¿Se perfila Marta Lucía Ramírez como la carta de la derecha para 2022?

Crédito: Colprensa / EL NUEVO DÍA
Se espera que la segunda del gobierno Duque sea una de las cartas fuertes de la derecha para seguir ocupando la Casa de Nariño.
PUBLICIDAD

Faltando poco para que se venza el plazo otorgado por las leyes electorales para que los funcionarios en ejercicio renuncien a sus cargos si quieren lanzarse en 2022 a la Presidencia, las miradas se concentran en la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez. 

Sin embargo, esto depende de lo que pase en los próximos meses con la pandemia del Covid-19, puntualmente con el inicio de la vacunación masiva. Asunto que ha estado en entredicho porque se desconoce la fecha exacta en la que se empezará a inmunizar, pese a que se ha estipulado que será en febrero.

En este último aspecto, Ramírez ha sido enfática en que durante este tiempo se concentrará en su labor de coequipera del presidente Iván Duque para sacar adelante la vacunación masiva que necesita el país para reactivarse en los distintos sectores sociales. 

Y es que, sin duda, hacer parte del Gobierno que empezó a vacunar contra el covid-19 le pondrían una carta más a su favor en la carrera por la Presidencia.

El analista político Héctor Riveros asegura que, teniendo en cuenta la cantidad de votos que obtuvo Ramírez en las pasadas elecciones, sin duda, es una de las figuras que podría tener un buen desempeño en la contienda electoral. No obstante, dice que hay que tener en cuenta que los votos son volubles y pueden cambiar porque dependen de la opinión pública.

Como un punto en contra, Riveros asegura que si bien se esperaba que Ramírez ganara más prestigio estando al frente de la Vicepresidencia, todo indica que consiguió lo contrario, tal y como lo reflejan las últimas encuestas publicadas. 

El problema, según el analista, es que desde que está en el Gobierno se ha ido creando una imagen de ser poco empática con la ciudadanía, lo cual ha afectado su favorabilidad.

En este sentido, Jorge Iván Cuervo, experto en política, sostiene que si bien algunos hechos han puesto a la vicepresidenta en situaciones desfavorables ante la opinión pública, mantiene un buen nivel de aceptación, por lo que sería fácil para ella recuperar esos puntos que pudo haber perdido con el escándalo de su hermano, Bernardo Ramírez, condenado por narcotráfico en Estados Unidos, y con las salidas en falso que tuvo frente a algunos temas.

 

Espaldarazo

Pero más allá de que Marta Lucía Ramírez se mantenga en las encuestas, la vicepresidenta tiene la particularidad de contar con el apoyo del presidente Duque y una parte importante de la derecha. De hecho, el mandatario de los colombianos ha dicho en varias ocasiones que su coequipera tiene todas las cualidades para ocupar la Casa de Nariño.

El apoyo de Duque no solo es un punto a favor con los simpatizantes del presidente sino con el Centro Democrático en sí mismo, pese a que la vicepresidenta no pertenece a esa colectividad. Sin embargo, se le abona el hecho de que ha llevado un cogobierno con el partido sin mayores tropiezos.

De hecho, tras la muerte del ministro Carlos Holmes Trujillo, quien era considerado como la carta a mostrar del uribismo para 2022 porque representaba muchos de los valores de la colectividad, se ha rumorado sobre la posibilidad de que, en aras de mantener el poder en sus manos, el Centro Democrático apoye de manera mucho más firme la candidatura de Marta Lucía Ramírez, en caso de que haya la necesidad.

Jorge Iván Cuervo destaca que Marta Lucía es una ficha política fuerte en este contexto porque tiene la característica de que es una mujer de Estado, en el sentido de que ha pasado por diferentes esferas de lo público, además de mantener buenas relaciones en el ámbito internacional y cuenta con el guiño de una buena parte de los sectores de derecha.

Además, señala el analista que su trayectoria y capacidad política de comunicarse de manera fluida con el Partido de la U, Cambio Radical y los conservadores, le da ventajas sobre posibles candidatos del Centro Democrático, incluyendo a Paloma Valencia o Paola Holguín. “Es razonable que ante la muerte de Carlos Holmes Trujillo suban las acciones de Marta Lucía Ramírez”, añade.

Es así como Cuervo señala que Ramírez podría ser una candidata clave que logre unir los sectores de derecha, en caso de que se llegue el momento de tomar una decisión alrededor de unificar nombres, como sucedió en las pasadas elecciones. Señala que este escenario es el más probable debido a la polarización en la que se mantiene el país.

 

¿Contra quiénes?

En cuanto a los escándalos que han estado tras la imagen de la vicepresidenta, el analista indica que muchos de ellos no son graves para su imagen, salvo el que tiene que ver con su hermano Bernardo que, sin duda, será un insumo que utilizarán sus adversarios políticos. Sin embargo, para que logre recuperarse necesita tener una campaña que sea fuerte.

A esta campaña que tendría que hacer la vicepresidenta si decide lanzarse a la Presidencia, dice el analista, se le debe hacer énfasis en la experiencia que ha construido a lo largo de su carrera política debido a que su labor como vicepresidenta, en vez de convertirse en una oportunidad para generar mayor favorabilidad, ha hecho que tenga impacto negativo para algunos sectores debido a que no ha tenido una ruta clara durante todo el Gobierno.

Marta Lucía Ramírez, como representante de la derecha, es posible que tenga que enfrentarse a los candidatos del centro izquierda, en especial al excandidato presidencial y hoy senador, Gustavo Petro, considerado como una de las fichas más fuertes de la oposición por haber sacado un poco más de ocho millones de votos en las pasadas elecciones cuando se enfrentó a Iván Duque.

Pero la vicepresidenta tendría que sacar ventaja de que Petro, pese a ser uno de los candidatos fuertes, no parece convencer a las demás fuerzas de centro izquierda para llegar unidos a los comicios, tal y como ocurrió en 2018, cuando este sector tuvo problemas para elegir un solo representante.

Y es que en medio de la pandemia 19, la polarización política del país no ha cedido por lo que se pronostica un escenario similar al de 2018, donde las vacunas contra el virus jugarán un papel muy importante. De ahí que Marta Lucía Ramírez tendría un plus si al Gobierno le va bien en su plan de inmunización.

 

Frente a políticos tradicionales

El columnista Pedro Viveros destaca, además, que junto al exvicepresidente Germán Vargas Lleras, Humberto de la Calle y Juan Manuel Galán, Marta Lucía Ramírez hace parte de las posibles candidaturas a las que mejor les va en las encuestas. Dice que es importante para los políticos tener crecimiento en medio de la pandemia.

“Tiene la ventaja de hacer parte del Gobierno que va a empezar con el proceso de vacunación. Eso, sin duda, va a tener una repercusión positiva en la imagen del Gobierno, si lo hacen bien”, agrega Viveros.

El reto, de acuerdo al columnista, es aclarar el escándalo del hermano, debido a que podría seguir perjudicando su imagen, pese a que luego de eso ha bajado su presencia ante la opinión pública, lo cual podría ayudar a esta recuperación.

Viveros también resalta lo que representa la vicepresidenta en términos de unificación de sectores, debido a que, a su juicio, es complicado que alguna fuerza política gane la presidencia sin hacer alianzas, incluyendo al uribismo.

Colprensa

Comentarios