Cauca: dos meses de combates

Crédito: Colprensa / EL NUEVO DÍA
Contenido Exclusivo
A través de las redes sociales, la gente del lugar comparte videos donde se aprecia a los integrantes de la disidencia Carlos Patiño de las Farc cuando ‘patrullan’ en varios sectores del corregimiento El Plateado a plena luz del día.
PUBLICIDAD

“El sábado pasado se pasearon por este poblado, incluso hostigaron por varias horas al Ejército desde las viviendas, obligando a las personas a salir de la zona por temor a las represalias de los integrantes de este grupo armado al margen de la ley”, denuncian líderes sociales de esta localidad, exigiendo permanecer en el anonimato.

El caso que aterrorizó a los argelianos fue el asesinato, finalizando la semana pasada, de un campesino de la vereda Miralindo, ubicada a escasos quince minutos del casco urbano.

“Lo sacaron de su finca, para torturarlo y asesinarlo, tras ser acusado de ayudar a la Carlos Patiño, pero lo que pasó es que los disidentes se metieron a su predio, pasaron la noche en el lugar y luego se fueron. El señor qué podía hacer ante eso, por eso lo asesinaron”, agregan por su parte pobladores de este municipio.

Ese ambiente de guerra y violencia termina arrinconando a los campesinos, en especial aquellos que están organizados desde tiempo atrás en un municipio que lleva años y años de confrontaciones. Como es el caso de los desmovilizados de las Farc.

“El grupo llamado ‘Carlos Patiño’ incrementó su presencia en las veredas, están a menos de cinco minutos de la cabecera municipal, acercándose cada vez más a donde se están los hogares de los miembros de la cooperativa de personas en proceso de reincorporación, la comunidad ha denunciado y ha pedido ayuda a la fuerza pública, sin que al momento estos se hayan manifestado”, dijeron miembros del Partido Comunes, a través de un comunicado.

Es que precisamente los campesinos reiteran su preocupación porque la zona es una de las más militarizadas de la región: son cerca de 2.000 soldados que operan en el lugar, y aún así, las confrontaciones están a la orden del día, con los otros fenómenos delictivos que eso conlleva, como las masacres y los desplazamientos.

Este artículo es de nuestro periódico impreso.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! Lo invitamos a seguir leyendo aquí
 https://digital.elnuevodia.com.co/library

También lo puede adquirir en físico.

 

Colprensa, Bogotá

Comentarios