Tiene como pareja a una muñeca

Crédito: Internet / VANGUARDIA
Esta es la insólita historia de David Mills, un norteamericano de 63 años, tiene una curiosa relación de pareja. 
PUBLICIDAD

Mills acaba de celebrar su octavo aniversario con su novia:  una muñeca sexual.

Taffy, su muñeca con piel de silicona y juntas de acero genera diferentes reacciones en la gente.

David compró el robot sexual en una compañía de California hace ocho años, por 7.149 dólares, unos $28.427.927 de pesos. 

Además, cada tanto paga extras para incorporar cosas: “Por ejemplo aboné 450 dólares para adherirle pecas y hacerla más real. Y puedo asegurar que me da más placer que una mujer de carne y hueso”.

Robots sexuales

Los robots sexuales se han vuelto mucho más sofisticados en los últimos años y los expertos dicen que para que puedan caminar y hablar no falta mucho tiempo. Su fabricación es un trabajo de artesanos.

Los clientes deben decidir entre once tipos de estructura corporal y 31 rostros distintos. Tienen para elegir más de 30 estilos y tonalidades, de tipo de piel y labios, de color de cabello y ojos entre otros. Las creaciones pueden medir entre 1,30 y 1,75 metros, y pesar entre 27 y 56 kilos. 

 

Vanguardia

Comentarios