‘Gaitania es un ejemplo de reconciliación para el mundo’

Crédito: Camilo Jiménez / EL NUEVO DÍA.
Lars Bredal, jefe Adjunto de la Delegación de la Unión Europea en Colombia, habló de los procesos de paz y convivencia en Planadas con motivo de la entrega de un monumento de la Comisión de la Verdad que rinde homenaje a las víctimas y a la no repetición del conflicto.
PUBLICIDAD

¿Cuál es el valor que le ve a los procesos de reconciliación en el sur del Tolima?

En Bogotá, Nueva York, Bruselas, Ginebra, todo el mundo habla sobre el Acuerdo de Paz y su implementación. Lo que vemos aquí en Gaitania, en Planadas, es un buen ejemplo, no solo para Colombia sino para el resto del mundo, porque a pesar de haber sufrido el conflicto armado, las víctimas tienen una gran voluntad de convivencia y reconciliación con los victimarios. Es algo muy valioso, valiente e impresionante. Indudablemente, admiramos estas decisiones y esfuerzos que vemos en Gaitania.

 

¿Desde la Unión Europea cómo ven todos los problemas que ha tenido la implementación?

Lograr la paz es siempre complicado. Es un gran logro haber firmado el Acuerdo de Paz, pero después empieza un gran trabajo. En todos los procesos de paz en el mundo hay grandes desafíos. Lo que es especial para Colombia es que a pesar de esos desafíos avanza la implementación. Los colombianos, el Estado, la sociedad civil, los firmantes insisten en avanzar con este Acuerdo de paz.

Hay hechos que nos preocupan, como los asesinatos de líderes sociales y los defensores de Derechos Humanos, porque son amenazas contra la paz, por eso son importantes los eventos como este que vemos en Gaitania, porque toda la comunidad quiere convivir y reconciliarse. Somos conscientes de la resiliencia que tienen los colombianos y confiamos en que pueden tener éxito en seguir adelante con la implementación.

 

¿Qué otros procesos vienen acompañando la Unión Europea en los últimos años?

La Unión Europea acompaña la implementación en muchas áreas y apoya el Sistema de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición. He acompañado varios eventos como este desde el inicio de trabajo de la Comisión de la Verdad, que ha escuchado a las víctimas con muchos encuentros. Nosotros estamos dando un presupuesto adicional al del Gobierno nacional para que se pueda llegar a cada rincón de Colombia y se escuchen las voces de las víctimas, las mujeres, los indígenas, los afros.

En varios de los eventos en el terreno he quedado impresionado porque las víctimas están en el centro. Eso es lo más especial y lindo del Acuerdo de Colombia. En el Tolima, el comisionado Carlos Guillermo Ospina ha liderado hace más de un año un diálogo entre las víctimas y los victimarios y ha logrado un entendimiento, ha establecido una verdad. Todos ellos están de acuerdo en seguir adelante con la convivencia y la no repetición.

 

Desde su mirada externa, ¿qué análisis puede hacer sobre las razones del conflicto? Con base en lo que ha leído y ha podido ver en su trabajo de campo, ¿por qué hubo tantas formas de violencia en muchos territorios?

Para contestar necesitaríamos todo el día. Es una situación compleja. Hay razones muy complejas y no quiero aquí intentar explicar eso, pero Colombia tiene un Acuerdo con seis capítulos que trata cada uno de las razones de fondo del conflicto y un capítulo sobre la implementación. Este es un Acuerdo de Paz muy integral y lo bueno es que con la implementación se pueden resolver muchos de estos problemas.

 

¿Cómo cree que se puede desarrollar una región como Gaitania cuando tiene paz? ¿Cómo le cambia la vida a las comunidades?

Es un derecho fundamental que las personas y sus seres querido puedan vivir en paz y sin temor. En la Unión Europea estamos muy comprometidos en acompañar estos esfuerzos en Colombia, porque nosotros sufrimos nuestras propias guerras y conflictos entre y dentro de nuestros países. El mundo ve hoy que somos países amigos, pero así no era antes. La creación de la Unión Europea en 1957 puso un basta a los conflictos.

Este es un proyecto muy exitoso de paz de líderes valientes que construyeron una relación muy fuerte para sacar adelante un proyecto basado en Derechos Humanos, paz, igualdad de género. Esta experiencia es la que queremos compartir con el resto del mundo. Nuestra historia nos dice que sí es posible lograr la paz con la voluntad, como esta voluntad que vemos en Gaitania de superar el conflicto e insistir en la convivencia y la no repetición. Podemos aprender mucho de Colombia.

Redacción política.

Comentarios