Los reparos de Petro a recuperación de San Andrés

Colprensa / EL NUEVO DÍA
Crédito: Colprensa / EL NUEVO DÍAEl presidente de la República, Gustavo Petro, demostró desconcierto en materia de vivienda en medio del recorrido que realizó en el Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.
El actual jefe de Estado criticó el costo de las viviendas reconstruidas y adelantó que la intervención en la isla fue una imposición.
PUBLICIDAD

Como balance de su recorrido por el Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, el presidente de la República, Gustavo Petro Urrego, demostró desconcierto por las viviendas que encontró construidas y arregladas en comparación al valor que tuvieron en su reestructuración.

“El valor promedio de cada solución de vivienda que se ha entregado a la comunidad, un poco más de 1.000, entre nuevas, reposiciones, desde el punto de vista de ese número alcanza el porcentaje alto digamos de reposesión de vivienda en la isla, pero el costo promedio de esas viviendas es de $600 millones. Son edificaciones de aproximadamente 70 metros cuadrados en promedio, eso da casi $10 millones por metro cuadrado ¿Por qué un valor tan sorprendente?”, explicó el presidente.

El mandatario aseguró que es sorpresivo que una vivienda de unos materiales como los que evidenció tengan un valor tan alto, aseguró que la respuesta que le dieron sobre el valor del alto costo se debe al traslado de los materiales desde Cartagena hasta el Archipiélago, traslado que también fue apoyado por la Armada Nacional.

“Ese valor sorprendentemente alto explica lo que ha pasado, realmente ni se tuvo en cuenta a la comunidad raizal ni su cultura arquitectónica. Se llevó cemento de Colombia, acero de allí y empresas bogotanas a construir sobre una cultura completamente diferente. La reconstrucción fue básicamente una imposición”, afirmó Petro.

El presidente aseguró que el haber fabricado este tipo de viviendas trae consecuencias: “La isla tiene una profunda zozobra económica y un problema de inseguridad alimentaria profunda, en la isla hay hambre. La reconstrucción no tenía que ser mirada solamente en el concreto y los contratistas, sino desde el punto de vista humano de la cultura de la sociedad raizal”.

Petro explicó que si las viviendas se hubieran construido con el acompañamiento y mano de obra de la misma comunidad de la isla, el valor hubiera salido tres veces más económico de lo que costó, que según el presidente, fue de un valor de $1,2 billones.

 

Minsalud proyecta servicios 

Durante la visita del gobierno de Gustavo Petro a San Andrés para supervisar las obras de reconstrucción tras casi dos años del paso del huracán Iota, la ministra de Salud, Carolina Corcho, denunció que la construcción del hospital de esa población está retrasado y, sin embargo, dijo que a futuro la red hospitalaria de las islas podrían ofertar servicios a Centroamérica.

“Tendremos que revisar con el equipo directivo del hospital el nivel de especialización que se requiere porque se necesitan otros niveles de complejidad, para llegar a tercer nivel y buscar un nivel de especialización que le permita llegar a prestar servicios a Centroamérica o llegar, incluso, a proyectarse a las Antillas”, señaló la ministra Corcho.

Las declaraciones de la líder de la cartera de Salud ocurrieron en medio del anuncio de su plan de cobertura para la región insular mientras se adelanta la construcción del hospital de Providencia, destruido en noviembre del 2020 por el paso de Iota.

Que los servicios médicos prestados en San Andrés sean proyectados para los pobladores de Centroamérica y las Antillas es una idea que parece lejana, pues Providencia no tiene hospital y la atención se presta en un centro de campaña que está en una zona de riesgo, según afirmó la misma Corcho.

“Fue sorpresivo que dentro de las prioridades de reconstrucción no estuvo el hospital. De hecho, en estos momentos en Providencia hay un hospital de campaña que está ubicado en zona vulnerable: en caso de tragedia el centro médico sería el más afectado. Este debe estar en una zona de resguardo para preservar la vida”, puntualizó Corcho.

 

La respuesta de Duque

El expresidente Iván Duque, quien había prometido guardar silencio, se anticipó a la críticas y, antes de que Gustavo Petro aterrizara en Providencia, publicó videos en los que calificaba como exitosa la reconstrucción de ese municipio tras el paso de Iota.

“Enfrentamos el primer huracán categoría 5 que golpeó nuestro país destruyendo por completo Providencia y Santa Catalina. Hoy, hay una nueva Providencia gracias a la reconstrucción adelantada”, indicó el exmandatario.

Otro exfuncionario que hizo uso de la réplica fue Víctor Muñoz, exdirector del Departamento Administrativo de la Presidencia, respondió a las críticas sobre el costo de las viviendas y aseguró que las casas construidas “son resistentes a huracanes”.

“En Providencia se reconstruyeron 737 casas con valor promedio de costo de 393 millones pesos y áreas entre 45 a 180 m2”, señaló Muñoz y agregó que se reconstruyeron 330 casas tipo refugio cuyo valor promedio fue de 695 millones de pesos “resistentes a huracanes...”.

 

Dato

En medio de un encuentro con la comunidad del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, el presidente Gustavo Petro, propuso nombrar embajadores y cónsules de la comunidad raizal para así fortalecer la relación con el Caribe y la imagen de Colombia ante las Antillas.

 

RESUMEN AGENCIAS

Comentarios