Esto opinó un arzobispo sobre un congreso de industria porno en Barranquilla

Crédito: pixabay
LALEXPO es una convención colombiana que reúne cientos de personas representativas del sector en línea y/o del entretenimiento para adultos.
PUBLICIDAD

El arzobispo de Barranquilla, Monseñor Pablo Emilio Salas Anteliz, se pronunció en un video sobre la realización en la ciudad del Congreso LaLexpo, que se estará llevando a cabo entre el 12 y 15 de junio en el Centro de Eventos Puerta de Oro

“En estos días he recibido los mensajes de preocupación de muchísimas familias, de personas, jóvenes, docentes, profesionales, organizaciones de mujeres, también empresarios expresando su rechazo a la realización en la ciudad de Barranquilla del Congreso de la Industria Porno que fue valientemente rechazo en Cartagena, pero admitido en nuestra querida ciudad”, leyó Monseñor Pablo Emilia Salas.

Seguidamente anotó: “debo manifestarles a todos los arquidiocesanos que también yo como arzobispo me uno a sus voces de rechazo. No puede ser posible que cuando se trate de dinero todo valga, todo sea admisible, como si el dinero fuese el valor más importante en una sociedad y la mayor preocupación de sus gobernantes”.

“Resulta ingenuo desconocer el lado oscuro que tiene en consumo de sexo en línea o en la red, que promueve la mal llamada industria del porno. Como también resulta ingenuo desconocer los graves problemas que en esta materia estamos viviendo en términos de violencia sexual y de toda forma de agresiones en nuestros niños, niñas, adolescentes y jóvenes”, insistió.

Dijo que “asimismo, debemos reconocer que con tristeza y vergüenza que la plaga de la pornografía se tomó las redes, los hogares, las escuelas, los colegios, la mente y el corazón de nuestros hijos, generando profundos trastornos en incidiendo negativamente en la salud física, mental y espiritual de estos sectores poblacionales altamente vulnerables como son los niños, adolescentes y jóvenes; y que como sociedad estamos obligados a proteger y defender”.

“A este propósito resulta muy cierta las palabras del Papa Francisco: La difusión de una pornografía cada vez más extrema y otros usos impropios de la red, no sólo causan trastornos, adiciones y daños graves, incluso, entre los adultos, sino que afecta también a la representación simbólica del amor y a las relaciones entre los sexos”, sostuvo.

Manifestó que “sería un grave engaño pensar, además, que una sociedad en la que el consumo anómalo del sexo en la red se extiende entre los adultos será capaz de proteger eficazmente a los menores”.

“Hago un llamado, por tanto, con todo respeto a la administración municipal y a los gremios económicos de la ciudad para que miren un poco más allá de los beneficios o de los resultados económicos y contribuyan en la suma de los esfuerzos para ofrecerle a nuestra sociedad, y especialmente a las familias, niños, adolescentes y jóvenes propuestas que contribuyan a fortalecer la dignidad, el amor propio y el respeto por toda persona. Como Arquidiócesis estamos empeñados en esta dirección”, insistió.

Terminó diciendo que “como Iglesia Católica abriremos un espacio participativo y ecuménico para que varias voces calificadas, desde sus realidades, especialidades expresen sus puntos de vista sobre las implicaciones del evento que se quiere programar en la ciudad. Este encuentro lo realizaremos el 2 de junio a las 10:00 de la mañana en la Curia Arquidiocesana con transmisión por nuestras redes sociales”.

Vanguardia

Comentarios