Día de la Achira: una ventana a los ‘manjares’ tolimenses

Crédito: Hélmer Parra - Juan Montoya / EL NUEVO DÍADesde temprano, varios ibaguereños llegaron al Museo Panóptico a hacer ‘el gasto’ en achiras.
Contenido Exclusivo
La conmemoración, en su segunda edición, congregó a diferentes manifestaciones artísticas del país, además de dar ventanas a diferentes tipos de bizcochos y achiras. A su vez, hubo muestra de diferentes bebidas para acompañar los tradicionales amasijos.
PUBLICIDAD

Desde las 9 de la mañana de ayer, empezó la celebración del Día del Achira en el Museo Panóptico. En su segunda edición, la conmemoración congregó a diferentes agrupaciones musicales y muestras dancísticas del país que ‘entonaron’ de folclor a la dignificación del pasabocas tradicional.

Alrededor de 29 emprendimientos tuvieron ventana en el evento, quienes además de ofrecer una gran variedad de achiras, también dieron venta a los diferentes tipos de bizcochos que se pueden encontrar a lo ‘largo y ancho’ de la región.

Erika Ramos, secretaria de Desarrollo Económico, señaló que la conmemoración contó con la participación de emprendimientos de 14 municipios de la región. “Productores de municipios como Coyaima, Natagaima, Purificación, Melgar, Ortega, Piedras, Flandes, El Espinal e Ibagué hacen parte de la convocatoria gastronómica. Además, hay oferta de chocolate especial, cafés especiales y cervezas artesanales hechas a base de miel”.

Y puntualizó: “Son muchos los beneficios que se logran al visibilizar a los empresarios de achiras. Se logra el rescate de nuestra cultura. De manera histórica, las comunidades chibchas eran las que consumían estos amasijos. En el tema de reactivación esperamos tener unas ventas positivas y sobre todo para aquellas familias que viven económicamente de esta producción”.

Sociedad.

 

Familias y tradición

Julian Charry forma parte de la empresa familiar ‘Bizcochos y Achiras Gourmet’. Desde hace 14 años, el emprendimiento comenzó con la producción de achiras hechas a base de harina de sagú, según el emprendedor, su ‘fuerte’.

“El productor es mi tío y él tiene una fábrica ubicada en Melgar. Estamos comercializando en Ibagué. Arrancamos dando ventana a nuestro producto en tres puntos Surtiplaza”, contó Charry.

Dentro de su proceso de preparación, todo parte de la extracción de la harina de sagú, fécula rica en vitaminas y algunos minerales. “Mi tío tiene la receta tradicional, siendo el único que elabora la masa y organiza toda la producción. Después de la extracción, se hacen los moldes y pasan a reposar en los escabiladeros. Luego de unas horas en el horneado y el tueste del producto, empieza la etapa de empaquetamiento que corre por parte de la familia de forma manual, con todos los cuidados higiénicos. Actualmente hay un trabajo articulado entre todos para apoyarnos”.

El emprendimiento, a lo largo de sus 14 años de trayectoria, logró convertirse en el sustento de una familia completa, que encontró diferentes bondades en la producción del producto gastronómico.

“Gracias al emprendimiento de mi tío, todos en mi familia logramos educarnos. Él fue el que inició con todo el proceso y fue vinculando a nuestros padres quienes, gracias a la empresa, lograron ‘costearnos’ el estudio y la universidad. Hoy en día todos somos profesionales, pero no dejamos de lado nuestra tradición familiar”, apostilló Charry.

Sociedad.

DATO

Los precios de los bizcochos oscilaban entre los 1.000 a 15.000 pesos, de acuerdo al tipo de amasijo, su presentación y la cantidad de producto.

 

DATO

Por montones, las achiras protagonizaron el festejo gastronómico frente a los otros tipos de bizcocho que se ofertan en la región.

Sociedad.

JUAN MONTOYA PRADA

Comentarios