De jugar para la Selección a terminar en una ladrillera. ¡Hasta el Deportes Tolima le dio la espalda!

Suministrada / EL NUEVO DÍA
Crédito: Suministrada / EL NUEVO DÍA
La vida de un futbolista está constantemente sometida al cambio: de una vida de excesos se puede pasar a la precariedad, de un equipo grande a uno pequeño, de ser venerado por muchos al completo olvido de todos. Algo parecido fue lo que le pasó a Arley Dinas, quien en su momento llegó a ser una de los mejores defensores de todo el país.
PUBLICIDAD

El exfutbolista, empezó su carrera profesional en el América de Cali, en el año 1991. Tras su pasó por ‘Los Diablos Rojos’, Arley Dinas llegó al Deportes Tolima, en donde jugó hasta el año 2000. Posteriormente pasaría por equipos como el Deportivo Cali, Shonan Bellmare de Japón, Millonarios y Boca Juniors.

Lastimosamente, su ocaso sucedió en el momento en que regresó al equipo pijao, pues en una convocatoria de la Selección Colombia, el 14 de junio de 2004, el futbolista sufrió una estrepitosa lesión que acabaría con su carrera.

“Me recuperé para ser una persona normal, pero ya no puedo patear con la pierna derecha porque se me sale el hueso”, contó para una entrevista para Infoabe.

El exfutbolista afirmó que desde ese momento, todo el mundo le dió la espalda, desde la federación Colombiana de Fútbol, hasta el Deportes Tolima.

“Yo me lesioné jugando para la selección Colombia y nadie me respondió. Tantos años le entregué al fútbol para que apenas tenga una lesión y me dejen al olvido. Me abandonaron los de la Federación Colombiana de Fútbol, porque yo me lesioné jugando la Copa América de 2004 en Perú. Además, en Deportes Tolima también me soltaron la mano porque en ese entonces era parte del club”, también aseguró.

Es por eso que hoy se dedica a trabajar en un ladrillera en la ciudad de Cali, actividad de la cual se alimenta su familia, y a la que sólo puede cumplir estando sentado y en reposo, pues la lesión que en ese entonces sufrió, no le permite mayor esfuerzo.

En Deportes Tolima, Gabriel Camargo, quien es el máximo accionista del club, luego de la lesión, me dijo: 'Usted ya no me sirve, arreglemos". Entonces, quedé lesionado y me abandonaron", concluyó.

REDACCIÓN WEB

Comentarios