El totalitarismo es ley en los estatutos de la Liga

Colprensa / EL NUEVO DÍA
Crédito: Colprensa / EL NUEVO DÍARodolfo Hernández asumió su curul como senador de la República para cumplir todos los requisitos legales y lograr que su partido, la Liga, recibiera la personería jurídica.
En el reglamento de creación de la Liga de Gobernantes Anticorrupción como partido, Rodolfo Hernández es ‘amo y señor’, lo fundó y lo puede disolver cuando quiera.
PUBLICIDAD

Hoy hace exactamente un mes el Consejo Nacional Electoral, CNE, emitió la Resolución 3750 de 2022, mediante la cual entregó la personería jurídica como partido político a la Liga de Gobernantes Anticorrupción, movimiento del excandidato presidencial, Rodolfo Hernández Suárez, a pesar de no haber presentado listas para senado de la República en las pasadas elecciones legislativas.

Aunque se pensó que el haber obtenido la personería jurídica para su partido se convertía en el gran logro electoral de Rodolfo Hernández, tras perder en la segunda vuelta presidencial, finalmente el totalitarismo en los estatutos de conformación de la nueva colectividad terminó suscitando una crisis interna sin precedentes en el rodolfismo.

 

Rodolfo, el todo poderoso

La Unidad Investigativa de esta redacción tuvo acceso al hasta ahora muy secreto y controvertido documento de estatutos de conformación de la Liga de Gobernantes Anticorrupción, que se ha convertido en el ‘Florero de Llorente’ y motivo de una ‘guerra sin cuartel’ que se vive al interior de la colectividad desde hace unos 30 días. Esta situación ha dejado ya a varios militantes y representantes por fuera de la tolda.

En el reglamento de la Liga, aprobado por el CNE, Rodolfo Hernández Suárez, junto con su esposa se ‘autodecretan’ como los amos y señores de la colectividad, que en todas las jornadas electorales de este año se había convertido en una de las principales alternativas políticas en el país.

Haciendo una revisión del documento, pareciera que se hubieran tomado como base varios artículos de los estatutos del Centro Democrático, hay muchas similitudes. El reglamento de la Liga dicta que Rodolfo Hernández es el fundador y presidente vitalicio de la colectividad, y por ende, ostentará el poder amplio y suficiente al interior de la colectividad, aún incluso por encima del Consejo Directivo del partido.

Así quedó plasmado en el artículo 13 de los estatutos. En el pasaje, el documento señala que Rodolfo Hernández podrá desde presidir la Convención Nacional del partido hasta nombrar secretario general (que a su vez será el representante legal), y tener la última palabra en las disputas internas, entregar o negar avales, e incluso hasta disolver el partido cuando él así lo disponga.

“Si se revisa atentamente ese artículo es muy similar al número 8 de los estatutos del Centro Democrático, en el tema de la preponderancia que le dan a su presidente fundador, Álvaro Uribe. El tema con los estatutos de la Liga es que son mucho más radicales y autoritarios. Si bien en el Centro Democrático Uribe tiene un gran poder e influencia, no es comparada con los súper poderes que le dan a Rodolfo Hernández en la Liga”, consideró el politólogo, Gerardo Martínez, al analizar el documento.

 

Cónclave familiar

Aunque los estatutos de la Liga estipulan que el Comité Directivo será el órgano rector en la toma de decisiones de la colectividad, con el fin de revestir de democracia al partido santandereano, en la práctica el poder continúa recayendo en el fundador.

¿Cómo?, sencillo. En el parágrafo transitorio del artículo 15 del reglamento de la Liga, se establece que “el Comité Directivo será nombrado por primera vez por el Presidente Fundador”, es decir, Rodolfo Hernández Suárez.

Con esta facultad, el senador Hernández designó en el Comité Directivo a su esposa Socorro Oliveros (gerente de su campaña presidencial y ahora directora política del partido), a su hijo Rodolfo José, a Ceidy Chávez, asistente personal de Hernández desde hace más de una década, y a Víctor Domínguez, uno de sus abogados de confianza.

Entre sus funciones, el Comité Directivo nombrará al veedor, auditor general, al comité de ética y al tesorero del partido. 

Además, deberá reglamentar los directorios departamentales y municipales, pero tal vez su principal función será la de aprobar o negar avales para cualquier elección popular.

A pesar de las facultades del comité, y además de tener su pleno control, Rodolfo Hernández como Presidente Fundador podrá otorgar y negar avales discrecionalmente, sin tener en cuenta al comité si así lo desea.

 

Representante, suplente

Después del Presidente Fundador y el Comité Directivo, el Secretario de la Liga será el funcionario con mayor alto rango y responsabilidad en la colectividad de Rodolfo Hernández.

En los estatutos de la Liga se establece que el secretario general será el representante legal y el ordenador del gasto en el partido. Y será nombrado por libre nombramiento y remoción, sin periodo fijo.

A pesar de ser las personas encargadas de tomar las decisiones administrativas de la colectividad y manejar los recursos de la misma, Rodolfo Hernández podrá prescindir de sus servicios en cualquier momento.

En una primera organización administrativa de la Liga, Rodolfo Hernández y el Comité Directivo designaron a Adriana Vargas Uribe, exdirectora del Imebú en la administración de Juan Carlos Cárdenas, como la Secretaria General del partido. 

Con sus súper poderes Hernández podrá despedir también al revisor fiscal, al auditor general y al tesorero cuando disponga.

 

Disolución de la Liga

Aunque la Ley 130 de 1994 dispone los términos para disolver un partido político en Colombia, la Liga de Gobernantes en el artículo 76 señala que el partido puede ser disuelto por una orden de una autoridad competente, por orden judicial debidamente ejecutoriada o por “voluntad del Presidente Fundador”.

“Por más que uno vea el partido como una empresa, existen unas leyes de la República que legislan las causales y los métodos para la disolución de la una colectividad política en el país. Es que están tratando de manejar un partido como si fuera una tienda que pueden cerrar y liquidar cuando bien les parezca y así no es”, agregó en su análisis el politólogo Gerardo Martínez.

 

Éxodo de rodolfistas

Pero la pelea de Rodolfo Hernández y su esposa Socorro Oliveros no solo se remonta a sus militantes. Semanas atrás, los directivos de la Liga ya habían tenido diferencias con varios de los rodolfistas más entrañables, como Jorge Figueroa Clausen, uno de los más fervientes escuderos del exalcalde de Bucaramaga, quien renunció al uribismo para seguir a Hernández Suárez desde su candidatura a la alcaldía en 2015.

La discordia y salida de Figueroa se dio al parecer por un malentendido, y habría tenido que ver con el proceso que adelanta la Corte Suprema de Justicia en contra de Rodolfo Hernández por el caso Vitalogic, lo que ocasionó la inminente salida de Figueroa Clausen del grupo político, que defendió en muchos escenarios, incluso ante su anterior colectividad, el uribismo.

Similar ocurrió con el controvertido exgobernador de Santander, Mario Camacho, jefe político de la representante, elegida con votos de la Liga, Erika Tatiana Sánchez.

“Con el ingeniero Rodolfo Hernández nos distanciamos cordialmente de su partido, pero mantenemos la amistad de tantos años. El gran motivo que nos unía políticamente, que era su candidatura presidencial y la que apoyamos con entusiasmo como santandereanos, ya terminó. Cada loro en su estaca como decía el siempre recordado Horacio Serpa”, acotó Camacho, quien además negó haber tenido alguna discusión acalorada con Rodolfo Hernández, como indicaron algunos rumores.

 

¿El comienzo del fin?

Para el politólogo santandereano Gerardo Martínez, la actual crisis que atraviesa la Liga de Gobernantes Anticorrupción por cuenta de las pujas internas entre las directivas del partido y sus militantes no avizora el mejor de los panoramas para una colectividad que se convirtió en la gran sorpresa electoral de las pasadas elecciones legislativas y presidenciales.

“En lo poco que lleva como partido político, desde Rodolfo Hernández para abajo, pareciera que entre todos estuvieran mirando a diario cómo desilusionan a los 10,5 millones que votaron por Rodolfo a la Presidencia. En tan poco tiempo, todos se han estado dando batazos por todo. Así no se construye nada. Se construye en armonía. Rodolfo monta una empresa familiar con unas directivas solamente conocidas por él y su familia, y después quiere que todos lo sigan sin objetar nada y así no se crea un partido político. Al parecer, los días están contados para la Liga y el temor es que esta colectividad, que fue la gran sorpresa en las pasadas elecciones, se convierta en una empresa dedicada a la venta de avales como muchos otros”, consideró el analista.

Para el experto, todas estas peleas al interior de la Liga terminarían afectando una posible candidatura de Rodolfo Hernández a la Gobernación de Santander en las elecciones del próximo año.

Es posible que a mediados de noviembre de este año Rodolfo Hernández renuncie a su curul como senador para no inhabilitarse y aspirar en los comicios del 2023.


 

Convención de empleados de HG

Los estatutos de la Liga dictan que en los próximos meses (máximo 6 después de recibir la personería jurídica), se convocará a la primera convención del partido para, entre otras tareas, elegir o mantener al actual director del partido, que es Socorro Oliveros, esposa de Rodolfo Hernández.

Para que haya quórum, deberá haber no menos del 30 % de los militantes habilitados para participar en el encuentro y las decisiones se toman con la mitad más uno.

La Unidad Investigativa revisó la lista de militantes aprobada por el CNE en la expedición de la personería jurídica de la Liga y encontró que cerca de 30 de las 100 personas que integran la lista de militantes son trabajadores de la constructora HG, empresa de Hernández.

Es decir, Rodolfo ya cuenta con el quórum decisorio a su favor.

Pero en la lista también aparecen nombres como:Pedro Nel Serrano Meneses, un reconocido contratista de la región salpicado en investigaciones por corrupción.

Daniel Esteban Hurtado Rey, contratista procesado penalmente por actos de corrupción.

Además de Juan Andrés Suárez, Nelson Enrique Jaimes, Jefferson Arsenio Galindo, Jackeline Joya, Damaris Yibeth León, William Porras y Camilo Andrés Larios, quienes están relacionados con la Fundación Mujer y Futuro propiedad de Elvia Hercilia Páez, esposa del exsenador Bernabé Celis. Tanto Páez como su hijo Juan Carlos Celis participaron activamente en la campaña de la Liga tanto en las elecciones legislativas como presidenciales.

 

Sin veedor

Según los estatutos, el único directivo de la Liga que no sería nombrado ni retirado por línea directa de Rodolfo Hernández es el veedor de la colectividad, el cual depende del Comité Directivo (también controlado por Hernández Suárez), tanto para su nombramiento como para su retiro.

El único requisito para ser veedor de la Liga es tener título como abogado, y tendría como función primordial evaluar las hojas de vida de todos los aspirantes que pretendan obtener el aval del partido.

Incluso, el veedor puede negar avales, siempre y cuando Rodolfo Hernández esté de acuerdo.

En el cargo como veedor, el Comité Directivo de la Liga había nombrado inicialmente Óscar Jahir Hernández, uno de los hombres más cercanos a Rodolfo Hernández durante la campaña presidencial.

Si bien Óscar Hernández había aceptado su designación como veedor de la Liga el pasado 15 de julio, ayer sábado 3 de agosto, es decir, mes y medio después, renunció a su cargo directivo y de tajo a la Liga de Gobernantes Anticorrupción.

“En mi retiro le doy gracias al ingeniero Rodolfo Hernández por su respaldo permanente en cada una de las ocasiones que lo necesité, yéndome con la tranquilidad de haberle devuelto con creces la confianza depositada en mí. De la misma forma le agradezco su determinación de apoyarme a través de su partido en cualquier aspiración política que tenga a futuro, lo cual para mí siempre será un honor ya que las banderas de su ideal político representaron el anhelo de millones de colombianos”, dijo Óscar Jair Hernández.

A pesar de que el hoy exdirectivo de la Liga insiste en que su renuncia no tuvo nada que ver con diferencias con el Presidente Fundador u otro militante, esta redacción pudo conocer que la salida del veedor se dio por diferencias con Socorro Oliveros, esposa de Rodolfo Hernández, y directora de la Liga.

Si bien, Óscar Jahir y Socorro habían tenido varios desacuerdos desde las pasadas elecciones presidenciales, la ruptura entre los dos se dio quince días atrás cuando la directora de la Liga decidió desautorizar un evento privado que estaba convocando Óscar Jahir para rendirle un homenaje a Rodolfo en un exclusivo hotel del área metropolitana de Bucaramanga.

“Ya estaba todo listo. El ingeniero había confirmado su asistencia y el evento era con un círculo cercano. Sin embargo, dos días antes, ya cuando la mayoría de los invitados habían confirmado su asistencia y en el hotel Punta de Diamante estaba todo listo, Socorro sacó un comunicado dejando entrever que el evento había sido organizado a espaldas de ellos y con otros motivos diferentes al homenaje”, afirmó una fuente cercana al exveedor de la Liga.

 

Estatutos de la discordia

Pero la renuncia de Óscar Hernández no es la primera y al parecer no será la última en la Liga en el futuro próximo. De hecho, la salida del veedor es solo otra de las consecuencias de los controvertidos estatutos y el control autoritario del partido por parte de Rodolfo Hernández y su familia.

La Unidad Investigativa pudo conocer que los estatutos de la Liga presentados y aprobados en el CNE no concuerdan con el borrador del reglamento del partido que previamente habían proyectado varios militantes de la colectividad.

Desde el pasado junio, justo después de la primera vuelta presidencial, varios directivos de la Liga comenzaron a trabajar en el borrador del que sería el documento de estatutos del partido, al solicitar la personería jurídica de la colectividad como derecho adquirido al haber logrado que Rodolfo Hernández llegara a segunda vuelta presidencial, con más de 6.5 millones de votos.

Ese documento previo que había sido redactado en consenso con los congresistas Marelen Castillo, exfórmula vicepresidencial de Rodolfo Hernández, y el representante Juan Manuel Cortés, fue llevado ante un exmagistrado del Consejo Nacional Electoral y a un asesor en ciencias políticas para su revisión. 

Esta redacción habló con uno de los expertos que revisó el documento previo y que además evaluó el estatuto final. El experto concluyó que los documentos son completamente diferentes.

“Si bien son similares en temas como el logo y símbolos, cosas superficiales, el fondo del documento es completamente diferente al borrador que nos presentaron en junio”, explicó el consultor que participó en el proceso.

Una molestia similar tuvo la exfórmula vicepresidencial de Rodolfo Hernández, la actual representante Marelen Castillo, quien el pasado 20 de julio, día en el que tomaba posesión de su credencial como congresista de la República, les pidió a los magistrados del CNE que estaban presentes en la ceremonia de posesión que la mantuvieran al tanto del trámite de la solicitud de la personería jurídica de la Liga. Esta solicitud disgustó profundamente a Hernández Suárez quien no dudó en calificarla públicamente de “aprovechada”.

“Ese día, justo cuando los magistrados del Consejo Nacional Electoral felicitaban al ingeniero Rodolfo por su curul, en medio de la conversación, el togado encargado de revisar la solicitud de la personería jurídica de la Liga le dijo a Rodolfo que ya estaban estudiando la solicitud. En ese momento la doctora Marelen le pidió al magistrado que la tuviera al tanto del avance del mismo. Inmediatamente y con un grito Rodolfo le reprochó a Marelen por haber hecho esa solicitud, afirmando que él fue el que había trabajado e invertido miles de millones para conformar el partido de la Liga y que ella solo era una aprovechada. Tanto Marelen como los magistrados quedaron en shock”, indicó una fuente que presenció el hecho.

 

Sin bancada

Además de las ya conocidas rencillas con la actual representante y exfórmula vicepresidencial, Marelen Castillo, esta semana la Liga de Gobernantes Anticorrupción decidió excluir de sus toldas a sus dos representantes a la Cámara: Erika Tatiana Sánchez (cuota de Mario Camacho) y a Juan Manuel Cortés (sobrino del exsenador Marcos Cortés).

Según Socorro Oliveros, esposa de Rodolfo Hernández y directora de la colectividad, ambos congresistas fueron electos por el grupo significativo de ciudadanos Liga de Gobernantes Anticorrupción, sin embargo, dicho movimiento ciudadano extinguió su vida jurídica el pasado 13 de marzo de 2022, día de las elecciones legislativas, razón por la cual ya no serían militantes del nuevo partido.

“Es totalmente distinto el grupo que los inscribió a ellos del que inscribió la fórmula presidencial que obtuvo reconocimiento de la personería jurídica del Partido Liga de Gobernantes Anticorrupción. Por lo anterior, es preciso señalar que en la actualidad los representantes Juan Manuel Cortés Dueñas y Erika Tatiana Sánchez Pinto no se encuentran vinculados al partido político”, dicta la declaratoria pública firmada por Socorro Oliveros.

El comunicado de las directivas de la Liga se da una semana después de las declaraciones hechas por el propio Rodolfo Hernández, en las que había señalado que la Liga ya se había acabado.

“Yo no he peleado con nadie. Esos son otros inventos de la gente que no sabe qué decir para hacerme hablar, yo no peleo con nadie. Si decir lo que yo siento y que con pruebas es cierto, pues entonces sí peleo. Pero decir la verdad no es pelear, pues nunca peleo. ¿Por qué los dos muchachos que están de representantes a la Cámara por la Liga?, es que la Liga se acabó el 13 de marzo, ahí murió la inscripción, la Liga de Gobernantes Anticorrupción lista a la Cámara murió ese día. No hay más Liga, no hay obligación de ellos. Ellos se eligieron con los postulados míos, solo tuvieron que pagar la póliza, que fue lo que yo exigí porque es un movimiento por firmas”, respondió Hernández Suárez.

 

Aporte de candidatos

Además del autoritarismo de la Liga, quienes reciban el aval del partido santandereano deberá aportar a favor de la colectividad parte de los recursos que por reposición de gastos de campaña que el Estado les reconozca a cada uno.

Si el candidato no sale electo deberá devolver el 30 % de los recursos que reciba por reposición de votos. En caso de llegar a ser elegido popularmente, deberá entregar el 50 % de la reposición que reciba por parte del CNE.

“En caso de los candidatos presentados en listas cerradas se hará de manera ponderada en relación a los gastos reportados del total de gastos de toda la lista”, dictan los estatutos de la Liga.

 

Dato

En el Tolima, el ingeniero Rodolfo Hernández ganó en 44 de los 47 municipios, siendo su votación 388.640 votos, es decir, el 59.46 %.

 

 

El Nuevo Día

Comentarios