El sonajero de los partidos en el Tolima para el Congreso

Crédito: Archivo / EL NUEVO DÍALas elecciones legislativas se llevarán a cabo el 13 de marzo de 2022. Para esa contienda empezarán a aplicar nuevas normas contempladas en el reforma electoral de 2020.
Las organizaciones políticas del Tolima están definiendo sus ‘cartas’ para las elecciones legislativas del próximo año. Algunas candidaturas son un hecho y otras, por ahora, se quedan en meras especulaciones.
PUBLICIDAD

A menos de 13 meses de las próximas elecciones legislativas, los partidos y movimientos políticos del Tolima han avanzado -unos más que otros- en la construcción de las listas a la Cámara de Representantes y la selección de figuras que les permitan alcanzar la añorada representación en el Senado de la República. La carrera apenas inicia.

En ese desafío de llegar al Congreso, las organizaciones se jugarán con dirigentes propios de vieja data e impulsarán liderazgos internos, pero, conscientes de que la realidad política no es la misma de 2018, están acomodando fuerzas con políticos que -en algunos casos- han permanecido alejados del debate público reciente o, incluso, reclutando a militantes de otros partidos.

En el fondo, el tablero político departamental podría mantenerse intacto, pero, sí o sí, habrá una renovación en las personas que representan esas estructuras tradicionales, debido a que por lo menos tres de los actuales congresistas ya comunicaron su decisión de no aspirar de nuevo, cada uno por razones distintas.

Además de los factores de tipo político, en virtud del nuevo código electoral, en esta ocasión las organizaciones deberán tener en cuenta un nuevo aspecto de carácter normativo en la conformación y la inscripción de sus listas: la paridad de género. Es decir, deberán incluir la mitad hombres y mitad mujeres. Sin embargo, para algunos dirigentes no es claro si esto aplicará desde el próximo año o a partir de 2023, en la elección de concejos y asambleas. 

Los estragos de la pandemia a nivel económico y social, la consecución de proyectos estratégicos para el departamento y la defensa de ciertos sectores poblacionales en la actual coyuntura serán temas ineludibles de cara a las elecciones legislativas, que, de alguna manera, servirán de termómetro en la contienda por la Presidencia de la República.

Además, desde ya algunas voces de opinión empiezan a llamar la atención sobre la necesidad de robustecer la fuerza parlamentaria del Tolima votando por candidatos al Senado que pertenezcan y desarrollen su trabajo en el departamento, el cual ha estado escasamente representado en esa corporación en los últimos años.

 

El centro y la izquierda, sin decisiones por ahora

En los partidos y movimientos alternativos no hay mucho definido. En 2018, las fuerzas independientes presentaron dos listas: Decentes (conformada por la ASI, la Unión Patriótica y el Mais), que apenas consiguió 23.545 votos, y la coalición Alianza Verde-Polo Democrático, que obtuvo solo 21.849 apoyos.

El exalcalde de Ibagué Guillermo Alfonso Jaramillo, el político alternativo más conocido del Tolima, ha sido mencionado como posible candidato al Senado de la República, donde ya estuvo hace varios años. Sin embargo, también se ha dicho que su único propósito político es apoyar la candidatura de Gustavo Petro a la Presidencia.

Como ocurrió en 2018, una lista alternativa se configuraría con base en los movimientos y estrategias del orden nacional. Hace pocos días, apelando a la misma estrategia con la que se presentó la lista de los Decentes, un sector de la izquierda colombiana lanzó bajo el nombre de ‘Pacto histórico’, una coalición con la cual esperan ganar al menos 55 curules en el Senado y 84 curules en la Cámara.

Por ahora el sector más fuerte de esta coalición es Colombia Humana, el partido de Petro que no tiene personería jurídica, pero sí un amplio respaldo popular. También están ahí el Polo Democrático, debilitado tras la escisión de Jorge Robledo; el Mais y la Unión Patriótica, entre otros sectores.

A nivel regional, no es claro que aspiraciones podrían surgir de Alianza Verde o Dignidad, el partido que agrupa al senador Robledo y su tendencia política, el Moir.

Política

Los liberales buscarán levantar cabeza

Hace tres años, el partido Liberal perdió la presencia en el Senado y, con una lista muy enclenque (que obtuvo 42.343 votos), logró mantener la curul en la Cámara con Ángel María Gaitán, quien tampoco aspirará de nuevo al Congreso porque, según explicó, sale de la política en el escenario Legislativo y quiere dar espacio a nuevos liderazgos. 

De cara a estas elecciones, el partido le apostará a figuras propias y alianzas con otras fuerzas. La empresaria Olga Beatriz González, quien salió derrotada en 2018 en su intento de llegar al Senado, será la ficha fuerte como candidata a la Cámara. Aunque ha intentado llegar a varios cargos de elección popular y tiene reconocimiento como política aguerrida, sus aspiraciones nunca han prosperado.

Quien también se proyecta como un candidato fuerte es Camilo Delgado, quien quedó cuarto en las votaciones a la Alcaldía de Ibagué con más de 25.000 votos, situándose como uno de los referentes del liberalismo local. Junto a ellos estarían Ilber Beltrán, exalcalde de Venadillo y César Picón, exsecretario de Desarrollo Rural de la Alcaldía de Ibagué.

Pero como hoy las toldas rojas no están en la capacidad de apalancar una lista por cuenta propia, están buscando alianzas. Por ejemplo, el exrepresentante Carlos Edward Osorio, hoy militante del Centro Democrático, tiene sobre la mesa el ofrecimiento para integrar la lista liberal. En ese mismo sentido, Gentil Gómez, exalcalde de Melgar por la U, está analizando la posibilidad de aterrizar en esas huestes, bien sea para la Cámara o, incluso, como candidato al Senado. 

Según las cuentas del partido Liberal, con una lista bien confeccionada, que incluya estas u otras personas, podrían sacar a dos representantes con más de 80.000 votos y recuperar la representación en el Senado, perdida hace tres años.

Política

Conservadores le apuntan a ratificar el dominio 

Luego de haberse consolidado como la primera fuerza política del Tolima, el partido Conservador llega a las elecciones legislativas con la intención de mantener o crecer su presencia en el Congreso de la República. Tiene el músculo electoral para hacerlo, pero una pugna interna podría suponer un impasse, por lo menos al Senado.

De acuerdo con las cifras de la Registraduría, en 2018 la lista azul a la Cámara obtuvo 108.589 votos y salieron elegidos, como se sabe, Adriana Magali Matiz y José Élver Hernández, quienes son coequiperos, pero pertenecen a grupos diferentes: el barretismo y el gomezgallismo, respectivamente. Dicen, ninguno de los dos aspirará de nuevo al Congreso.

Se dan como un hecho las candidaturas de Delcy Isaza, exalcaldesa de Rioblanco y actual secretaria de la Mujer. Desde su época como mandataria, se acercó al exgobernador Óscar Barreto y la acogió como integrante de su equipo político. También se da por confirmada la aspiración de Gerardo Yepes, exgerente de Indeportes y actual diputado azul, autodenominado como un barretista 1A.

Alejandro Martínez, diputado y exalcalde de Melgar con amplia trayectoria política, también integraría la lista junto a Beatriz Valencia, exalcaldesa de Murillo y exsecretaria de Desarrollo Agropecuario. Ambos son de la cuerda del representante Hernández.

La complejidad para las toldas azules se dará en el Senado. En 2018, Miguel Barreto salió elegido senador con más de 68.000 votos, pero su intención de aspirar nuevamente a la Cámara alta lo tiene enfrentado con su primo Óscar, quien tiene la firme idea de presentarse como candidato a ese mismo cargo. Para algunos, ambos están en la capacidad de salir elegidos. Por un lado, Miguel ha aglutinado nuevos apoyos en Boyacá y Óscar es el jefe político más poderoso del Tolima en este momento.

Política

Cambio Radical y la U se mantendrían 

Al interior de Cambio Radical se vive una guerra. El representante Aquileo Medina, tras salir elegido hace tres años, se separó de su antiguo jefe político, Emilio Martínez Rosales, cuyo poder ha menguado tanto en Espinal, su fortín político, como en otros municipios y espacios del departamento.

Para esta oportunidad, con aparato político propio, Medina se lanzará de nuevo a la Cámara de Representantes, mientras que la exsenadora y diputada Rosmery Martínez, hermana de Emilio, renunciaría a la Asamblea para intentar llegar de nuevo al Congreso, donde ya estuvo por 16 años.

Entre tanto, en el partido la U, al mando del representante Jaime Yepes, las cosas están más claras. El congresista irá por un nuevo periodo en la Cámara y reclutó en sus filas a un posible candidato a la Cámara: el exdiputado y exalcalde de Espinal, Mauricio Ortiz Monroy, quien hasta hace unos meses era una de las fichas más importante del emilismo. 

El representante Yepes, con un equipo fortalecido tras recibir a antiguos aliados del exrepresentante Carlos Edward Osorio, ya confirmó que en la lista estará Ernesto Cuero, exalcalde de Coello. Un dirigente del sur del Tolima estaría por llegar a la lista así como las mujeres. 

Tanto en Cambio Radical como en el partido de la U en el Tolima no existen figuras que puedan encarar con posibilidades reales una candidatura al Senado, por lo que apoyarían a candidatos de otras regiones que estén inscritos en esas colectividades.

Política

El Centro Democrático dará la pelea

En el Tolima, el partido del expresidente Álvaro Uribe ha venido consolidándose cada vez más. En las pasadas elecciones legislativas, la lista del Centro Democrático obtuvo 78.122 votos y sacó como representante a Ricardo Ferro.

Para 2022, Ferro tiene decidido continuar en el Congreso; sin embargo, no ha determinado si aspirar de nuevo a la Cámara o intentar dar el salto al Senado. La candidatura que sí parece confirmada es la de Mauricio Pinto, quien en 2019 fue candidato a la Gobernación por esa colectividad, logrando más de 86.000 votos.

El diputado Milton Restrepo, uno de los uribistas pura sangre del Tolima, quien ganó  protagonismo como precandidato a la Gobernación, también estaría considerando la posibilidad de hacer parte de la lista. Por otro lado, el excandidato al Senado Emmanuel Arango, tras renunciar a la Secretaría General del Ministerio de Defensa, podría buscar un renglón a la Cámara. 

El exrepresentante Carlos Edward Osorio, luego de quemarse como candidato al Senado por la U, se matriculó en el Centro Democrático para intentar materializar una aspiración a la Gobernación, que naufragó rápidamente. Es un hecho que quiere regresar a la Cámara, pero no sabe si hacerlo con su actual colectividad o aceptar el ofrecimiento del partido Liberal.

 

DATO

Los candidatos al Congreso solo podrán ser inscritos después de que las organizaciones políticas y los Grupos Significativos de Ciudadanos hayan consultado la Ventanilla Única Electoral Permanente (VUEP), para determinar las calidades de los mismos.

Los partidos y movimientos políticos del Tolima que aspiren a tener representación a la Cámara deben presentar listas de seis renglones.

Redacción Política

Comentarios