Alejandro Gaviria, ¿qué suma o resta en la carrera presidencial?

Crédito: Colprensa / El Nuevo Día.
Contenido Exclusivo
Es decir, el partido uribista ya anticipó que tendrá en Alejandro Gaviria un claro frente de críticas para restar la fortaleza con la que parece arrancó y podría llegar a consolidar.
PUBLICIDAD

La política es dinámica y si no que lo digan Álvaro Uribe y Gustavo Petro, las máximas figuras de los extremos de la derecha y la izquierda, quienes hoy por hoy están unidos -desde sus orillas- en un mismo propósito: enfrentar al nuevo candidato presidencial, el exministro Alejandro Gaviria, a quien desde ya lo ven como una seria competencia para ganar la Presidencia de la República en 2022.

Gaviria, quien al fin se lanzó a la carrera presidencial después de más de seis meses de expectativa -y hasta de ruegos de muchos sectores políticos, en especial liberales-, formalizó su renuncia a la rectoría de la Universidad de Los Andes la semana pasada y el primero de septiembre dio el paso definitivo para estar en la competencia electoral, inscribió su comité significativo de ciudadanos con el cual espera recoger al menos 1,2 millones de firmas para formalizar su inscripción como candidato independiente al cierre de noviembre.

El exrector y exministro de Salud se presentó como una clara opción de la política de centro y de entrada aseguró que sí participará en una consulta interpresidencial de esa tendencia en marzo de 2022, por lo que insistió que por ahora se va sólo, sin apoyo de partidos o dirigentes políticos.

“No he recibido avales y yo creo que hay que distinguir dos cosas, uno son los avales formales y afiliaciones partidistas y otra cosa son adhesiones independientes, sin condiciones voluntarias. Si hay un senador del Partido Liberal que pone un trino y me dice que le gustó como candidato, ahí estoy yo, adhesiones formales, pero avales formales no es algo que esta campaña está pensando en este momento”.

Sin embargo, en su equipo de trabajo que le acompaña en la carrera presidencial están varios exfuncionarios del gobierno de Juan Manuel Santos. El miércoles cuando se inscribió en la Registraduría Nacional estuvo acompañado del exdefensor del Pueblo, Carlos Negret; el exsecretario general de la Presidencia de la República, Luis Guillermo Vélez, y el asesor de imagen Camilo Granada y la representante a la Cámara Juanita Gobertus.

Gaviria entonces estaría partiendo con el supuesto apoyo del expresidente Juan Manuel Santos, con lo cual se descarta la postura del uribismo que el exmandatario se la juega con el jefe de la izquierda Gustavo Petro, como su candidato presidencial.

 

Respaldo

Otro gran apoyo que tiene tras de si Gaviria es el Partido Liberal, en donde su jefe, el expresidente de la República César Gaviria Trujillo, igualmente le apoya. Desde la misma colectividad se está promoviendo a sus militantes a que salgan a recoger firmas para el exministro Alejandro Gaviria y su nombre es compartido por más del 80% de la bancada de congresistas. Se distancian de él los senadores Luis Fernando Velasco, quien se acerca más al Pacto Histórico de la izquierda, y Guillermo García, igualmente próximo a Gustavo Petro.

El analista John Mario González, llama la atención en el sentido de que Alejandro Gaviria llegó con “visos de hito, en tanto que no es común que a un candidato presidencial se le ruegue tanto para que se convierta en candidato y además goza de una aureola de intelectual y le ayuda a consolidarse en la campaña”.

González y el también analista Fernando Sanín, coinciden en ver que así como a Gaviria hay puntos que le suman, también claras debilidades y le quita apoyo en sectores muy tradiciones del país como las comunidades católica y cristianas, eso ante su clara postura de ateo.

“No ha aportado fórmulas claras para dar soluciones a los problemas del país”, sostiene González, quien además recuerda que le resta apoyo en la derecha su posición débil en la lucha contra el narcotráfico y la legalización de las drogas.

Para Sanín, le será un punto débil también su postura cuando fue Ministro de Salud en el gobierno de Juan Manuel Santos en los escándalos de las EPS, en especial en Saludcoop.

Y así precisamente lo advirtió el partido Centro Democrático, al indicar en un mensaje de Twitter que: “Hechos que demuestran que @agaviriau no representa futuro sino el pasado del país: su negligencia ante el robo de las EPS (Saludcoop, Cafesalud, Caprecom, etc). Haber paralizado como Minsalud, la lucha contra el narcotráfico lo cual disparó cultivos, violencia y crimen. Y hay más”.

 

De dónde gana

Fernando Sanín considera que Gaviria le quitará un apoyo importante a Gustavo Petro en los jóvenes, muchos de los cuales le identificaban como su representante en las justas presidenciales.

“A Gaviria le empezaron a impulsar su nombre fue precisamente un grupo de jóvenes, que desde las redes empezaron a mover su postulación y le pidieron que se lanzara a la Presidencia de la República y más porque con la protesta social de abril pasado vieron que sus justas reclamaciones fueron usadas políticamente por Petro”, indicó el analista.

Gaviria también le ‘morderá’ votos a la derecha, no al sector de la extrema derecha sino a la llamada ala moderada, es decir esos electores que sin estar con el que el candidato de los partidos tradicionales o el que diga Uribe, prefirieron votar en 2018 por Iván Duque para que no subiera al poder la izquierda.

 

Este artículo es de nuestro periódico impreso.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! Lo invitamos a seguir leyendo aquí https://digital.elnuevodia.com.co/library

También lo puede adquirir en físico.

Colprensa /Redacción web.

Comentarios