El empresario que mató a seis jóvenes podría quedar en libertad

Crédito: Archivo / EL NUEVO DÍA
Enrique Vives, el hombre que atropelló a siete personas en el sector de Gaira, saldría favorecido en el proceso judicial por una falla de las autoridades.
PUBLICIDAD

El caso del empresario samario podría tomar un rumbo inesperado, debido a un fallo en la diligencia posterior al accidente registrado en septiembre de 2021. Al parecer, hay inconsistencias en la prueba de alcoholemia que se le practicó, por lo que su defensa hará lo posible por librarlo de una condena, reveló Semana.

Un informe citado por dicho medio de comunicación señala que la Policía de Tránsito le hizo una prueba de alcoholimetría a Enrique Vives, la cual determinó que se encontraba en grado tres de embriaguez. Por lo tanto, todo indicaba que iría varios años a prisión.

Sin embargo, el proceso fue dilatado por su defensa, como con la recordada foto en la que posó lleno de cables y hasta con una Biblia a su lado para eludir a la justicia, a pesar de que existía una orden directa de la jueza que lleva el caso de no permitir que se diera este traslado.

Luego, un informe citado por Noticias RCN dejó en evidencia que gracias a un preacuerdo, Vives aceptaría los cargos por homicidio culposo y así pasaría de una condena de hasta 37 años en prisión a una de 8 en casa por cárcel.

Enrique Vives podría quedar en libertad

Ahora, se conoció que según la defensa del empresario, no se le practicó una prueba de alcoholemia en Medicina Legal, o por lo menos no durante los actos urgentes, ya que para esos días se internó en la clínica de cirugías estéticas. 

Según Semana, la Policía de Tránsito se conformó con los resultados del alcoholímetro que llevaban los uniformados, los cuales, pese a ser positivos, son debatibles en un proceso penal por las dudas sobre su confiabilidad.

La prueba de alcoholemia en Medicina Legal sí se ordenó, pero 11 días después del accidente, cuando la Fiscalía se percató del descuido en el proceso. Pero ese espacio de tiempo deja considerables dudas y sería el principal argumento de la defensa de Vives.

El aparente mal procedimiento sería utilizado por los abogados del empresario para tumbar la condición de embriaguez. Es decir, desaparecería el agravante y tendría efecto en la condena de Vives.

Pulzo / Redacción Web

Comentarios