Asesinan a cuatro militares en Antioquia

Crédito: Ejército Nacional / EL NUEVO DÍA
Contenido Exclusivo
El comandante de la Séptima División el Ejército, Juvenal Díaz, confirmó el ataque y aseguró que éste se llevó a cabo mientras los militares realizaban patrullaje en la zona. 
PUBLICIDAD

El comandante de la Séptima División el Ejército, Juvenal Díaz, confirmó el ataque y aseguró que éste se llevó a cabo mientras los militares realizaban patrullaje en la zona. 

“Atacaron a una unidad militar que se encontraba protegiendo a la población civil y sus recursos y cobardemente disparando desde casas, lanzando granadas desde casas. Presento mis más sinceras condolencias y vamos a continuar con las operaciones ofensivas, porque la muerte de nuestros hombres no puede quedar impune”, señaló Díaz.

Los hombres, según afirma, se encontraban custodiando la zona veredal Santa Lucía en Ituango. 

Los cuatro militares asesinados fueron identificados como capitán John Fredy Pedraza, cabo segundo Andrés Cano y los soldados profesionales Luis Pérez y Dairo Arcila.

El gobernador Aníbal Gaviria manifestó que el “vil asesinato no quedará en la impunidad” e informó que el secretario de Seguridad de Antioquia, Jorge Castaño, presidirá en Ituango las “investigaciones y operaciones que permitan dar con los responsables”.

Por su parte, el comandante del Ejército, general Eduardo Zapateiro, también anunció su presencia en la zona.

En horas anteriores, la Séptima División del Ejército (que tiene presencia en Antioquia, Chocó, Córdoba, parte de Sucre, y Puerto Boyacá) había reportado enfrentamientos con este grupo delincuencial en Valdivia (también Norte de Antioquia).

Tres presuntos miembros de la banda murieron y otro más fue capturado. Además, fue incautada una pistola, dos fusiles y material de intendencia de uso privativo de las Fuerzas Militares de Colombia.

Julio César Vargas Torres, presunto cabecilla de la subestructura en esta región de Antioquia, se encontraría entre los 4 hombres abatidos.

El ataque, de acuerdo con fuentes militares, se presenta como retaliación contra la fuerza pública luego de que fuera capturado Dairo Antonio Úsuga, alias Otoniel, el máximo cabecilla del Clan del Golfo.

En la zona veredal Santa Lucía, de Ituango, se ubicaba el espacio territorial de capacitación y reincorporación, Etcr, la misma que tuvo que ser trasladada del sitio porque estaban en peligro los excombatientes y sus familias.

Este artículo es de nuestro periódico impreso.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! Lo invitamos a seguir leyendo aquí

 https://digital.enuevodia.com.co/library

También lo puede adquirir en físico.

Resumen Agencias

Comentarios