Falso carro bomba en El Catatumbo

Crédito: Colprensa / EL NUEVO DÍA
Contenido Exclusivo
La población del  Catatumbo, acostumbrada a acoplarse a la disposición de los grupos armados ilegales que de forma constante buscan formas de acentuar su poder en esta zona, tuvieron que evitar transitar durante cinco días en la vía que conecta al municipio de La Playa de Belén y Hacarí con los demás municipios del departamento.
PUBLICIDAD

La población del  Catatumbo, acostumbrada a acoplarse a la disposición de los grupos armados ilegales que de forma constante buscan formas de acentuar su poder en esta zona, tuvieron que evitar transitar durante cinco días en la vía que conecta al municipio de La Playa de Belén y Hacarí con los demás municipios del departamento.

Pues, al parecer, las disidencia de las Farc, dejaron abandonado un vehículo Renault, gris, de placa JGM – 171 que habían hurtado días atrás en un retén ilegal por la vereda Santa Bárbara, con una caja sospechosa en el asiento del copiloto y grafitis alrededor del carro con las letras ‘FARC EP’.

Durante todo este tiempo, los campesinos y comerciantes que normalmente usan esa carretera para vender sus productos en otros pueblos, fueron los más afectados, como ya es costumbre.

Finalmente, el Ejército, a las 10:30 de la mañana del pasado domingo, luego de un estudio previo del terreno para evitar ser emboscados por delincuentes, arribaron al lugar para proceder a desactivar el presunto carro bomba.

Luego de ejecutar el protocolo de seguridad, con la ayuda de un dron y un robot militar, expertos antiexplosivos del grupo Marte, junto con unidades policiales de Norte de Santander, hicieron la verificación del automotor.

“El vehículo que se había puesto en la vía, fue descartado completamente que fuera un carro bomba, no tenía explosivos, tenía era un señuelo en la parte de adentro, que era una caja que contenía piedras y paja que no revestía ningún peligro”, indicó el coronel Iván Darío Muñoz comandante del Batallón Santander de Ocaña.

Así como el cilindro bomba desactivado en el puente de Puerto León en la zona rural de Cúcuta, el artefacto era un señuelo para que miembros de las Fuerzas Armadas se acercaran al sitio, y por medio de francotiradores, ubicados en sitios estratégicos, fueran atacados.

Sin embargo, luego del estudio de inteligencia que se expandió por la zona, no hubo ningún inconveniente al ejecutar el operativo para desactivar el artefacto.

El coronel afirmó que al terminar la operación el flujo vehicular se restauró con normalidad, desbloqueando a gran parte de la población que usa esas vías.

Este artículo es de nuestro periódico impreso.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! Lo invitamos a seguir leyendo aquí

 https://digital.enuevodia.com.co/library

También lo puede adquirir en físico.

COLPRENSA, BOGOTÁ

Comentarios