Reforma electoral quedaría corta

Sectores de oposición al gobierno consideran que la reforma es superficial y no tiene contenidos de verdadero cambio.
Crédito: Colprensa / EL NUEVO DÍASectores de oposición al gobierno consideran que la reforma es superficial y no tiene contenidos de verdadero cambio.
Esta semana el ministro del Interior, Alfonso Prada, radicó en el Congreso el proyecto de Acto Legislativo de reforma política, con el que se busca hacer una reforma al sistema electoral en el país.
PUBLICIDAD

Según el Ministro del Interior, Alfonso Prada, el proyecto busca hacer realidad las medidas para garantizar mejor representación ciudadana, mejor calidad en la democracia colombiana y adicionalmente cumplir con los acuerdos de paz.

La ley electoral en Colombia no sufre modificaciones desde 1985 y está claro que es una norma para un país distinto, que ya no vota con papeletas ni tinta indeleble y que ha avanzado en materia democrática y participación de los jóvenes y mujeres en los comicios, según explicó el magistrado del Consejo Nacional Electoral, CNE, Benjamín Ortiz.

El país debe además pensar en un cambio estructural de su sistema electoral, avanzar hacia la votación biométrica y hacia el voto electrónico.

Votaciones

Estos son los cambios más interesantes o más polémicos que contiene el proyecto de reforma:

Financiación Estatal

Entre las modificaciones que contempla el articulado se destaca la financiación de las campañas, la que será asumida directamente por el Estado para impedir qué dineros de oscura procedencia contaminen a la democracia. Se realizará mediante un 50 % en anticipos y el restante se realizará con la reposición de votos.

De esta forma, según Prada, se le da un golpe certero a la corrupción y a la manipulación por parte de sectores económicos al Congreso.

Listas cerradas y paritarias

Otro de los cambios es poner fin al voto preferente o listas abiertas. La propuesta del Gobierno indica que volverán las listas cerradas y serán paritarias en materia de género. De esta forma los partidos y movimientos pueden realizar elecciones primarias para conocer la voluntad de sus seguidores y el resultado final debe ser una lista “cremallera” en la que además se garantice la equidad de género y se promueva la participación de personas con género diverso.

Congresistas más jóvenes

El proyecto también da mayor oportunidad a la participación política de los jóvenes. La iniciativa baja la edad mínima para ser Representante a la Cámara de 25 a 18 años y para llegar a senador de 30 a 25 años.

Según el Ministro del Interior este es un guiño a la juventud para que se prepare desde tempranas edades para ocupar los puestos de dirección en el Estado. Un inconveniente que ven analistas es que a la Cámara lleguen personas que apenas hayan terminado sus estudios secundarios y que estén iniciado educación superior, no suficientemente preparados para el ejercicio de legislar.

Límites a la Procuraduría

El proyecto contempla también que sólo los jueces serán quienes puedan destituir a los funcionarios que hayan sido elegidos por voto popular, función que hasta ahora tiene la Procuraduría General de la Nación, tal y como sucedió con el presidente Gustavo Petro cuando era alcalde de Bogotá, y que lo llevó a denunciar su caso ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que obligó la restitución del funcionario.

Cambio de bando

Uno de los temas que se tratarán en los debates tiene que ver con que los congresistas, una vez electos o posesionados puedan cambiar de partido político o ingresar como funcionario del gobierno.

Personería Jurídica

La iniciativa facilita que un partido o movimiento político pueda obtener la personería jurídica.

Hoy en día se requiere que alcance al menos el 3 % de representación en la corporación a la que se ha postulado. Con el proyecto el partido también podrá conseguir la personería si tiene un número de afiliados que llegue al menos al 0.2 % del censo electoral, sin necesidad de lograr el umbral.

Votaciones

¿Cómo está el clima para el proyecto?

 

Dirigentes de distintas tendencias han mostrado su preocupación por algunas de las propuestas contenidas en su articulado.

El senador por el Partido Liberal Fabio Amín, dijo que hay varias iniciativas en el mismo sentido y propuso que la Comisión Primera aborde simultáneamente los cuatro proyectos sobre el tema que han llegado a esa célula legislativa, los de Ariel Ávila, Humberto de la Calle, el Partido Mira y el gobierno.

El senador independiente Humberto de la Calle sostuvo que está sorprendido de que en el proyecto no se toque al Consejo Nacional Electoral, que a su juicio es la cabeza del problema en Colombia. Dijo que los consejeros son delegados de los partidos políticos y ello evita que actúen de forma independiente y ese el origen de la mayoría de los problemas que quieren atacar con la propuesta del gobierno.

De la Calle, quien radicó el ocho de agosto pasado un proyecto al respecto, dijo que busca independencia del CNE, no sólo cambiarlo por cambiarlo, sino que hay que evitar que sea dependiente de los partidos y que tenga funciones concretas, con sólo cinco miembros, no nueve como en la actualidad y con mando sobre la Registraduría.

Hernán Cadavid, representante a la Cámara por el Centro Democrático, coincide en la necesidad de eliminar el CNE o por lo menos modificar su método de elección para privilegiar los méritos sobre los argumentos políticos, además de que, en su opinión, la reforma es corta, cosmética y hasta superficial.

El representante a la Cámara por el Pacto Histórico Pedro Suárez, dijo que a pesar de los traspiés que el propio Presidente Petro tuvo con el Consejo Nacional Electoral, a raíz de la decisión de otorgar personería jurídica a Colombia Humana, se debe mantener por ahora la entidad, lo cual no significa que más adelante no se pueda revisar el tema.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro!

Lo invitamos a seguir leyendo aquí 

https://digital.elnuevodia.com.co/library

ESPECIAL, COLPRENSA

Comentarios