‘No permitiremos abusos en precios ni falsificación de vacunas’, Miguel Barreto

Crédito: Suministrada/EL NUEVO DÍAMiguel Ángel Barreto Castillo, senador por el partido Conservador.
El senador conservador dijo que el proyecto de ley que busca habilitar la compra de vacunas por
parte de privados acelerará el proceso de inmunización de los colombianos. El congresista pedirá
al Gobierno nacional que le dé mensaje de urgencia para agilizar su trámite.
PUBLICIDAD

¿De dónde viene la necesidad de habilitar la posibilidad de que los privados puedan comprar la vacuna contra el Covid-19?

Creo que los privados han mostrado eficiencia a la hora de llegar a combatir el Covid-19. Ejemplo de eso es la toma de muestras para detectar el virus: inicialmente fue el Instituto Nacional de Salud y después varios privados en el país lo hicieron. Los colombianos y el mundo entero quieren recibir la vacuna de manera ágil y alcanzar la inmunidad del rebaño. En ese sentido, creo que es importante que los privados complementen ese ejercicio que viene realizando el Gobierno nacional.

 

¿Se está poniendo a competir al Gobierno nacional con privados con este proyecto?

El Gobierno nacional está haciendo un esfuerzo importante de aplicar la vacuna gratis. Hay gente que tiene los recursos suficientes y los privados podrían suministrar las vacunas siempre y cuando cumplan el plan de vacunación del Gobierno nacional. Acá no queremos competir con el Gobierno nacional; por el contrario, buscamos trabajar de forma articulada. Lo más importante es que se va a vacunar de manera más ágil los colombianos. Los privados deben cumplir toda la cadena de refrigeración, los lineamientos de la Organización Mundial de la Salud, el Ministerio de Salud y el liderazgo lo mantiene el Gobierno nacional. Los privados deben acogerse a las leyes colombianas.

 

El senador Rodrigo Lara cuestionó el proyecto porque, según dijo, los privados podrán adquirir la vacuna en fases posteriores, pero no ahora, cuando es responsabilidad del Estado garantizar su acceso. ¿Qué le responde?

Soy respetuoso del doctor Rodrigo Lara, pero no comparto esa opinión. Al Gobierno nacional no le estamos quitando el liderazgo en la vacunación. Es más, el Gobierno reconoce que se necesitan los privados, pero para que puedan actuar, nos anticipamos con esta reglamentación. 

 

¿El proyecto trae implícito el mensaje de que al Gobierno le quedó grande la tarea de la vacunación buscando la ayuda de los privados?

El Gobierno nacional viene haciendo un ejercicio importante. Nuestro interés no es discutir con nadie sino agilizar la aplicación de la vacuna para los colombianos. El Gobierno continuará liderando la estrategia y los privados ingresarán a coadyuvar. Países como México, Perú y Brasil ya le están abriendo la puerta a los privados porque aquí hay que entender que hay que trabajar mancomunadamente. Insisto: lo que queremos es brindar una solución para que estas vacunas lleguen más rápido.

 

El representante Ricardo Ferro dijo que no se requiere una ley para permitirle a los privados comprar vacunas, ya que la ley 2064 de 2020 ya abrió esa posibilidad y, por tanto, el Ministerio de Salud solo debe expedir un decreto. Si es así, ¿por qué este proyecto?

No quiero discutir con el doctor Ricardo Ferro. Creo que él desconoce nuestro proyecto y lo que nosotros estamos buscando. Queremos regular la especulación de los precios, la importación y comercialización por parte de los privados. Los países deben llegar a la inmunidad del rebaño muy rápido y hoy Colombia debe acelerar ese proceso, por eso nuestro proyecto de ley.

 

¿Se prevé control a los precios que eventualmente tendrán las vacunas?

Claro. Queremos que el Gobierno reglamente un tema de precios porque no vamos a permitir que hayan abusos o se pueda especular. La salud de los colombianos es primero. 

 

Los países están en una especie de rapiña por adquirir las vacunas. Con esta ley, ¿podría provocar desabastecimiento?

Los estudios dicen que en menos de tres o cuatro meses va a haber sobreoferta de vacunas en el mundo. No se está trabajando para un desabastecimiento; por el contrario, lo que queremos es anticiparnos para que haya una regulación de los privados en el marco de la legalidad y que respeten las etapas del Gobierno nacional.

 

¿El proyecto dice algo sobre efectos secundarios de una vacuna que sea vendida por un privado? 

Eso se lo dejamos a la reglamentación del Gobierno nacional. La misma ley que existe para otros medicamentos y vacunas aplica en este caso. Los privados deben cumplir unos requisitos para garantizar la salud de los colombianos. Aquí también vamos a crear medidas y controles muy duros para los que quieran falsificar vacunas. 

 

En un trámite ordinario, el proyecto podría tomar varios meses para aprobarse. Teniendo en cuenta eso, ¿existe la posibilidad de que el Gobierno le dé mensaje de urgencia?

Vamos a pedir que tenga mensaje de urgencia.

 

¿Qué le responde a quienes dicen que este proyecto tiene visos de oportunismo político?

Respeto la opinión de las personas, pero acá estamos concentrados en la salud de los colombianos.

 

El proyecto se radica hoy

El proyecto de ley se radicará hoy en la Secretaría del Senado de la República y, según el senador Barreto, es considerado urgente por varias voces del país, pues fija las pautas obligatorias para la importación, comercialización, almacenamiento, transporte, protección, distribución, venta y aplicación de la vacuna, una vez las farmacéuticas del mundo abran su ventanilla a las empresas privadas, incluso con la meta de evitar su contrabando y falsificación.

Según dijo el congresista, el reto es que luego de completar su trámite en el Legislativo, la ley dé piso normativo a este proceso, de forma armónica, con el plan de vacunación del Gobierno nacional y ajustado a la normatividad vigente.

El senador comentó que su propuesta tiene el apoyo de distintas bancadas en el Congreso de la República y espera que las demás vertientes políticas se unan a esta iniciativa para el bien de los ciudadanos.

“Nuestro reto es garantizar la máxima cobertura en el menor tiempo posible. Y para ello debemos trascender el monopolio estatal: esto es de vida o muerte y Colombia siempre ha creído en su sector privado”, dijo. 

Los privados podrían suministrar las vacunas siempre y cuando cumplan el plan de vacunación del Gobierno nacional.

REDACCIÓN POLÍTICA

Comentarios