“No hemos permitido que grupos armados residuales entren al Tolima”, Alexander Tovar

Crédito: SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍAAlexander Tovar, secretario del Interior del Tolima.
El Secretario del Interior del Tolima aseguró que la Fuerza Pública está atenta en el sur del Tolima para evitar que se consoliden estructuras ilegales. También habló de la afectación por microtráfico y déficit de policías.
PUBLICIDAD

Líderes sociales, indígenas y excombatientes han denunciado el deterioro de la seguridad en el sur del Tolima. Varios de ellos han sido amenazados o han sufrido atentados. ¿Qué información tiene al respecto y qué están haciendo para frenar este fenómeno?

Trabajamos de manera mancomunada a través de una ruta que se creó precisamente para los líderes y los excombatientes, que incluye la articulación de todas las entidades del Estado. Además de ello, con la Fuerza Pública se ha brindado la protección respectiva. Puede ser de noche, de madrugada o día festivo, cada vez que a la Secretaría del Interior llega o se advierte una amenaza contra un líder, de inmediato activamos la ruta de protección porque salvaguardar la vida no tiene horario.

Adicionalmente, en los consejos de seguridad siempre hemos articulado acciones para los líderes. Cuando ocurrió el homicidio de Gonzalo Cardona, líder ambiental de Roncesvalles, nosotros no teníamos noticias de que estuviera siendo amenazado, pero tan pronto nos advirtieron de la desaparición activamos la ruta. Pocas horas después de que nos informaron de la desaparición, encontraron su cuerpo. Las autoridades están haciendo las investigaciones respectivas para dar con el o los responsables de este homicidio, como ocurrió con el líder de Murillo en 2019, caso en el que ya se encontraron a los autores.

La Comisión de Paz del Congreso advirtió la necesidad de mantener buenas condiciones de seguridad en el departamento para evitar que ingresen y se consoliden grupos armados ilegales en el sur del Tolima ya que es un corredor de movilidad desde el Cauca hacia el centro del país. ¿Se ha hecho algo en ese sentido?

En reuniones de alto nivel de seguridad con el Ejército, la Policía, la Fuerza Aérea y la Fiscalía se han revisado las vías de movilidad del microtráfico, que es el mayor causante de los flagelos de inseguridad en el sur del departamento. Estos corredores viales de la droga hacen que grupos armados organizados residuales quieran aparecer en el sur. Gracias al trabajo articulado de la Fuerza Pública, que todos los días hace operativos e inteligencia, no se ha permitido el ingreso militar de esas estructuras.

En Roncesvalles y Santa Isabel, así como en otros municipios del Tolima, se ha denunciado la presencia de disidencias de las Farc. Hoy por hoy, ¿cuál es la realidad de esos grupos en Tolima?

Alguna comisión de la columna Ismael Ruiz quiere hacer presencia en el sur del Tolima. Se ha frenado su ingreso al departamento por el sur, un sector estratégico de movilidad para estos grupos. También lo quieren hacer por el sector de Roncesvalles. Por eso la presencia de la Fuerza Pública en estas áreas tiene que ser efectiva.

El microtráfico y el consumo de drogas se ha vivido en municipios del oriente y el norte del Tolima. Evidencia de ello son las ‘vendettas’ entre bandas criminales. ¿Cómo está actuando el Gobierno al respecto?

El centro y el norte del departamento tienen un microtráfico arraigado en estos municipios. No es un problema coyuntural sino estructural. Son las autoridades, la Fuerza Pública, la Fiscalía las que nos definen exactamente qué municipios presentan este comportamiento delictivo y es allí donde hacemos la intervención respectiva, por eso, con mucho esfuerzo, iniciamos por Espinal con una inversión de casi $4.500 millones para convertirlo en el municipio más seguro del Tolima y uno de los más seguros en Colombia.

Se van a instalar 70 cámaras de seguridad PTZ que pueden tener un radio de observación de 360 grados, el alcalde Juan Carlos Tamayo ha asumido el reto de mandar a hacerle el mantenimiento a 30 cámaras que ya tienen y algunos de estos dispositivos van a ir dotados de reconocimiento facial, lo mismo que de identificación corporal y el color de la vestimenta. Sumado a ellos vamos a tener 12 cámaras fijas en todas las entradas y salidas terrestres del municipio para identificar las placas de los vehículos.

¿Qué va pasar con las cámaras de seguridad que se instalaron en Ibagué durante el periodo anterior?

Esas cámaras se instalaron cuando el doctor Ricardo Orozco fue secretario del Interior, quien nos ha dicho que tenemos que hacer un proyecto bastante ambicioso de 170 nuevas cámaras de seguridad para la capital del Tolima. El proyecto va en un 50% construido. La Policía Metropolitana nos está indicando los puntos calientes y nosotros vamos a revisar. El alcalde Andrés Hurtado ya tiene listo el proyecto del contrato para el mantenimiento de las cámaras. Es decir, entrarían a funcionar las que ya están más 170 nuevas. Esto va a ir acompañado de las alarmas comunitarias. De acuerdo con la información que nos suministre la Policía del Tolima y la Metropolitana las vas a instalar en los barrios y zonas que lo requieran.

¿Cómo están actuando en Mariquita, que ha tenido una seguidilla de asesinatos, al parecer, por cuenta del microtráfico?

La situación de Mariquita fue objeto de un consejo de seguridad local extraordinario a comienzo de año al que asistimos con los comandantes de la Fuerza Pública para tomar acciones precisas y hoy en día es un municipio más seguro de acuerdo a las intervenciones que se han hecho. No hemos ahorrado esfuerzos y acciones. La visita reciente del Fiscal General de la Nación nos mejora ostensiblemente la seguridad. La connotación de los delitos que ocurren en el sur y el norte del departamento son distintos. En el sur tenemos afectación de los grupos armados organizados residuales y en el norte es el microtráfico.

La Defensoría del Pueblo emitió el año pasado dos alertas por reclutamiento forzado de menores. ¿Qué se está haciendo para evitar la vinculación de niños y jóvenes a estructuras armadas y bandas delincuenciales?

Hace unos días estuvimos citados por el Alto Comisionado para la Paz (Miguel Ceballos) en Neiva revisando este tema. Nosotros solo tenemos la alerta temprana 016 en relación con un caso, que es del año pasado y ya está solucionado dado que el menor ya está haciendo uso de sus derechos. Nos habían endilgado un caso de Aipe que es de Huila. Estamos en las campañas transversales con la Fuerza Pública. Afortunadamente en el departamento no se presentan esos casos.

Como en otras ciudades y departamentos, Ibagué y Tolima tienen un déficit de policías. ¿Qué están haciendo para suplir esta necesidad?

El número de unidades es muy importante para asegurar la paz, la tranquilidad, la convivencia y la seguridad, más en este tiempo que necesitamos la recuperación económica. El Tolima no escapa, como todos los departamentos, a la necesidad de un mayor pie de fuerza. Con el coronel Rolfy Jiménez, comandante de la Detol, y el coronel Jovani Benavides, comandante de la Metropolitana, esperamos traer cien unidades nuevas al departamento. La distribución la harán los comandantes. A través de importantes amigos que tenemos en la Policía Nacional, como el general Fernando Murillo, esperamos cumplirlo.

 

Pidió liquidar el contrato del politécnico Luis A. Rengifo

Entiendo que van a convocar en Ibagué un consejo de seguridad con los altos mandos de la Fuerza Pública. ¿De qué se trata?

Por instrucción del gobernador Ricardo Orozco, espero en los próximos días anunciar un consejo de seguridad central en Ibagué que reúna a toda la Fuerza Pública a nivel nacional y regional, y las autoridades administrativas de ocho departamentos y 25 municipios. Dependemos de la agenda de quienes nos acompañen a nivel nacional. Queríamos que este consejo lo encabezara el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, pero todos ya sabemos de su fallecimiento. Esperamos tener a los ministros de Justicia y del Interior, junto con la cúpula de la Fuerza Pública.

A raíz de la muerte de un joven en el politécnico Luis A. Rengifo usted convocó un comité extraordinario. ¿Qué decisiones tomaron?

Hemos tenido inconvenientes con la fundación Faro, operador encargado de la formación y la aplicación de la justicia restaurativa que se quiere en estos menores. Como Presidente del Sistema de Responsabilidad Penal para Adolescentes en el Tolima, siguiendo los lineamientos del Gobernador, necesitamos que se revise por parte de Bienestar Familiar el incumplimiento reiterativo a las obligaciones del operador para liquidar este contrato. No podemos permitir que se sigan presentando estos hechos al interior del Politécnico. Paralelo a eso pedimos a la Policía de Infancia y Adolescencia el acompañamiento necesario en la parte externa del centro.

Un informe de la Universidad del Tolima concluye que es urgente mejorar la tasa de imputación de delitos como homicidio doloso, delitos sexuales y violencia intrafamiliar en Tolima porque las cifras de impunidad son alarmantes. ¿Existe algún trabajo para aumentar la capacidad de respuesta y gestión de la Fiscalía?

La respuesta a esa pregunta creo que solo la puede dar la Fiscalía. Lo que puedo decir es que acaba de llegar una excelente profesional, como la doctora Diana María Núñez, a la Dirección seccional de Fiscalía.

Entiendo que por las medidas de la pandemia, algunas conductas delictivas disminuyeron. ¿Cuáles son? ¿Cuál fue la principal afectación en materia de seguridad en 2020?

Lo que hacemos en los consejos de seguridad ordinarios a nivel departamental es una trazabilidad a todos los delitos en el departamento. Hoy en día los delitos de mayor impacto son las lesiones personales y el homicidio. Digamos que la violencia intrafamiliar es uno de los delitos que más se han disparado, pero que gracias a la intervención que se ha hecho a través de la Gobernación y las alcaldías ha disminuido.

EL NUEVO DÍA

Comentarios