¡Pintando alcancías!. Así es como Joaquín ayuda a perritos abandonados

Suministrada / EL NUEVO DÍA
Crédito: Suministrada / EL NUEVO DÍA
Con solo cinco años y después de adoptar una perrita que era maltratada, Joaquín Agón Gómez se interesó por ayudar a los animalitos y empezó a pintar y a vender alcancías. Las ganancias las destina para los 'peluditos' en condición de calle de Bucaramanga y el área metropolitana.
PUBLICIDAD

'Bella' es una perrita rescatada del maltrato de su anterior dueño y la inspiración de Joaquín Agón Gómez, un niño santandereano de cinco años, que ama los animales y sufre cuando ve a uno solito en la calle, sin un hogar y pasando hambre.

Ella, quien es desde hace un año y medio, aproximadamente, su mascota, lo motivó para aportar su granito de arena en la lucha contra el maltrato y abandono de tantos animalitos en Bucaramanga y el área.

"En la casa no teníamos mascota y 'Joaqui' estaba loco por tener una perrita. Fuimos a mirar unos criaderos pero no me gustó, yo le dije en ese entonces a mi esposo que era un negocio, además de que los vendían muy caros mientras en la calle hay muchos animales esperando un hogar", relata Karen Gómez, mamá de Joaquín.

"Un día nos llamaron y nos dijeron que estaban dando en adopción una perrita que era maltratada por la dueña y que habían rescatado. Desde ahí empezó la sensibilidad de él por los animales. Cuando salíamos en el carro y veía un perro en la calle siempre sacaba pepitas de 'Bella' y les daba", agrega Karen.

Desde diciembre de 2021, Joaquín y su mamá empezaron a buscar alguna manera de poder aportar ese grano de arena para los animalitos.

"Joaquín es muy sensible ante todo. El año pasado en diciembre él había pintado una alcancía para hacer sus ahorros y comprar las cosas de diciembre. Este año me dijo, tenemos que hacer la alcancía de este año para ahorrar, yo le respondí que si estaba de acuerdo en que la alcancía fuera para ayudar a los perritos", cuenta Karen.

Desde entonces, con el voz a voz entre la familia y amigos empezó a crecer la idea, que no es un negocio sino una manera de ayudar.

"La familia empezó a decirle que les hiciera alcancías, los amigos y conocidos de la familia también. Ahí empezó a pintar cada vez más".

Con los ahorros que hicieron de esas alcancías buscaron una fundación para donarlo. Se contactaron con María Alejandra Prada, animalista de Bucaramanga.

"Hablé con Mariale, le escribí por Instagram, le conté de nuestra idea y ella se puso muy feliz, sacamos el dinero que teníamos ahorrado de la venta de esas alcancías y compramos alimento, medicinas y juguetes".

Karen relata que no querían solo donar el dinero y ya sino que Joaquín viera el fruto de su trabajo convertido en alegría y cuidado para los perritos.

El domingo anterior Joaquín y su mamá visitaron el hogar de paso que tiene María Alejandra. Allí conoció a Pecas, una perrita atropellada que está en recuperación y a Luna, la perrita que fue abandonada con anemia en un parqueadero de Girón.

"Gracias Joaquín. Haces que tenga fe en que somos más los buenos", escribió ella en sus redes sociales.

#Bucaramanga conozcan a Joaquín, siento tan solo un bebé inició su emprendimiento de pintar alcancías para ayudar a perritos en condición de calle ♥️🙏🏽 pic.twitter.com/vxFL8yrXgZ

— María Alejandra Prada (@malejaaprada) June 12, 2022

Cada vez que Joaquín compra, lija, pinta y entrega una alcancía lo hace con tanto amor y dedicación pensando en que pronto podrá volver a ayudar a más animalitos.

"Queremos seguir haciendo esto, él es un niño muy sensible, la idea no es que sea un negocio, ni lucrarnos de esto, tampoco quitarle tiempo de su niñez, sino que quiera ayudar y servir que es lo más importante, que sea un ejemplo para los niños y podamos seguir ayudando todos", afirma la mamá.

Si usted quiere hacer parte de esta bonita causa y adquirir su marranito alcancía puede hacerlo a través de Karen Gómez, escribiéndole a su número de WhatsApp 313 3124449.

Cada alcancía tiene un valor de $15.000 que luego son traducidos en alimento, medicinas, juguetes y mucho amor para los animales que más lo necesitan.

 

Vanguardia

Comentarios