafalaria.

 

¿En algún momento supo de un hecho que le diera mínimamente asidero a la publicación de Donadío?

No. Al contrario. Virgilio Barco vivía muy preocupado con lo que estaba pasando. Considero que fue el último presidente genuinamente liberal y apoyaba a los sectores de izquierda. Lo vi angustiado muchas veces por la impotencia frente a estos asesinatos que fuerzas oscuras, como se les llamaba, estaban generando. Solo en una mente calenturienta, como la de la fuente que no conocemos, puede caber semejante hipótesis tan absurda y tan fuera de toda sindéresis.

 

Víctimas de la UP señalan que la honorabilidad del expresidente no puede ser un argumento para descartar una investigación en relación con los hechos que relata Donadío...

Pues sí. Pero debe ser una investigación sobre hechos reales, no frente a lo que cualquiera se le pase por la cabeza o hipótesis tan descabelladas y sin ningún fundamento. No se trata de la honorabilidad de Barco solamente. Se trata de no falsear la historia de este país.

 

Como sea, este asunto reabrió la discusión sobre la responsabilidad del Estado en el genocidio de la UP...

Es claro que hubo sectores de la Fuerza Pública comprometidos con algunos crímenes de la UP. Yo mismo lo he mencionado. Es más, antes de ser Procurador, estaba en una lista para ser asesinado por haber hecho alianza con la UP. Una cosa es eso y otra decir que el Presidente dio la orden, que es algo absurdo.

 

¿La JEP y la Comisión de la Verdad deberían conocer sobre estos hechos?

Lo primero que tendría que hacer es conocer cuál es la tal fuente. Que tenga el valor de ir a decir eso y confrontarlo, que es un escenario judicial en donde, naturalmente, tendría que llevar las pruebas que, desde mi punto de vista, no pueden existir. Otra cosa es que sectores del Estado y miembros de la Fuerza Pública hayan estado involucrados con algunos de esos crímenes de la UP. Pero de ahí a decir que esa fue una política del Presidente de la República es una mendacidad.

 

Quiero trasladarle un par de preguntas abiertas que se hacía en Twitter el exsenador Antonio Navarro: ¿Virgilio Barco auspició esa política o simplemente no pudo evitarla? ¿Mientras Virgilio Barco firmó un acuerdo de paz, por otra parte alentaba el genocidio de la UP, como afirma Donadío?

Repito: Virgilio Barco creó el delito de paramilitarismo y apoyó investigaciones como las que yo adelanté como Procurador General. Si hubo un presidente que se la jugó con la paz fue Virgilio Barco. Se me hace raro que Antonio Navarro pueda llegar a poner en duda eso. Él pudo ser ministro gracias al proceso que firmó Virgilio Barco como presidente, Lemos como su ministro de Gobierno y Carlos Pizarro como comandante del M19.

 

En razón a esta controversia, algunos proponen que Carolina Barco, hija del expresidente, sea retirada de su carrera diplomática, y que instituciones dejen de llamarse en honor al exmandatario. ¿Qué opina?

Es una solemne estupidez.

 

Según la publicación, con dinero de Ecopetrol se financió la operación. ¿Conoce algún indicio de algo así?

De dónde diablos sacan eso. Habla de Juan José Turbay, que está muerto. Habla de unos contratos de Ecopetrol, pero dice que no existen. Vaya a uno a saber si de pronto la fuente es uno de esos militares que Barco sacó y ahora quiera sacarse un clavo por mano ajena.

 

¿Por qué dice que Barco fue el último presidente realmente liberal?

Barco sostuvo tesis liberales clásicas: promovió el esquema gobierno-oposición, que después desmontó César Gaviria y volvió al frente nacional. Barco estimuló la oposición, hizo apertura desde el punto de vista político, fue el que le dio las llaves de la legalidad al M19, eso es una postura liberal.

EL NUEVO DÍA

Comentarios