Sur del Tolima: la región Pdet menos beneficiada por inversión privada

Crédito: COLPRENSA - EL NUEVO DÍAEl sur del Tolima es una región conocida por su alta producción de café.
Solo 28 empresas se crearon durante el primer semestre de 2020 en esta región, que a pesar de estar priorizada para la promoción de inversión privada, registra algunos de los indicadores más bajos de desarrollo, recaudo y apoyo empresarial.
PUBLICIDAD

Un informe del Observatorio de Inversión Privada deja resultados poco alentadores sobre la inversión privada en el Programa de Desarrollo con Enfoque Territorial del sur del Tolima, que incluye a Ataco, Chaparral, Planadas y Rioblanco. Dividido en tres bloques, el análisis evidenció el impacto de la pandemia en las unidades productivas de esta región y los bajos niveles del desarrollo empresarial desde la firma del Acuerdo de Paz. 

El primer bloque de indicadores tiene que ver con el tejido empresarial en municipios Pdet, el cual ha tenido un impacto negativo por la coyuntura del Covid-19, pues, si bien hasta 2019 hubo un comportamiento creciente, en 2020 se registró una desaceleración.

Como en buena parte de las 16 zonas Pdet del país, en el caso del Sur del Tolima se puede observar que la variación en la creación de empresas antes y después de la firma el balance es positivo teniendo en cuenta que entre 2016 y 2019 el aumento de empresas creadas fue del 33%.

Sin embargo, al revisar el número de empresas creadas durante el primer semestre de 2020 el Sur del Tolima aparece rezagado en último lugar con apenas 28. Este comportamiento se puede explicar en parte por las medidas tomadas durante los primeros meses de la pandemia.

El Observatorio de Inversión Privada se propuso exponer la representación de estos nuevos negocios como porcentaje de los existentes. Aquí el sur del Tolima muestra una representación elevada con 42%. En principio, se asume que gran parte de las empresas creadas durante el 2020 son las que están formando ese tejido empresarial. 

Sin embargo, cuando se observa la diferencia en puntos porcentuales de lo que representaba ese nuevo tejido empresarial en 2016 y lo que representó en 2019, se muestra que, contrario al resultado positivo anterior, el Sur del Tolima en realidad perdió 25%, lo que traduciría que gran parte de las empresas que existen en el territorio fueron creadas antes de la firma del Acuerdo de Paz, y no después.

De acuerdo con el análisis, el sector económico donde se gestó el tejido empresarial en el Sur del Tolima durante los primeros meses de 2020 corresponde al comercio y turismo con un 50%, servicios financieros y empresariales con 14%, construcción con 11%, servicios sociales con 11%, agropecuario con 7%, industrias manufactureras con 4% y otros servicios con 4%.

Al revisar cómo ha sido la inversión de estas empresas a través del capital suscrito en la Cámara de Comercio del Sur y Oriente del Tolima aparece un monto de $1.864 millones, bastante bajo si se compara con la región de Sierra Nevada - Perijá, que cuenta con $40.906 millones en capital suscrito. 

Además, la variación del capital suscrito entre 2016 y 2019 en el Sur del Tolima es de $-10.000 millones, siendo la única región Pdet del país que no salió beneficiada de la ola de confianza inversionista que trajo consigo todo el proceso y firma de la paz.

Más allá del monto de la inversión privada, el Observatorio analizó en cuánto podría estar representando el recaudo tributario del impuesto de industria y comercio (ICA), como una aproximación a la dinámica comercial. Para el caso del Sur del Tolima, el porcentaje para 2019 estaba en un 50% y al compararlo con 2016 (firma del Acuerdo de Paz), la variación es de -157%.

“Si bien se mencionó que la ola de confianza detrás de este hecho fue provechoso para la mayoría de las regiones, la nueva inversión en el Sur del Tolima perdió importancia en parte, como observamos previamente, por la reducción en los montos de capital suscrito de las empresas, sumado a un aumento en la captación de recursos locales con el impuesto del ICA”, señaló el informe.

El documento referencia el número de empleos creados por empresas nuevas durante el primer semestre de 2020, pero, en el caso del Sur del Tolima no se registraron datos. El indicador que sí existe tiene que ver con la variación entre 2016 y 2019, la cual fue del -11%.

Finalmente, la eficacia de las empresas y la competitividad de las regiones Pdet se pudo medir a través de la tasa de supervivencia. En este caso, las empresas domiciliadas en todos los Pdet fueron afectadas por la coyuntura, pues solo cerca de un tercio de los empresarios renovó su matrícula mercantil en 2020 y en 35 general, con la información disponible se ve que de las 80.821 empresas existentes en Pdet a 2019 sobrevivieron el 55% en 2020. 

Si bien el valor general ronda el 30%, hubo regiones donde la tasa de supervivencia para los seis años de creación fue tanto mayor, como menor a esta. El Sur del Tolima (9%) junto al  Pacífico y Frontera Nariñense (1%) muestran resultados que van en línea con todos los anteriores que explican el por qué de la tasa tan precaria de supervivencia de las empresas en estas regiones.

 

Tercer bloque: Involucramiento de otros actores

Frente a las empresas locales que han recibido apoyo en fortalecimiento empresarial, según datos aportados por el Sena al Observatorio, el Sur del Tolima es una de las zonas menos beneficiadas: solo nueve empresas fueron apoyadas entre 2017 y el primer semestre de 2020.

Por otra parte, frente al monto de inversión social privada en los Pdet, el Sur del Tolima es la región menos beneficiada con $1.634 millones para 2019. En contraste, en el Bajo Cauca y Nordeste Antioqueño la cifra asciende a $21.621 millones.

El Observatorio menciona especialmente que esta inversión social privada, en términos de los ocho pilares del Programa de Desarrollo con Enfoque Territorial, evidencia que la prioridad de inversión de estas empresas se encuentra en reactivación económica y producción agropecuaria, educación y primera infancia rural, e infraestructura y adecuación de tierras.

En cuanto a número de proyectos aprobados a través del mecanismo de Obras por impuestos, como un vehículo para facilitar la movilización de recursos en los Pdet, en el Sur del Tolima se han avalado cinco iniciativas por $24.286 millones entre desde que entró en vigencia el mecanismo en 2018.

Los resultados acumulados muestran que se han aprobado 56 proyectos en 14 de las 16 subregiones Pdet, traducido en una inversión de $466.000 millones por parte de más de 35 empresas. El Observatorio destacó que para 2020 los esfuerzos se concentran en educación pública y transporte.

 

Segundo bloque: actividad económica

El Observatorio de Inversión Privada tomó en cuenta otros indicadores para hacer seguimiento en materia de contribución de las empresas a los tributos locales. Por ejemplo, frente al recaudo del impuesto de Industria y Comercio (ICA), el Sur del Tolima es la segunda región que menos recaudo alcanzó en 2019 por concepto de ICA con $3.284 millones. Al contrastar con el recaudo de ICA en 2016, cuando se firmó el Acuerdo de Paz, con los reportes de 2019, el Sur del Tolima tuvo un crecimiento del 39%. 

Por otro lado, frente al recaudo del impuesto predial, el Sur del Tolima alcanzó $2.733 millones en 2019. Es importante resaltar que, luego de la firma del Acuerdo de Paz, ha sido una de las más beneficiadas pues mejoró notablemente la captación de recursos al mostrar un incremento del 62%.

Un indicador que brinda una aproximación a la formalidad laboral de acuerdo con el contexto de 2020 es el porcentaje al régimen contributivo de salud. Tomando como punto de referencia que el nivel de formalidad laboral en los Pdet está entre el 17% y el 20%, se observa que el Sur del Tolima tiene un bajo nivel de afiliación con un 8.7% al primer semestre del año anterior.

Ahora, si se compara este indicador entre 2016 y 2019, solo cuatro regiones registraron un aumento y en el resto, incluyendo al Sur del Tolima con -0.3%, se ha visto reducido el porcentaje de afiliados al régimen contributivo de salud, posiblemente por un cambio en la pirámide poblacional o menores incentivos a la contratación formal.

Por otro lado, en materia de inclusión financiera, el informe señala que en el Sur del Tolima se otorgaron 6.310 créditos durante el primer semestre de 2020. Y, observando los resultados a partir del Acuerdo de Paz, esta región del departamento tuvo un leve incremento del 3%.

En esta misma línea de inclusión financiera, un aspecto que analizó el Observatorio es el uso financiero, definido en este caso como el porcentaje del total de cuentas de ahorro activas sobre la cantidad de cuentas de ahorro abiertas. En ese sentido, el Sur del Tolima ha deteriorado este indicador desde 2017 al 2020 pues la variación es del -4%.

Política.

Redacción Política

Comentarios