Recuperan el cuerpo de un hombre atacado por caimanes en la Florida

Tomada de: Pixabay
Crédito: Tomada de: Pixabay
En el estado norteamericano de la Florida se reporta desde 1948 la muerte de 26 personas por el ataque no provocado de un caimán.
PUBLICIDAD

El hombre que buscaba discos voladores (”discogolf”) perdidos en un lago de Florida y estaba desaparecido fue hallado muerto y su cuerpo mutilado, probablemente por el ataque de caimanes, informó la Policía del condado de Pinellas, en la costa oeste del estado.

Al cuerpo de Sean McGuinness, de 47 años, le faltaban tres de sus extremidades cuando fue recuperado en un lago conocido en la zona por estar infestado de caimanes, por lo que la Policía presume que fue atacado por estos reptiles, recogió el canal local Bay News 9.

“Cuando se recuperó el cuerpo de McGuinness la semana pasada se observó que le faltaban tres extremidades, aunque se espera el informe final del médico forense”, indicó Megan Santo, portavoz del departamento de policía de la ciudad de Largo, donde se encuentra el lago Taylor, ubicado junto a un popular campo de golf de discos voladores.

“Ese fue el último disco que trató de recoger”, dijo un visitante del parque al citado medio, la persona que vio a McGuinnes dentro del lago y le tomó una foto en el agua mientras hablaba con él días antes de que muriese.

McGuinness “estaba plenamente consciente” de que lo que hacía era peligroso, pero “se le veía bastante cómodo con lo que estaba haciendo”, añadió.

Al parecer, McGuinness fue advertido con anterioridad de los peligros que corría metiéndose en el citado lago y se le indicó que no lo hiciera.

Según explicó un amigo de la víctima, McGuinness no tenía familia, vivía en una casa de Largo y podía recibir hasta cinco dólares por cada disco volador recuperado, por lo que ganaba a veces hasta 150 dólares en un solo día.

Desde que la Comisión para la Conservación de la Vida Silvestre y la Pesca (FWC) contabiliza los ataques de caimanes en el estado, en 1948, hay registros de que 26 personas han muerto como consecuencia del ataque no provocado de un caimán.

Desde 2012, sin embargo, se han registrado 106 ataques a humanos por parte de estos animales, 76 de los cuales fueron clasificados como graves por la FWC.

En uno de estos casos, hace dos años, un hombre sobrevivió a un ataque ocurrido en el mismo lago cuando un caimán le mordió en la cara y una de sus manos, mientras intentaba recuperar también un disco volador.

Vanguardia

Comentarios